01 - Q

INFORMACIÓN
ESTADÍSTICAS
RÉCORDS
Título del test:
01 - Q

Descripción:
01 - Q.

Autor:
trolz
(Otros tests del mismo autor)

Fecha de Creación:
04/06/2019

Categoría:
Animación
Sigue en facebook las noticias y los mejores tests de daypo apretando en 'Me gusta'
Últimos Comentarios
No hay ningún comentario sobre este test.
Temario:
En el procedimiento de concesión de cualquier tipo de permiso de salida: Cuando el acuerdo de la Junta de Tratamiento es denegatorio, éste debe ser siempre comunicado a la autoridad competente para su autorización. Se puede utilizar un procedimiento directo de concesión por parte del Director del Establecimiento, previa consulta al Centro Directivo. Para los internos preventivos, será necesaria la autorización expresa de Autoridad Judicial a cuya disposición se encuentren. La decisión denegatoria de concesión de permisos de salida por parte de la Junta de Tratamiento no necesita ser comunicada de forma motivada a los internos afectados. bastando con remitir dicha motivación a la autoridad competente para su concesión.
De las siguientes salidas que puede disfrutar un interno, señale de cuál no es competente, para autorizarla, el Juez de Vigilancia: Permiso extraordinario de 10 horas de duración de un interno clasificado en primer grado. Permiso extraordinario de 3 días de duración en un Hospital extrapenitenciario, de un interno clasificado en segundo grado. Una salida programada de cuatro días de duración de un interno clasificado en segundo grado. Una salida programada de un día de un interno clasificado en segundo grado.
Cuando se trate de internos clasificados en primer grado: Será necesaria siempre la autorización expresa del Juez de Vigilancia para el disfrute de cualquier clase de permiso de salida. Será necesaria la autorización expresa del Juez de Vigilancia sólo para el disfrute de permisos extraordinarios de salida, u ordinarios, inferiores a dos días de duración. Será necesaria la autorización expresa del Juez de Vigilancia para el disfrute de permisos de salida, entendiendo que éstos sólo podrán ser extraordinarios de los regulados en el artículo 155.1 del RP. Estos sólo podrán disfrutar de permisos de salida de los regulados en el artículo 155 del RP, correspondiendo su autorización exclusivamente al Juez de Vigilancia.
La concesión de un permiso ordinario de salida de un interno que se encuentra penado, debe ser autorizado, siempre: Que tenga una duración de hasta dos días, por el Centro Directivo. Por el Juez de Vigilancia, si el interno se encuentra clasificado en primer grado. Por el Juez de Vigilancia, si el permiso tiene una duración superior a dos días. Que tenga una duración superior a dos días, por el Centro Directivo.
La autorización de los permisos de salida corresponde: Al Juez de Vigilancia o al Centro Directivo según el interno se encuentre clasificado en tercer o segundo grado, respectivamente. Al Juez de Vigilancia, en algunos casos. Al Centro Directivo, si la duración del permiso es inferior a tres días. A la Autoridad Judicial que corresponda según el caso (Juez de Vigilancia o Audiencia Provincial).
¿Quién autoriza un permiso extraordinario de 6 horas de duración a un interno clasificado en primer grado de tratamiento?: El Juez de Vigilancia Penitenciaria. El Centro Directivo. El Director del centro en caso de urgencia comprobada. No se puede autorizar.
Un permiso extraordinario a un interno clasificado en primer grado, por fallecimiento de un familiar: Debe autorizarlo el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Debe autorizarlo el Centro Directivo si es inferior a dos días de duración. En caso de urgencia lo debe autorizar el Director del Establecimiento. Los internos clasificados en primer grado no pueden disfrutar permisos extraordinarios.
Para la concesión de permisos extraordinarios de salida de internos clasificados en primer grado será necesaria: La autorización expresa del Juez de Vigilancia Penitenciaria. La autorización expresa del Centro Directivo. La autorización expresa del sentenciador. La autorización del Director, previa consulta al Centro Directivo.
Según el artículo 155 del RP, a un penado clasificado en segundo grado se le puede conceder 1 permiso extraordinario de hasta dos días de duración cuando deba ingresar en un hospital extrapenitenciarios. Si tuviera que permanecer ingresado más de dos días, la prolongación del permiso debe ser autorizada por el: Director del Centro Penitenciario. Centro Directivo. Subdirector Médico. Juez de Vigilancia Penitenciaria.
La concesión de un permiso extraordinario de salida a un interno clasificado en primer grado: Tendrá una duración máxima de cuarenta y ocho horas y será autorizado por la Junta de Tratamiento, aunque en casos de urgencia podrá ser autorizado por el Director, sin perjuicio de comunicar a la Junta de Tratamiento la autorización concedida. Se podrá conceder, previo informe médico, un permiso de hasta doce horas de duración para consultar ambulatoria extra penitenciaria, siempre que se cuente con la autorización expresa del Juez de Vigilancia Penitenciaria. En casos de urgencia, podrá ser autorizado por el Director del Centro Penitenciario, aunque se necesitará la autorización expresa del Juez de Vigilancia Penitenciaria. En ningún caso se autorizarán permisos de salida, ni ordinarios ni extraordinarios a un interno clasificado en primer grado, en base al artículo 10 de la Ley Orgánica General Penitenciaria y 155 del Reglamento Penitenciario.
El permiso a un interno clasificado en primer grado, al que se le conceden tres horas, acompañado por la Fuerza Pública para visitar a un familiar en estado grave, deberá ser autorizado: Por la Junta de Tratamiento. Por el Centro Directivo. Por el Director. ya que se trata de una salida y no de un permiso. Por el Juez de Vigilancia.
La prolongación de un permiso extraordinario para ingreso en un Hospital extrapenitenciario, en caso de que el interno tuviera que permanecer ingresado más tiempo que el establecido con carácter general para la duración de dicho permiso, deberá ser autorizada: Por el Juez de Vigilancia, exclusivamente. Por el Centro Directivo, exclusivamente. Por el Juez de Vigilancia o por el Centro Directivo, según los casos. Por la Autoridad Judicial de quien dependa el interno, si se trata de un preventivo.
Los permisos extraordinarios para los internos que deban ingresar en un Hospital extrapenitenciario: Tendrán una duración, por norma general, de hasta dos días. Necesitarán de autorización del Juez de Vigilancia cuando el ingreso se prolongara por espacio de más de dos días, si el interno estuviera clasificado en segundo grado de tratamiento. Necesitarán de autorización del Centro Directivo cuando el ingreso se prolongara por espacio de más de dos días, si el interno estuviera clasificado en tercer grado de tratamiento. Todas las respuestas son correctas.
¿Quién autoriza un permiso extraordinario de 6 horas de duración a un interno clasificado en primer grado de tratamiento?: El Juez de Vigilancia Penitenciaria. El Centro Directivo. El Director del Centro en caso de urgencia comprobada. No se puede autorizar.
La concesión de un permiso extraordinario de salida a un interno clasificado en primer grado: Tendrá una duración máxima de 48 horas y será autorizado por la Junta de Tratamiento, aunque en casos de urgencia podrá ser autorizado por el Director, sin perjuicio de comunicar a la Junta de Tratamiento la autorización concedida. Se podrá conceder, previo informe médico, un permiso de hasta 12 horas de duración para consulta ambulatoria extrapenitenciaria, siempre que se cuente con autorización expresa del Juez de Vigilancia Penitenciaria. En casos de urgencia podrá ser autorizado por el Director del Centro Penitenciario, aunque se necesitará la autorización expresa del Juez de Vigilancia Penitenciaria. En ningún caso se autorizarán permisos de salida, ni ordinarios ni extraordinarios, a un interno clasificado en primer grado en base al artículo 10 de la Ley Orgánica General Penitenciaria y 155 del Reglamento Penitenciario.
Como establece el artículo 155.4 del Reglamento Penitenciario, la prolongación por el tiempo necesario de un permiso extraordinario de salida por ingreso en un hospital extrapenitenciario de un interno clasificado en tercer grado de tratamiento, deberá ser autorizado por: La Junta de Tratamiento. El Director del Centro Penitenciario. El Centro Directivo. El Juez de Vigilancia Penitenciaria.
En el procedimiento de concesión de permisos de salida, señale aquel trámite preceptivo que antecede a todos los demás: Concesión de Ja Junta de Tratamiento. Elevación del acuerdo de concesión de la Junta de Tratamiento a la Autoridad administrativa o judicial, según corresponda. Informe preceptivo del Equipo Técnico. Acuerdo de la Junta de Tratamiento concediendo o denegando el permiso.
Según lo establecido en el artículo 156 del Reglamento Penitenciario, ¿qué órgano establece las condiciones y controles que deben observar, en su caso, los internos durante el disfrute de un permiso de salida?: El Equipo Técnico. La Junta de Tratamiento. El Consejo de Dirección. El Juzgado de Vigilancia o Autoridad Judicial de la que dependa.
¿Qué requisito, de los expuestos a continuación, es necesario para la concesión de un permiso de salida ordinario de hasta siete días de duración, en virtud de lo establecido en el artículo 154 del Real Decreto 190/1996, de 9 de febrero?: Informe preceptivo de la Autoridad judicial de la que dependa el interno. Informe preceptivo de la Junta de Tratamiento. Informe preceptivo del Director del Establecimiento Penitenciario. Informe preceptivo del Equipo Técnico.
Según el artículo 157 del Reglamento Penitenciario, cuando antes de iniciarse el disfrute de un permiso ordinario, se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron su concesión: La Dirección podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso. La Dirección pondrá los hechos en conocimiento de la Junta de Tratamiento, quien podrá acordar su suspensión. La Junta de Tratamiento dejará sin efecto el permiso concedido. La Junta de Tratamiento podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso.
La suspensión provisional de un permiso ordinario de salida de cuatro días de duración, concedido a un interno clasificado en tercer grado de tratamiento, corresponde: Al Director, poniéndolo en conocimiento del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria para que resuelva lo que proceda. Al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria. Al Tribunal Sentenciador. Al Director, poniéndolo en conocimiento del Centro Directivo para que resuelva lo que proceda.
Cuando, antes del disfrute de un permiso de salida ordinario o extraordinario de un interno, se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron su concesión, podrá: Suspenderse motivadamente de forma provisional por el Director, poniéndose en conocimiento de la Autoridad administrativa o judicial competente para que resuelva lo que proceda. Suspenderse motivadamente de forma provisional por la Junta de Tratamiento, poniéndose en conocimiento de la Autoridad administrativa o judicial competente para que resuelva lo que proceda. Revocarse motivadamente por el Director, informando de las medidas adoptadas al Juez de Vigilancia Penitenciaria. Revocarse motivadamente por la Junta de Tratamiento, informando de las medidas adoptadas al Juez de Vigilancia Penitenciaria.
Cuando antes de iniciarse el disfrute de un permiso ordinario o extraordinario, se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron su concesión: La Dirección del Centro suspenderá motivadamente con carácter provisional el permiso, poniéndose en conocimiento de la Autoridad administrativa o judicial competente la suspensión para que resuelva lo que proceda. El Centro Directivo suspenderá provisionalmente el permiso, poniéndose tal decisión en conocimiento de la Autoridad competente para que resuelva lo que proceda. La Dirección del Centro podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso, poniéndose en conocimiento de la Autoridad administrativa o judicial competente la suspensión para que resuelva lo que proceda. La Junta de Tratamiento podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso, poniéndose en conocimiento del Director del Establecimiento la suspensión para que resuelva lo que proceda.
Cuando antes de iniciarse el disfrute de un permiso ordinario de salida, se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron su concesión, la Dirección del Centro: Suspenderá motivadamente con carácter provisional el permiso, poniéndose en conocimiento de Ja autoridad competente, judicial o administrativa, la suspensión para que resuelva lo que proceda. Revocara motivadamente el permiso concedido, notificándolo a la autoridad administrativa o judicial competente. Podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso. poniéndose en conocimiento de la autoridad administrativa o judicial competente la suspensión para que resuelva lo que proceda. Podrá revocar motivadamente el permiso concedido, poniéndose en conocimiento de la autoridad administrativa o judicial competente la suspensión para que resuelva lo que proceda.
Cuando antes de iniciarse el disfrute de un permiso ordinario o extraordinario, se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron su concesión: La Junta de Tratamiento podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso. El Consejo de Dirección podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso. El Director del Establecimiento podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso. No se podrá suspender el permiso sin pronunciarse antes al respecto la Autoridad que autorizó el mismo.
Cuando el disfrute de un permiso ya autorizado sea suspendido provisionalmente por el órgano competente: Se deberá poner el hecho en conocimiento del Juez de Vigilancia, para que resuelva lo que proceda. Se deberá poner el hecho en conocimiento de la autoridad administrativa o judicial competente, para que resuelva lo que proceda. Se deberá poner el hecho en conocimiento de la autoridad judicial competente para que resuelva lo que proceda. Ninguna respuesta es correcta.
Cuando antes de iniciarse el disfrute de un permiso extraordinario concedido a un interno clasificado en tercer grado, se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que determinaron su concesión: El Director podrá suspender provisionalmente el permiso, poniéndolo en conocimiento del Juez de Vigilancia. La Junta de Tratamiento podrá suspender el permiso, en sesión extraordinaria, poniéndolo en conocimiento del Juez de Vigilancia. Se disfrutará el permiso, sin perjuicio de ponerlo inmediatamente en conocimiento del Centro Directivo. Se podrá suspender de forma motivada y con carácter provisional el permiso, poniéndolo en conocimiento del Centro Directivo.
La suspensión provisional de los permisos ordinarios cuando se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron su concesión la lleva a cabo: La Dirección. El Equipo Técnico. La Junta de Tratamiento. El Juez de Vigilancia.
Cuando antes de iniciarse el disfrute de un permiso ordinario o extraordinario, se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron la concesión: La Dirección revocará motivadamente el permiso poniéndolo en conocimiento de la Autoridad administrativa o judicial competente. La Junta de Tratamiento podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso, poniéndolo en conocimiento de la Autoridad administrativa o judicial competente. El equipo técnico propondrá a la Junta de Tratamiento la suspensión del permiso, motivada y provisionalmente, poniéndolo en conocimiento de la Autoridad administrativa y judicial. La Dirección podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso, poniéndolo en conocimiento de la Autoridad administrativa o judicial competente.
Según el artículo 157 del Reglamento Penitenciario, cuando antes de iniciarse el disfrute de un permiso ordinario, se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron su concesión: La Dirección podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso. La Dirección pondrá los hechos en conocimiento de la Junta de Tratamiento, quién podrá acordar su suspensión. La Junta de Tratamiento dejará sin efecto el permiso concedido. La Junta de Tratamiento podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso.
Cuando antes del disfrute de un permiso de salida ordinario o extraordinario de un interno, se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron su concesión, podrá: Suspenderse motivadamente de forma provisional por el Director, poniéndose en conocimiento de la autoridad administrativa o judicial competente para que resuelva lo que proceda. Suspenderse motivadamente de forma provisional por la Junta de Tratamiento, poniéndose en conocimiento de la autoridad administrativa o judicial competente para que resuelva lo que proceda. Revocarse motivadamente por el Director, informando de las medidas adoptadas al Juez de Vigilancia Penitenciaria. Revocarse motivadamente por la Junta de Tratamiento. informando de las medidas adoptadas al Juez de Vigilancia Penitenciaria.
Cuando antes de iniciarse el disfrute de un permiso ordinario o extraordinario, se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron su concesión: La Dirección del Centro suspenderá motivadamente con carácter provisional el permiso, poniéndose en conocimiento de la Autoridad administrativa o judicial competente la suspensión para que resuelva lo que proceda. Centro Directivo suspenderá provisionalmente el permiso. poniéndose tal decisión en conocimiento de la Autoridad competente para que resuelva lo que proceda. La Dirección del Centro podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso, poniéndose en conocimiento de la Autoridad administrativa o judicial competente la suspensión para que resuelva lo que proceda. La Junta de Tratamiento podrá suspender motivadamente con carácter provisional el permiso, poniéndose en conocimiento del Director del Establecimiento la suspensión para que resuelva lo que procede.
¿A qué órgano corresponde la competencia de comprobar la concurrencia de los requisitos objetivos exigidos para el disfrute de un permiso ordinario de salida y valorar las circunstancias peculiares determinantes de su finalidad?: A la Junta de Tratamiento. Al Jurista. Al Equipo Técnico. A la Oficina de Gestión penitenciaria.
¿A qué órgano corresponde la competencia de comprobar la concurrencia de los requisitos objetivos exigidos para el disfrute de un permiso extraordinario de salida y valorar las circunstancias peculiares determinantes de su finalidad?: A la Junta de Tratamiento. Al Jurista. A la Oficina de Gestión penitenciaria. Al Equipo Técnico.
En relación a los permisos ordinarios de salida la Junta de Tratamiento: Acuerda concesión o denegación. Autoriza o desautoriza. Propone concesión o denegación. Informa favorable o desfavorablemente.
En relación a los permisos ordinarios de salida indique la función que corresponde al Equipo Técnico: Su aprobación. Establecer en su informe las condiciones y controles que se deban observar. Emitir orden de salida. Constatar la veracidad de los motivos familiares alegados por el interno.
¿A quién corresponde la concesión de permisos ordinarios de salida?: El Juez de Vigilancia Penitenciaria. El Centro Directivo. La Junta de Tratamiento. El Equipo Técnico.
Según el artículo 160 de RP, en la solicitud de permiso de salida ordinarios o extraordinarios que formule el interno, se comprueba la concurrencia de los requisitos objetivos exigidos para el disfrute del permiso por: El Equipo Técnico. La Junta de Tratamiento. El Juez de Vigilancia Penitenciaria. El Centro Directivo.
La solicitud de permisos de salida ordinarios o extraordinarios que formule el interno: Será informada por el Equipo Técnico. Será informada por el Educador responsable del grupo a que pertenezca el interno. Será informada por la Junta de Tratamiento. Será informada por los Servicios Sociales Penitenciarios, el Educador y el Jurista.
Las condiciones y controles que se deban observar por los Internos, en su caso, durante el disfrute de los permisos de salida, las establecerá: El Equipo Técnico. El Director. La Junta de Tratamiento. La Autoridad judicial o administrativa que acuerde su concesión.
¿Cuál de las siguientes actuaciones, en relación con la solicitud de un permiso de salida, corresponde al Equipo Técnico?: Comprobar la concurrencia de los requisitos objetivos exigidos para el disfrute del permiso. Valorar las circunstancias peculiares determinantes de su finalidad. Establecer las condiciones y controles que, en su caso, se deban observar durante el disfrute. Todas las anteriores son actuaciones que corresponden al Equipo Técnico.
Conforme el Reglamento penitenciario, el órgano al que le corresponde la competencia de comprobar si un interno tiene cumplida o no la cuarta parte de su condena por tratarse de un requisito objetivo exigido para el disfrute de un permiso ordinario de salida, debe ser: La Comisión Disciplinaria. El Psicólogo. El Equipo Técnico. El Consejo de Dirección.
Según el artículo 165.3 Reglamento Penitenciario el acuerdo de concesión de un permiso de salida a un interno destinado en una Unidad Dependiente corresponde: A la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de que depende dicha Unidad. A la Junta de Tratamiento que se haya constituido expresamente en la Unidad Dependiente. Al equipo multidisciplinar constituido al efecto. Al Centro Directivo, dado que el interno se encuentra clasificado en tercer grado.
¿A quién corresponde autorizar un permiso ordinario de dos días de duración?: Siempre al Director. Al Juez de Vigilancia, en todo caso. Al Centro Directivo si el interno está clasificado en segundo grado. Si el interno está clasificado en tercer grado al Juez de Vigilancia.
¿Quién autoriza los desplazamientos en autogobierne (por sus propios medios y sin vigilancia) de Internos clasificados en 2" o 3° grado que disfrutan de permisos ordinarios de salida?: El Centro Directivo exclusivamente; a propuesta de la Junta de Tratamiento. El Juez de Vigilancia previa propuesta del Centro Directivo. La autoridad judicial si el interno está clasificado en segundo grado y el Centro Directivo si el interno está clasificado en tercer grado. El Centro Directivo, salvo que el interno acuda a una comparecencia ante la autoridad judicial que requerirá, autorización de ésta.
¿A qué órgano corresponde establecer las condiciones y controles que se deban observar, en su caso, durante el disfrute del permiso de salida, en virtud de lo preceptuado en el artículo 156.2 del Real Decreto 190/1996, de 9 de febrero?: Al Consejo de Dirección. Al Equipo Técnico. Al Centro Directivo. A la Junta de Tratamiento.
En virtud de Orden INT/1127/2010, de 19 de abril, que modifica la ORDEN INT/985/2005, de 7 de abril, por la que se delegan determinadas atribuciones y se aprueban las delegaciones efectuadas por otras autoridades, se delega la competencia para autorizar permisos ordinarios y extraordinarios de salida a los penados clasificados en tercer grado, en la siguiente autoridad: Gerentes y Directores de los Centros penitenciarios y Centros de Inserción Social. Equipos Técnicos. Juntas de Tratamiento. Audiencias Provinciales.
Según el artículo 161.4 RP, el Director tiene la facultad para: Denegar o conceder permisos ordinarios de salida en algunos casos. Autorizar permisos de salida en algunos casos. Informar permisos de salida en determinados supuestos. Resolver los recursos interpuestos por los internos contra los acuerdos de denegación de permiso en algunos casos.
Un permiso ordinario de salida puede ser autorizado por distintas autoridades. Éstas serán, en todos los casos, las siguientes: Una autoridad administrativa o autoridad judicial, dependiendo del grado de clasificación del penado. Una autoridad administrativa o autoridad judicial, dependiendo de la fase de cumplimiento de condena del penado. Una autoridad administrativa o el Juez de Vigilancia Penitenciaria. El Centro Directivo.
En virtud de Orden INT/1127/2010, de 19 de abril, que modifica la Orden INT/985/2005, de 7 de abril, por la que se delegan determinadas atribuciones y se aprueban las delegaciones efectuadas por otras autoridades, se delega en los Gerentes y Directores de los Centros penitenciarios y Centros de Inserción Social la/s siguiente/s competencia/s: Autorizar los permisos extraordinarios de salida a los penados clasificados en tercer grado. Autorizar los permisos ordinarios de salida los penados clasificados en tercer grado. Autorizar los permisos extraordinarios de salida a los penados clasificados en segundo grado por nacimiento de hijo o fallecimiento enfermedad grave de padres, hijos, hermanos o cónyuge, con custodia policial sin traslado de Centro penitenciario o sin custodia para internos que disfruten habitualmente permisos ordinarios, siempre que no superen las 24 horas. Todas las respuestas anteriores correctas, porque representan competencias delegadas en los Gerentes y Directores de los Centros penitenciarios y Centros de Inserción Social.
Señale la respuesta incorrecta: Los permisos ordinarios a penados de hasta dos días de duración serán autorizados por el Centro Directivo. Los permisos a penados de hasta dos días de duración serán autorizados por el Centro Directivo. Las salidas programadas serán aprobadas por el Centro Directivo. Los permisos a internos preventivos serán autorizados por la autoridad judicial a cuya disposición se encuentre el interno.
¿Puede autorizar el Director de un centro penitenciario un permiso extraordinario de menos de dos días de duración a un interno clasificado en segundo grado de tratamiento?: No, salvo que el interno esté clasificado eh tercer grado de tratamiento. Sí, en caso de urgencia, previa consulta al Centro Directivo si hubiera lugar a ello. No, únicamente es competente el Centro Directivo. Sí, en caso de urgencia y previa comunicación al Juez de Vigilancia.
Un permiso de salida superior a dos días de duración a un interno preventivo: Se podrá conceder previa aprobación de la autoridad judicial a cuya disposición judicial está. Se podrá aprobar previa aprobación del Juez de Vigilancia Penitenciaria. Se podrá conceder previa autorización del Juez de Vigilancia Penitenciaria dando cuenta a la Autoridad Judicial competente. No se podrá conceder tal permiso a un interno preventivo.
Un interno preventivo con aplicación de las previsiones del artículo 10 de la Ley Orgánica General Penitenciaria: No puede disfrutar permisos de salida, en ningún caso. Puede disfrutar permisos extraordinarios cuando lo autorice de forma expresa el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria. Podrá disfrutar permisos de salida extraordinarios, previa aprobación de la autoridad judicial correspondiente. Podrá disfrutar permisos de salida extraordinarios por motivos urgentes, autorizados por el Director y dando cuenta a la autoridad judicial correspondiente.
Teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 161 del Reglamento Penitenciario, relativo a la concesión de permisos de salida, señale la respuesta incorrecta: Cuando se trate de internos preventivos será necesaria, en todo caso, la autorización expresa de la Autoridad judicial a cuya disposición se encuentre el interno. En los supuestos de urgencia, el permiso extraordinario será autorizado por el Director del Establecimiento, previa consulta, en todo caso, al Centro Directivo, y sin perjuicio de comunicar a la Junta de Tratamiento la autorización concedida. Si la Junta de Tratamiento acuerda conceder el permiso solicitado por el interno, elevará dicho acuerdo, junto con el informe del Equipo Técnico, al Juez de Vigilancia o al Centro Directivo, según se trate de internos clasificados en segundo o tercer grado de tratamiento, respectivamente, para la autorización correspondiente. Los permisos ordinarios a penados. de hasta dos días de duración serán autorizados por el Centro Directivo.
El órgano competente para acordar la concesión de los permisos de salida es: La Junta de Tratamiento, previo informe del Equipo Técnico. El Consejo de Dirección, previo informe de la Junta de Tratamiento. El Juez de Vigilancia o el Centro Directivo, según los casos. El Tribunal sentenciador, si trata de penados clasificados en primer grado.
Los permisos de salida concedidos a penados sin clasificar (sin la concurrencia de causas preventivas), cuya duración no exceda de dos días, deberán ser autorizados por: El Centro Directivo. La autoridad judicial de la cual dependan. El Juez de Vigilancia. Los penados sin clasificar no tienen derecho a disfrutar de ninguna clase de permiso.
Los permisos de salida de los penados clasificados en segundo grado de tratamiento deberán ser autorizados por: El Juez de Vigilancia. El Centro Directivo si éstos no exceden de dos días de duración. La Autoridad Judicial de quien dependan. La Junta de Tratamiento.
En casos de urgencia, por fallecimiento del padre de un interno clasificado en 2° grado, que disfruta habitualmente de permisos ordinarios, ¿quién autorizará el correspondiente permiso extraordinario para acudir al sepelio?: El Juez de Vigilancia. El Centro Directivo. El Director. La Junta de Tratamiento.
En caso de urgencia y por importantes y comprobados motivos, los permisos de salida de los penados clasificados en primer grado de tratamiento cuya duración no exceda de dos días, serán autorizados por: El Juez de Vigilancia. El Centro Directivo. El Director. La Autoridad Judicial de quien dependan.
Por motivos de urgencia, cualquier permiso extraordinario podrá ser concedido: Por el Director del Establecimiento, previa consulta al Centro Directivo si hubiere lugar a ello, y sin perjuicio de comunicar a la Junta de Tratamiento la autorización concedida. Por el Director del Establecimiento, previa consulta al Centro Directivo en cualquier caso, y sin perjuicio de comunicar a la Junta de Tratamiento la autorización concedida. Por el Director del Establecimiento, previa consulta al Centro Directivo en cualquier caso y sin perjuicio de comunicar al Juez de Vigilancia o Autoridad Judicial competente en su caso, la autorización concedida. Ninguna respuesta es correcta.
Cuando se trate de la concesión de permisos extraordinarios a internos preventivos con aplicación del régimen cerrado previsto en el artículo 10 de la LOGP, se requerirá autorización de: La Autoridad Judicial de quien dependan exclusivamente. La Autoridad Judicial de quien dependan y del Juez de Vigilancia. La Autoridad Judicial de quien dependan y del Centro Directivo. Ninguna de las respuestas es correcta.
Respecto de internos no vinculados a organizaciones terroristas ni cuyos delitos se hayan cometido en el seno de organizaciones criminales, ¿en quién figura delegada la competencia para autorizar los permisos ordinarios de salida, no superiores a dos días, de los penados clasificados en segundo grado?: En el titular de la Subdirección General de Penas y Medidas Alternativas. En el titular de la Subdirección General de Tratamiento y Gestión Penitenciaria. En el titular de la Subdirección General de Relaciones Institucionales y Coordinación Territorial. En los Gerentes y Directores de los Centros Penitenciarios y Centros de Inserción Social.
Los permisos de los internos podrán ser autorizados por el Director del Establecimiento: A) En los supuestos de urgencia, previa consulta al Centro Directivo si hubiere lugar a ello, y sin perjuicio de comunicar a la Junta de Tratamiento la autorización concedida. La respuesta a) seria correcta siempre que se trate de permisos ordinarios, y para internos clasificados en segundo y tercer grado. La respuesta a) seria correcta siempre que se trate de permisos extraordinarios, y para internos clasificados en segundo y tercer grado. La respuesta a) seria correcta, siempre que se trate de internos penados, no correspondiendo nunca tal autorización en los supuestos de internos preventivos.
EI órgano competente para autorizar un permiso ordinario de salida de dos días de duración, si el interno está clasificado en segundo grado, ser: La Junta de Tratamiento. El Centro Directivo. El Juez de Vigilancia. El Equipo Técnico.
Un permiso ordinario de salida puede ser autorizado por distintas autoridades. Éstas serán, en todos los casos, las siguientes: Una autoridad administrativa o autoridad judicial, dependiendo del grado de clasificación del penado. Una autoridad administrativa o autoridad judicial, dependiendo de la fase de cumplimiento de condena del penado. Un órgano colegiado penitenciario y una autoridad judicial. El Centro Directivo o un órgano colegiado penitenciario.
¿A quién corresponde la autorización de un permiso extraordinario cuando concurre el motivo de urgencia y el interno está clasificado en primer grado de tratamiento?: Al Juez de Vigilancia. Al Director del Establecimiento. Cuando se trate de permisos de hasta dos días de duración al Director del Establecimiento, previa consulta al Centro Directivo. Al Centro Directivo, en todos los casos, con las medidas de seguridad adecuadas,.
En los supuestos de urgencia los permisos extraordinarios: Podrán tramitarse como ordinarios. Serán autorizados por el Centro Directivo, previa consulta al Juez de Vigilancia. Serán autorizados por el Director, previa consulta al Centro Directivo, si hubiere lugar a ello. Se comunicará al Juez de Vigilancia Penitenciaria la autorización concedida, si hubiere lugar a ello.
¿A quién corresponde la autorización de un permiso extraordinario superior a dos días cuando el interno está clasificado en tercer grado de tratamiento, conforme ORDEN INT/1127/2010, de 19 de abril?: Al Director del Establecimiento penitenciario. Al Centro Directivo. Al Juez de Vigilancia. Al Centro Directivo o al Juez de Vigilancia Penitenciaria, dependiendo la duración y régimen de vida del interno.
¿A quién corresponde la autorización de un permiso ordinario de salida de 72 horas de duración cuando el interno está clasificado en segundo grado de tratamiento?: Al Centro Directivo. Al Juez de Vigilancia. Al Juez de Vigilancia si concurre mala conducta. A la Dirección del Establecimiento.
La autorización de un permiso de salida a un penado sin clasificar, corresponderá a: El Juez de Vigilancia en todo caso. de no mediar causas preventivas. La Autoridad Judicial competente exclusivamente, de mediar causas preventivas. El Centro Directivo si su duración es igual o inferior a dos días, cualquiera que sea la situación procesal penal del interno. Ninguna de las respuestas es correcta, ya que dependería del motivo por el que no estuviera clasificado en la fecha de su concesión y de los días de duración del permiso.
En el caso de internos preventivos el permiso ordinario: Deberá denegarse preceptivamente. Deberá ser aprobado por la Junta de Tratamiento y autorizado por el Juez de Vigilancia. Exige aprobación previa de la Autoridad Judicial correspondiente. Precisa de autorización del Tribunal Sentenciador.
El artículo 161.4 Reglamento Penitenciario prevé un procedimiento de urgencia para conceder permisos extraordinarios, ¿cuál es el elemento característico de este procedimiento?: La Junta de Tratamiento concede y autoriza la salida directamente. El Director autoriza, previa concesión de la Junta de Tratamiento. El Director autoriza directamente. El Equipo Técnico informa después de autorizado el permiso.
Cuando un interno sale de un Centro Penitenciario para disfrutar un permiso de tres días, debemos deducir, inequívocamente, que: El informe del Equipo Técnico fue favorable. La Junta de Tratamiento lo concedió. Fue autorizado su disfrute. El interno no está clasificado en segundo grado.
Los permisos extraordinarios son autorizados por: El Juez de Vigilancia en el caso de internos clasificados en primer grado. El Juez de Vigilancia si se realizan con custodia policial. El Centro Directivo siempre que su duración no sea superior a dos días. La Junta de Tratamiento en supuestos de urgencia inaplazable, siempre que el interno no se encuentre clasificado en primer grado.
Los Internos que se encuentran en situación de prisión preventiva: Nunca podrán disfrutar de permisos. Disfrutarán de permiso en las mismas condiciones que los internos que se encuentren clasificados cumpliendo condena. Los permisos que disfruten siempre serán autorizados por el Juez de Vigilancia. Los permisos que disfruten siempre serán autorizados por la Autoridad Judicial a cuya disposición se encuentren los mismos.
Un permiso de salida ordinario superior a dos días: Será autorizado por el Juez de Vigilancia Penitenciaria y concedido por el Centro Directivo. Será concedido por la Junta de Tratamiento y autorizado por el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Será concedido y autorizado por el Director del establecimiento. Lo concederá el Equipo Técnico y lo autorizará la Junta de Tratamiento.
Un interno clasificado en primer grado solicita un permiso extraordinario de duración inferior a dos días, su autorización corresponderá: Al Director del establecimiento. Al Centro Directivo. A la autoridad judicial de la que dependa. Al Juez de Vigilancia.
Los permisos de salida regulados en la legislación penitenciaria, podrán ser concedidos a internos preventivos: Si, previa aprobación del Juez de Vigilancia Penitenciaria y de la Autoridad Judicial correspondiente. Si, previa aprobación de la Autoridad Judicial correspondiente. Sí, previa autorización del Juez de Vigilancia Penitenciaria. Sí, previa autorización del Juez de Vigilancia Penitenciaria y la autorización de la Junta de Tratamiento.
¿A quién corresponde la concesión de permisos de salida?: El Juez de Vigilancia Penitenciaria. El Centro Directivo. La Junta de Tratamiento. El Equipo Técnico.
Un permiso de salida superior a dos días de duración a un interno preventivo: Se podrá conceder previa aprobación de la autoridad judicial a cuya disposición judicial está. Se podrá aprobar previa aprobación del Juez de Vigilancia. Se podrá conceder previa autorización del Juez de Vigilancia Penitenciaria dando cuenta a la autoridad judicial competente. No se podrá conceder tal permiso a un interno preventivo.
Un permiso extraordinario a un interno clasificado en primer grado, por fallecimiento de un familiar: Debe autorizarlo el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Debe autorizarlo el Centro Directivo si es inferior a dos días de duración. En caso de urgencia lo debe autorizar el Director del Establecimiento. Los internos clasificados en primer grado no pueden disfrutar de permisos extraordinarios.
Un interno preventivo con aplicación de las previsiones del artículo 10 de la Ley Orgánica General Penitenciaria: No puede disfrutar de permisos de salida, en ningún caso. Puede disfrutar permisos extraordinarios cuando lo autorice de forma expresa el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria. Podrá disfrutar permisos de salida extraordinarios, previa aprobación de la autoridad judicial correspondiente. Podrá disfrutar permisos de salida extraordinarios por motivos urgentes, autorizados por el Director y dando cuenta a la autoridad judicial correspondiente.
Teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 161 del Reglamento Penitenciario, relativo a la concesión de permisos de salida, señale la respuesta incorrecta: Cuando se trate de internos preventivos será necesaria, en todo caso, la autorización expresa de la Autoridad judicial a cuya disposición se encuentre el interno. En los supuestos de urgencia, el permiso extraordinario será autorizado por el Director del Establecimiento, previa consulta, en todo caso, al Centro Directivo, y sin perjuicio de comunicar a la Junta de Tratamiento la autorización concedida. Si la Junta de Tratamiento acuerda conceder el permiso solicitado por el interno, elevará dicho acuerdo, junto con el informe del Equipo Técnico, al Juez de Vigilancia o al Centro Directivo, según se trate de internos clasificados en segundo o tercer grado de tratamiento, respectivamente, para la autorización correspondiente. Los permisos ordinarios a penados de hasta dos días de duración serán autorizados por el Centro Directivo.
¿En qué supuestos prevé la legislación penitenciaria que las salidas de los internos para asistir a diligencias judiciales o a juicio oral pueden realizarse sin custodia de la fuerza pública?: Cuando el interno esté clasificado en tercer grado o en segundo grado y disfrute de permisos ordinarios; siempre que, además, se cuente con la previa autorización del Centro Directivo y del Juzgado o Tribunal. Siempre que el interno esté clasificado en tercer grado o en segundo grado, disfrute de permisos ordinarios, debiendo contar únicamente con la autorización del Centro Directivo. Cuando el interno esté clasificado en segundo grado, siendo necesaria la concesión de un permiso extraordinario por parte del Director del Centro Penitenciario, dando cuenta al Centro Directivo. Únicamente en el supuesto de que el interno esté clasificado en tercer grado.
Cuando la Junta de Tratamiento acuerde denegar un permiso ordinario solicitado por el interno, éste puede acudir en queja ante: El Consejo de Dirección. El Centro Directivo. El Juez de Vigilancia Penitenciaria. La Audiencia Provincial.
En cuanto a los permisos ordinarios, el Equipo Técnico: Observa. Informa. Concede. Autoriza.
Si un interno clasificado en segundo grado debe ingresar durante cinco días en un hospital extrapenitenciario, se requerirá la autorización: A) Del Centro Directivo. B) Del Juez de Vigilancia. Del Director. A y B son correctas.
Si el Equipo Técnico acuerda no conceder un permiso a un interno clasificado en segundo grado: No tiene que remitir el acuerdo al Juez de Vigilancia. El interno puede recurrir ante el Juez de Vigilancia. Este supuesto no puede darse. Puede ser porque considera probable el quebrantamiento de condena.
La autorización de un permiso extraordinario por razones de urgencia compete: Al Director. Al Juez de Vigilancia. Al Centro Directivo. Al Director, siempre previa consulta al Centro Directivo.
La concesión de las salidas fin de semana, de duración no superior a 48 horas, a penados clasificados en segundo grado: Es facultad de la Junta de Tratamiento. Es facultad del Centro Directivo, previa conformidad del Juez de Vigilancia. Es facultad del Juez de Vigilancia. No es correcta ninguna respuesta.
Los permisos de salida de más de dos días de los clasificados en segundo grado: Son acordados por la Junta de Tratamiento y autoridades por el JVP. Son propuestos por el Juez de Vigilancia y aprobados por el Centro Directivo. Son propuestos por el Equipo Técnico y concedidos por el Centro Directivo. Son informados por el Equipo Técnico, acordados por la Junta de Tratamiento y aprobados por el Juez de Vigilancia.
Indique qué frase es la más correcta tomando en consideración un interno penado, clasificado en segundo grado, sin la cuarta parte de la condena cumplida: No puede disfrutar de permisos. Puede disfrutar de permiso extraordinario, siempre que sea autorizado por el Juez de Vigilancia. Puede disfrutar de un permiso extraordinario de hasta 48 horas acompañado de la Fuerza Pública, siempre que sea autorizado por el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Puede disfrutar de permiso extraordinario, autorizado por el Centro Directivo si es inferior a dos días de duración.
Un interno clasificado en segundo grado cuya solicitud de permiso es informada desfavorablemente por la Junta de Tratamiento del establecimiento: No puede continuar la tramitación ordinaria y debe esperar al siguiente estudio en la correspondiente sesión de la Junta de Tratamiento. Continúa la tramitación ordinaria, pasando a ser estudiado por la Junta de Tratamiento del establecimiento. Puede acudir en queja ante el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria. Puede recurrir ante el Centro Directivo.
Un interno clasificado en primer grado: Puede salir de permiso ordinario y extraordinario cuando los órganos del establecimiento lo juzguen conveniente. No puede salir de permiso ordinario ni de permiso extraordinario. Puede salir de permiso extraordinario autorizado por el Juez de Vigilancia Penitenciaria en todo caso. Puede salir de permiso extraordinario autorizado por el Centro Directivo.
El órgano competente para acordar la concesión de permisos ordinarios de salida es: El Juez de Vigilancia Penitenciaria. La Junta de Tratamiento. El Equipo Técnico. El Centro Directivo.
Especificar cuál de las siguientes afirmaciones no es correcta en ningún caso: El órgano competente para autorizar permisos de salida cuya duración sea superior a dos días de los Internos clasificados en segundo grado es el Juez de Vigilancia Penitenciaria. El órgano competente para autorizar permisos de salida cuya duración sea inferior a dos días de los Internos clasificados en segundo grado es el Centro Directivo. El órgano competente para autorizar permisos de salida cuya duración sea superior a dos días de los internos clasificados en tercer grado es el Centro Directivo. El órgano competente para autorizar permisos de salida cuya duración sea superior a dos días de los internos clasificados en tercer grado es el Juez de Vigilancia Penitenciaria.
Los permisos penitenciarios: Tienen su origen en el Reglamento de 1981. Los conceden el Juez de Vigilancia o el Centro Directivo. Su concesión nunca corresponde al Equipo Técnico. Los regula el RP en el artículo 244.
¿A quién corresponde conceder un permiso extraordinario superior a dos días?: A la Junta de Tratamiento. Al Juez de Vigilancia, si es un 2° grado. Al Centro Directivo, si es un tercer grado. Al Director o a la Junta de Tratamiento.
No es cierto que el JVP aprueba los permisos ordinarios: A) De los penados sin clasificar. De los Clasificados en segundo grado, superiores a dos días. C) De los terceros grados, si acuden en queja. A y C son verdaderas.
¿A quién corresponde la aprobación de los permisos de los preventivos?: Los extraordinarios inferiores a dos días al Director. Los ordinarios superiores a dos días el Juez de Vigilancia. Los ordinarios y extraordinarios superiores a dos días al Juez del que dependa. En todos los casos, a la Autoridad Judicial de quien dependa.
¿Quién autorizará un permiso extraordinario de tres días de un penado clasificado en tercer grado?: El Director. El Centro directivo, salvo en casos de urgencia. El Juez de Vigilancia. La Autoridad Judicial o Tribunal el que depende.
¿A quién corresponde la aprobación de un permiso extraordinario de un día de un penado clasificado en primer grado?: Al Director. Al Centro Directivo. Al Juez de Vigilancia. A la Autoridad Judicial de quien dependa.
¿Cuál es el procedimiento correcto para la concesión de un permiso ordinario, superior a dos días," a un segundo grado?: Estudia el Consejo de Dirección, el Equipo Técnico propone y autoriza el Juez. Estudia el Equipo Técnico, el Juez de Vigilancia lo autoriza. Estudia el Equipo Técnico y autoriza el Centro Directivo. Estudia el Equipo Técnico, la Junta de Tratamiento concede y autoriza el Juez de Vigilancia.
Si un interno solicitase un permiso como preparación para la vida en libertad del artículo 154.1 del reglamento penitenciario y reuniese los requisitos establecidos en este artículo: Se le concederá siempre que el informe del Equipo Técnico sea favorable. No se le concederá si existe la probabilidad de quebrantamiento de la condena. Será el Juez de Vigilancia Penitenciaria quien conceda el permiso en caso de probabilidad de quebrantamiento de la condena. Ninguna de las anteriores es correcta.
En determinados casos, es competencia del director de un centro penitenciario autorizar permisos ordinarios: A los internos clasificados en tercer grado, por delegación del Centro directivo. No superiores a dos días, a los internos clasificados en segundo o tercer grado, por delegación del Centro directivo. A los internos clasificados en segundo y tercer grado, siempre que el permiso no sea superior a dos días. En ningún caso puede autorizar permisos ordinarios; sólo existe la posibilidad de que autorice permisos extraordinarios no superiores a dos días y por razones de urgencia.
¿Puede el Director del establecimiento penitenciario conceder permisos ordinarios?: No, en ningún caso. Ha de concederlos siempre la Junta de Tratamiento. Sí, siempre que quiera y sin necesidad de autorización ni comunicación de ningún tipo. Sí, pero sólo por causas urgentes y con la aprobación de la autoridad judicial o de la Secretaría General, dando cuenta después a la Junta. Sí, siempre que la Junta se lo autorice.
¿Qué órgano autoriza los permisos de salida de más de dos días de duración para los penados clasificados en segundo grado?: El Juez de Vigilancia Penitenciaria. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. La Junta de Tratamiento. El Ministro de Justicia.
¿Qué órgano autoriza los permisos ordinarios de salida de menos de dos días de duración para los penados clasificados en tercer grado?: El Juez de Vigilancia Penitenciaria. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. La Junta de Tratamiento. El Director, si es por motivos de urgencia, participándoselo a la Junta de Tratamiento.
Los permisos de salida de cinco días de los no clasificados en tercer grado deben ser autorizados: Por el Juez de Vigilancia. Por el Centro Directivo. Por el Director del Centro. Por el Equipo Técnico.
¿Quién concede los permisos ordinarios superiores a dos días a internos clasificados en tercer grado?: La Junta de Tratamiento. El Juez de Vigilancia. El Centro Directivo. El Director del Centro.
¿Qué órgano autoriza los permisos de salida de más de dos días de duración para los penados clasificados en segundo grado?: El Juez de Vigilancia Penitenciaria en todo caso. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. La Junta de Tratamiento. El Director, si el permiso es extraordinario y existen motivos de urgencia.
¿Qué órgano autoriza los permisos de salida de más de dos días de duración para los penados clasificados en tercer grado?: El Juez de Vigilancia Penitenciaria. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en todo caso. La Junta de Tratamiento. El Director, si el permiso es extraordinario y existen motivos de urgencia.
Acordar la concesión de los permisos de salida es competencia de: El Juez de vigilancia. Con carácter general, la Junta de Tratamiento, previos informes del Equipo Técnico. Depende de la clase de permiso de que se trate. Depende de la situación del interno y de la duración del permiso.
¿Quién autoriza los permisos de salida de los penados sin clasificar superiores a dos días?: El Juez de Vigilancia en todo caso. El Centro Directivo. Depende de la clase de permiso. La Autoridad judicial o tribunal de quien dependa el interno.
Al Director compete la autorización de permisos ordinarios de hasta dos días: De los penados clasificados en segundo y tercer grado, permisos ordinarios y extraordinarios. En ningún caso. Permisos ordinarios y extraordinarios de todos los internos penados. Puede autorizar permisos extraordinarios en caso de urgencia, cuya autorización sea competencia de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.
Por motivos urgencia, el Director podrá autorizar aquellos permisos: No superiores a dos días. Ordinarios y Extraordinarios. Podrá conceder los permisos, pero uno autorizarlos. Los permisos extraordinarios.
Las condiciones y controles impuestas a los internos durante el disfrute de los permisos de salida, corresponde establecerlas a: El Director. La Junta de Tratamiento. La concesión de un permiso es con carácter incondicional. El Equipo Técnico.
No es cierto que: En caso de urgencia, el Director podrá autorizar permisos de salida ordinarios inferiores a dos días. Existe compatibilidad entre los permisos ordinarios y extraordinarios. Existe prioridad en la concesión de un permiso ordinario sobre la concesión de un permiso extraordinario, en caso de que ambos puedan concederse. Generalmente, la concesión de todos los permisos corresponde a la Junta de Tratamiento.
A un interno penado clasificado en segundo grado se le concede un permiso extraordinario para ingresar durante cuatro días en un hospital extrapenitenciario. ¿qué respuesta es verdadera?: A) El interno debe disfrutar de permisos ordinarios B) Será autorizado por el Juez de vigilancia No puede darse este supuesto A y B son correctas.
Denunciar test Condiciones de uso
Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.