02 - (UD)

INFORMACIÓN
ESTADÍSTICAS
RÉCORDS
Título del test:
02 - (UD)

Descripción:
02 - (UD)

Autor:
asdassdxcz
(Otros tests del mismo autor)

Fecha de Creación:
02/07/2019

Categoría:
Animación
Sigue en facebook las noticias y los mejores tests de daypo apretando en 'Me gusta'
Últimos Comentarios
No hay ningún comentario sobre este test.
Temario:
A las Unidades Dependientes, podrán ser destinados por el Centro Directivo: A propuesta del Consejo de Dirección, aquellos internos que, previa aceptación expresa de las normas de funcionamiento, se adecuen a los objetivos específicos del programa establecido. A propuesta de la Junta de Tratamiento, aquellos internos clasificados en segundo grado que se adecuen a los objetivos específicos del programa establecido. Previa autorización del Juez de Vigilancia, aquellos internos que, previa aceptación expresa de las normas de funcionamiento, se adecuen a los objetivos específicos del programa establecido. A propuesta de la Junta de Tratamiento, aquellos internos que, previa aceptación expresa de las normas de funcionamiento, se adecuen a los objetivos específicos del programa establecido.
Las Unidades Dependientes consisten en: Unidades arquitectónicamente ubicadas dentro del recinto de los Centros: penitenciarios, preferentemente en viviendas ordinarias del entorno comunitario, sin ningún signo de distinción externa relativo a su dedicación. En instalaciones residenciales independientes. situadas fuera de los recintos penitenciarios orientadas a facilitar el logro de objetivos específicos de tratamiento penitenciario de internos clasificados en tercer grado. En instalaciones residenciales situadas dentro o fuera de los recintos penitenciarios e incorporadas funcionalmente a la Administración Penitenciaria, mediante la colaboración. de las entidades públicas o privadas prevista en el artículo 62 de este Reglamento, para facilitar el logro de objetivos específicos de tratamiento penitenciario de internos clasificados en tercer grado. Unidades arquitectónicamente ubicadas fuera del recinto de los Centros penitenciarios, preferentemente en viviendas ordinarias del entorno comunitario, sin ningún signo de distinción externa relativo a su dedicación.
Los servicios y prestaciones de carácter formativo, laboral y tratamental que reciben los internos en las Unidades Dependientes son gestionados: De forma indirecta por asociaciones u organismos no penitenciarios. No obstante, la Administración Penitenciaria participará preferentemente en tales tareas con personal de ella dependiente, sin perjuicio de las funciones de control y coordinación que le competen. De forma directa y preferente por la Administración Penitenciaria. De forma directa y preferente por asociaciones u organismos no penitenciarios. No obstante, la Administración Penitenciaria puede participar también en tales tareas con personal de ella dependiente, sin perjuicio de las funciones de control y coordinación que le competen. De forma directa y preferente por asociaciones u organismos no penitenciarios. A éstas también competerán todas las funciones de control y coordinación que le competen.
Todas las Unidades Dependientes contarán con dos tipos de normas: De funcionamiento interno y de organización y seguimiento. De coordinación y de organización interna. De organización interna y externa. De seguimiento y coordinación.
La selección de los internos que hayan de ser destinados a una Unidad Dependiente se llevará a cabo por: El Consejo de Dirección, atendiendo a los criterios generales para la clasificación en tercer grado y a los perfiles preferentes existentes en cada una de ellas. La Junta de Tratamiento, atendiendo a los criterios generales para la clasificación en tercer grado y a los perfiles preferentes existentes en cada una de ellas. La Junta de Tratamiento, atendiendo a los criterios generales para la clasificación en segundo o tercer grado y a la trayectoria delictiva de los internos. La Junta de Tratamiento, previo informe del Equipo Técnico, considerando los criterios generales para la clasificación en tercer grado y los perfiles preferentes existentes en cada una de ellas.
Las Unidades Dependientes contarán con unas normas de funcionamiento interno, que recogerán las obligaciones y derechos específicos de los residentes, el horario general, así como las normas de convivencia y comunicaciones internas. Tales normas: Se fijarán por los responsables de la Unidad, y deberán obtener la aprobación del Consejo de Dirección del Centro Penitenciario, previo informe de la Junta de tratamiento. Se fijarán por los responsables de la Unidad, y deberán obtener la autorización del Centro Directivo, previa aprobación de la Junta de Tratamiento. Se prepararán por Ja Junta de Tratamiento del centro penitenciario de forma coordinada con los responsables de la Unidad, y deberán ser aprobadas por el Centro Directivo. Se prepararán por la Junta de Tratamiento del centro 'penitenciario de forma coordinada con los responsables de la Unidad, y deberán ser aprobadas por el Consejo de Dirección.
Del cambio de destino de una interna ingresada en una Unidad Dependiente: Se dará cuenta al Centro Directivo por el Director del Establecimiento. Se dará cuenta al Centro Directivo por la Junta de Tratamiento. Se dará cuenta al Juez de Vigilancia por el Director del Establecimiento. Se dará cuenta al Juez de Vigilancia por la Junta de Tratamiento.
El articulo 166 del RP recoge la creación de las Unidades Dependientes, las cuales se llevarán a cabo mediante: Resolución del Ministerio del Interior. Resolución de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias. Orden Ministerial o resolución autonómica equivalente. Real Decreto del Ministerio del Interior.
¿Quién selecciona a los internos que hayan de ser destinados a una unidad dependiente?: La Junta de Tratamiento. El Centro Directivo. El Consejo de Dirección. La entidad colaboradora, si es pública.
Las normas de funcionamiento interno de una unidad dependiente: Serán aprobadas por el Centro Directivo, a propuesta de la entidad colaboradora correspondiente. Son aprobadas por el Consejo de Dirección, previos informes de la Junta de Tratamiento. Son aprobadas por el centro Directivo, a propuesta de la Junta de Tratamiento. Son aprobadas por la Junta de Tratamiento, previos informes del Equipo Técnico en coordinación con la entidad no penitenciaria.
Las normas de organización y seguimiento de una unidad dependiente: Serán aprobadas por el Centro directivo, a propuesta de la entidad colaboradora correspondiente. Son aprobadas por el Consejo de Dirección, previos informes de la Junta de Tratamiento. Son aprobadas por el centro Directivo, a propuesta de la Junta de Tratamiento en coordinación con la entidad colaboradora. Son aprobadas por la Junta de Tratamiento, previos informes del Equipo Técnico.
Respecto a las Unidades dependientes, el Reglamento penitenciario establece que: Son unidades arquitectónicamente ubicadas preferentemente fuera del recinto de los Centros penitenciarios, en viviendas ordinarias del entorno comunitario, sin ningún signo de distinción externa relativo a su dedicación. Consisten en instalaciones residenciales situadas preferentemente fuera de los recintos penitenciarios e incorporadas funcionalmente a la Administración Penitenciaria, mediante la colaboración de las entidades públicas o privadas, para facilitar el logro de objetivos específicos de tratamiento penitenciario de internos clasificados en tercer grado. Los penados en ellas destinados necesitarán estar, preferentemente, clasificados en el tercer grado de tratamiento, cumpliendo los requisitos establecidos en la legislación general. Podrán ser destinados por el Centro Directivo, a propuesta de la Junta de Tratamiento, aquellos internos que, previa aceptación expresa de las normas de funcionamiento, se adecuen a los objetivos específicos del programa establecido.
Respecto a las Unidades dependientes, el Reglamento penitenciario establece que: Los órganos colegiados y unipersonales de los Centros penitenciarios de los que estas Unidades dependan administrativamente, conservarán las competencias y responsabilidades respecto a los internos en ellas destinados recogidas en la legislación vigente, con el mayor respeto posible a los principios de especificidad y autonomía que le confieren su razón de ser. Los servicios y prestaciones de carácter formativo, laboral y tratamental que en ellas reciben los internos son gestionados de forma directa y preferente por órganos colegiados y unipersonales de los Centros penitenciarios. La selección de los internos que se destinen a estas Unidades se llevará a cabo por la Junta de Tratamiento, previo informe del Equipo Técnico, atendiendo a los criterios generales para la clasificación en tercer grado y a los perfiles preferentes existentes en cada una de ellas. Debe darse cuenta al Juez de Vigilancia Penitenciara del destino de cada interno a estas Unidades, así como de los posibles cambios de destino que se produzcan. Contarán con dos tipos de normas: de funcionamiento interno y de organización y seguimiento. Las primeras deberán ser aprobadas por el Consejo de Dirección del Centro penitenciario, previo informe de la Junta de Tratamiento. Las segundas se prepararán por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario y deberán ser aprobadas por el Centro Directivo, sin que tenga intervención la Institución no penitenciaria.
Cuando hablamos de instalaciones residenciales de régimen abierto que no están ubicadas en los recintos penitenciarios pero incorporadas funcionalmente a la Administración Penitenciaria hablamos de: A) Secciones Abiertas. B) Centros de Inserción social. Unidades Dependientes. Son correctas las respuestas a) y b).
Las normas de funcionamiento interno de las Unidades Dependientes incluyen: Los objetivos de la Unidad, Los perfiles preferentes de los internos, la composición de los órganos mixtos, el régimen ordinario de las reuniones, las pautas concretas de actuación y el servicio que en ellas deben prestar los funcionarios penitenciarios. Las obligaciones y derechos específicos de los residentes, el horario general y las normas de convivencia y comunicaciones internas. Las dos opciones anteriores son falsas o incompletas. La relación de internos destinados en la Unidad, los perfiles preferentes y las normas de comunicaciones internas.
El destino de los internos a Unidades Dependientes, previa aceptación de las normas de funcionamiento por el interno, será acordado: Por el Centro Directivo a propuesta de la Junta de Tratamiento. Por el Director a propuesta de la Junta de Tratamiento. Por la Junta de Tratamiento a propuesta del Equipo Técnico. Por el Consejo de Dirección a propuesta de la Junta de Tratamiento.
¿Qué dos principios confieren su razón de ser a las Unidades Dependientes?: Los de especificidad y autonomía. Los de coordinación e integración. Los de integración y trabajo. Los de confianza y seguridad.
Las unidades dependientes: Dependen funcionalmente de la Administración penitenciaria. Dependen administrativamente de la administración penitenciaria. Son creadas mediante Orden Ministerial o resolución autonómica equivalente. Son correctas todas las respuestas.
El destino de los penados a unidades dependientes es competencia de: El Centro Directivo, a propuesta de la Junta de Tratamiento. La Junta de Tratamiento. previos informes del Equipo Técnico. El Consejo de Dirección, a propuesta de la Junta de Tratamiento. El Consejo de Dirección, previos informes del Equipo Técnico.
El traslado de penados a unidades dependientes está supeditado: A Ja capacidad de los CIS y de las Secciones abiertas. A la existencia de funcionarios idóneos para aplicar el tratamiento. A la autorización del Juez de Vigilancia. A la aceptación expresa de las normas por parte del penado.
Las normas de funcionamiento interno de una unidad dependiente son aprobadas por: El Centro Directivo. La Junta de Tratamiento. El Consejo de Dirección. La Junta de Tratamiento en coordinación con la Institución no penitenciaria.
En una unidad dependiente: No pueden trabajar funcionarios de IIPP. Normalmente sus trabajadores pertenecen a organismos no penitenciarios. El Director será elegido entre el personal trabajador en la Unidad. Es una Unidad de un Centro Polivalente.
Las Unidades Dependientes a las que hace referencia el artículo 165 del Reglamento Penitenciario: Deben ubicarse lo más próximo que resulte posible al Centro Penitenciario del que dependan. Las normas de funcionamiento las aprueba la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario del que dependan. Su funcionamiento es ajeno, administrativa y funcionalmente de cualquier Centro Penitenciario. Administrativamente, dependen siempre de un Centro Penitenciario.
En las Unidades Dependientes, las normas de organización y seguimiento: Recogerán las obligaciones y derechos específicos de los residentes, el horario general, así como las normas de convivencia y comunicaciones internas. Tales normas se fijarán, con la adecuación a las previstas en el apartado siguiente (normas de organización y seguimiento), por los responsables de la Unidad y deberán obtener la aprobación del Consejo de Dirección del Centro penitenciario, previo informe de la Junta de Tratamiento. Se prepararán por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de forma coordinada con la Institución no penitenciaria y deberán ser aprobadas por el Consejo de Dirección. Recogerán solamente las obligaciones y derechos específicos de los residentes y el horario general y deberán obtener la autorización del Consejo de Dirección del Centro penitenciario. Se prepararán por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de forma coordinada con la Institución no penitenciaria y deberán ser aprobadas por el Centro Directivo.
¿Puede un interno clasificado en segundo grado de tratamiento ser destinado a una Unidad Dependiente?: Sí, cumpliendo los requisitos establecidos en la legislación general. Sí, previa y expresa aceptación de la normativa propia de la Unidad. No, porque los penados en ellas destinados tienen que estar clasificados en el tercer grado de tratamiento. No, si está condenado por delitos contra la libertad sexual.
Serán destinados a Unidades Dependientes: Los internos clasificados en tercer grado. Los internos que no sean españoles con independencia de su grado de clasificación. Los internos clasificados en segundo grado que disfruten de permiso. Los internos clasificados en primer grado.
Los internos clasificados en tercer grado de tratamiento podrán ser destinados a las Unidades Dependientes por: El Consejo de Dirección, a propuesta de la Junta de Tratamiento. La Junta de Tratamiento, a propuesta del Equipo Técnico. El Centro Directivo, a propuesta de la Junta de Tratamiento. El Director del Establecimiento, a propuesta del Consejo de Dirección.
Las Unidades Dependientes contarán con unas normas de funcionamiento interno, que recogerán las obligaciones y derechos específicos de los residentes, el horario general, así como las normas de convivencia y comunicaciones internas. Tales normas: Se fijarán por los responsables de la Unidad, y deberán obtener la aprobación del Consejo de Dirección del Centro Penitenciario, previo informe de la Junta de Tratamiento. Se fijarán por los responsables de la Unidad, y deberán obtener la autorización del Centro Directivo, previa aprobación de la Junta de Tratamiento. Se prepararán por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de forma coordinada con los responsables de la Unidad y deberán ser aprobadas por el Centro Directivo. Se prepararán por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de forma coordinada con los responsables de la Unidad, y deberán ser aprobadas por el Consejo de Dirección.
Todas las Unidades Dependientes contarán con unas normas de funcionamiento interno. Tales normas se fijarán: Por la Junta de Tratamiento, de forma coordinada con la Institución no penitenciaria que corresponda, y deberán obtener la aprobación del Centro Directivo. Por el Equipo de Tratamiento, de forma coordinada con la Institución no penitenciaria que corresponda, y deberán obtener la aprobación del Consejo de Dirección del Centro Penitenciario. Por la Junta de Tratamiento, y deberán obtener la aprobación del Centro Directivo. Por los responsables de la Unidad y deberán obtener la aprobación del Consejo de Dirección del Centro Penitenciario, previo informe de la Junta de Tratamiento.
El artículo 166 del RP recoge la creación de las Unidades Dependientes, las cuales se llevarán a cabo mediante: Resolución del Ministerio del Interior. Resolución de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. Orden Ministerial o resolución autonómica equivalente. Real Decreto del Ministerio del Interior.
La creación de nuevas Unidades Dependientes, se llevará a cabo, en su caso, mediante: Orden Circular del Centro Directivo, o resolución autonómica equivalente. Decreto-Ley o resolución autonómica equivalente. Reglamento Ministerial o resolución autonómica equivalente. Orden Ministerial o resolución autonómica equivalente.
Todas las Unidades Dependientes contarán con unas normas de funcionamiento interno, que recogerán las obligaciones y derechos específicos de los residentes, el horario general, así como las normas de convivencia y comunicaciones internas. Tales normas se fijarán: Por los responsables de la Unidad. Por el Consejo de Dirección del Centro Penitenciario. Por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario. Por la Junta de Tratamiento de forma coordinada con la institución no penitenciaria.
La selección de los internos que hayan de ser destinados a una Unidad Dependiente: Se llevará a cabo por el Centro Directivo, a propuesta de la correspondiente Junta de Tratamiento previo informe del Equipo Técnico. Se llevará a cabo por la Junta de Tratamiento correspondiente. Se llevará a cabo por el Consejo de Dirección, previa propuesta de la correspondiente Junta de Tratamiento. Se llevará a cabo por el Equipo Técnico del Centro Penitenciario correspondiente.
Las normas de organización y seguimiento que deben existir en las Unidades Dependientes: Se prepararán por la Junta de Tratamiento de forma coordinada con la Institución no penitenciaria y deberán ser aprobadas por el Centro Directivo. Se prepararán por los responsables de la Unidad y deberán obtener la aprobación del Consejo de Dirección del Centro Penitenciario, previo informe de la Junta de Tratamiento. Se prepararán por la Junta de Tratamiento de forma coordinada con la Institución no penitenciaria y deberán ser aprobadas por el Consejo de Dirección del Centro Penitenciario, previo informe del Equipo Técnico. Se prepararán por los responsables de la Unidad y deberán obtener la aprobación del Centro Directivo, previo informe de la Junta de Tratamiento.
¿Debe darse cuenta al Juez de Vigilancia del destino de un interno a una Unidad Dependiente?: Sí, siempre, por el Director. No, nunca. Sí, por el Director en los supuestos de internos clasificados en segundo grado de tratamiento. Sí, en determinados supuestos excepcionales.
En las Unidades Dependientes, los servicios y prestaciones de carácter formativo, laboral y tratamental serán gestionados de forma directa y preferente por: La Administración Penitenciaria, sin perjuicio de que puedan participar también en tales tareas Organizaciones No Gubernamentales de carácter público o privado. Organizaciones No Gubernamentales de carácter público o privado, sin perjuicio de que pueda participar también en tales tareas el personal penitenciario. La EETPyFE., sin perjuicio de que puedan participar también en tales tareas cuantas asociaciones públicas y privadas se dediquen a la asistencia de los reclusos. Ninguna de las respuestas es correcta, ya que las prestaciones de carácter tratamental correrán siempre a cargo del personal dependiente de la Junta de Tratamiento del Establecimiento correspondiente.
Las Unidades Dependientes: Preferentemente estarán ubicadas fuera del recinto de los Centros Penitenciarios. Preferentemente estarán ubicadas en viviendas ordinarias del entorno comunitario. Por norma general no ostentarán ningún signo de distinción externo relativo a su dedicación. Todas las respuestas son correctas.
Las Unidades Dependientes, son unidades arquitectónicamente ubicadas fuera del recinto de los Centros Penitenciarios que, administrativamente, dependerán siempre de: Un Centro de Inserción Social. Un Centro Penitenciario. Otra Unidad de Régimen Abierto. Un Centro Penitenciario de Régimen Ordinario.
Cualquier modificación que se produzca relativa a cualquiera de los datos correspondientes a Unidades Dependientes, se deberá comunicar por el Director de los Centros Penitenciarios a: La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. Las Organizaciones, Instituciones u Organismos de quien dependan. El Consejo de Dirección del Establecimiento Penitenciario de quien dependa la Unidad. La Junta de Tratamiento del Establecimiento de que dependa la Unidad.
Las normas de funcionamiento interno de las Unidades Dependientes deberán obtener la aprobación de: El Centro Directivo. El Consejo de Dirección del Centro Penitenciario del que dependan, previo informe de la Junta de Tratamiento. La Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario del que dependan. El Juez de Vigilancia Penitenciaria.
Las normas de organización y seguimiento de las Unidades Dependientes, deberán ser aprobadas por: El Centro Directivo. El Consejo de Dirección del Centro del que dependan. La Junta de Tratamiento del Centro del que dependan. El Juez de Vigilancia Penitenciaria.
La Administración Penitenciaria ¿participará con su personal específico en las tareas de carácter formativo, laboral, tratamental que reciban los internos alojados en las unidades dependientes?: Sí, necesariamente. Podrá hacerlo. Siempre deberá participar en dichas actividades con sus propios profesionales. Son los del exterior los que podrán o no hacerlo. La Administración Penitenciaria solamente tendrá funciones de control y coordinación.
La razón de ser de las Unidades Dependientes obedece a los principios de: Independencia y autonomía. Especificidad y autonomía. Especificidad y descentralización. Autonomía y autogestión.
La creación de nuevas Unidades Dependientes se llevará a cabo mediante: Resolución autonómica o Circular del Centro Directivo. según los casos. Orden Ministerial o resolución autonómica equivalente. Real Decreto. Convenio de colaboración.
Para la selección de los internos que hayan de ser destinados a una Unidad Dependiente se atenderá a: Los criterios generales para toda clasificación en tercer grado de tratamiento. Los criterios generales para la clasificación en tercer grado y a los perfiles preferentes que se determinen en cada una de las Unidades Dependientes. Los perfiles preferentes que se establezcan en cada una de las Unidades Dependientes. Los criterios generales para toda clasificación en tercer grado de tratamiento y los que, en cada caso, se establezcan por el Centro Directivo.
En las Unidades Dependientes, las normas sobre obligaciones y derechos específicos, horario general, comunicaciones internas y normas de convivencia, serán: Las generales de la legislación penitenciaria. Las que, en cada caso, se aprueben por la Junta de Tratamiento. Las específicas para la Unidad establecidas por el Centro Directivo. Las específicas para tal Unidad, propuestas por los responsables. previo informe de la Junta de Tratamiento y aprobadas por el Consejo de Dirección del Centro.
En las Unidades Dependientes, los servicios y prestaciones de carácter formativo, laboral y tratamental que reciben los internos: Son gestionados exclusivamente por asociaciones u organismos no penitenciarios. Son gestionados de forma directa y preferente por la Administración Penitenciaria, aunque ello no obsta a que puedan participar también en tales tareas asociaciones u organismos no penitenciarios. Son gestionados de forma directa y preferente por asociaciones u organismos no penitenciarios, aunque ello no obsta a que la Administración Penitenciaria pueda participar también en tales tareas con personal de ella dependiente. Son gestionados exclusivamente por la Administración Penitenciaria.
Las Unidades Dependientes: Son unidades arquitectónicas destinadas a internos clasificados en tercer grado dentro de un Establecimiento Polivalente. Son unidades arquitectónicamente ubicadas fuera del recinto de los Centros Penitenciarios, preferentemente en viviendas penitenciarias. Son unidades arquitectónicamente ubicadas fuera del recinto de los Centros Penitenciarios, preferentemente en viviendas ordinarias del entorno comunitario. Son unidades arquitectónicas dependientes de un Centro Penitenciario pero ubicadas fuera del recinto del mismo, preferentemente en viviendas penitenciarias. .
Cualquier modificación que se produzca o esté prevista relativa a cualquiera de los datos correspondientes a Unidades Dependientes de los Centros Penitenciarios: Deberá ser comunicada puntualmente por el Consejo de Dirección a la Secretaría General de IIPP u organismo autonómico equivalente. Deberá ser comunicada puntualmente por el Director al Consejo de Dirección correspondiente Deberá ser comunicada puntualmente por el Director a la Secretaria General de IIPP u organismo autonómico equivalente. Deberá ser comunicada puntualmente por el Director a la Junta de Tratamiento correspondiente.
La selección de los internos que hayan de ser destinados a una Unidad Dependiente se llevará a cabo: Por el Centro Directivo, a propuesta de la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario. Por el Centro Directivo, previo informe de la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario. Por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario. Por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario, previo informes del Equipo Técnico y de la Institución no penitenciaria responsable.
Todas las Unidades Dependientes contarán con unas normas de funcionamiento interno, que recogerán las obligaciones y derechos específicos de los residentes, el horario general, así como las normas de convivencia y comunicaciones internas. Tales normas se fijarán: Por los responsables de la Unidad. Por el Consejo de Dirección del Centro Penitenciario. Por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario. Por la Junta de Tratamiento de forma coordinada con la Institución no penitenciaria.
Las normas de funcionamiento interno con que contarán las Unidades Dependientes: Deberán obtener la aprobación del Centro Directivo, a propuesta del Consejo de Dirección del Centro Penitenciario. Deberán obtener la aprobación del Consejo de Dirección del Centro Penitenciario, previo informe de la Junta de Tratamiento. Deberán obtener la aprobación del Centro Directivo, a propuesta de la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario. Deberán obtener la aprobación de la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario, previo informe de la Institución penitenciaria.
En las Unidades Dependientes, las normas sobre obligaciones y derechos específicos, horario general, comunicaciones internas y normas de convivencia, serán: Las generales de la legislación penitenciaria. Las que, en cada caso, se aprueben por la Junta de Tratamiento. Las específicas para la Unidad establecidas por el Centro Directivo. Las específicas para tal Unidad, propuestas por los responsables, previo informe de la Junta de Tratamiento y aprobadas por el Consejo de Dirección del Centro.
Las normas de funcionamiento interno de las Unidades Dependientes incluyen: Los objetivos de la Unidad, los perfiles preferentes de los internos, la composición de los órganos mixtos, el régimen ordinario de las reuniones, las pautas concretas de actuación y el servicio que en ellas deben prestar los funcionarios penitenciarios. Las obligaciones y derechos específicos de los residentes, el horario general y las normas de convivencia y comunicaciones internas. Las dos opciones anteriores son falsas o incompletas. La relación de internos destinados en la Unidad, los perfiles preferentes y las normas de comunicaciones internas.
A quién corresponde, preferentemente, la gestión directa de los servicios y prestaciones de carácter formativo, laboral y tratamental de una Unidad Dependiente: Al Consejo de Dirección. A Asociaciones u organismos no penitenciarios. Siempre a la Administración Penitenciaria, quien podrá establecer los convenios oportunos de colaboración o apoyo. Siempre a la Junta de Tratamiento.
Según el artículo 165.3 Reglamento Penitenciario el acuerdo de concesión de un permiso de salida a un interno destinado en una Unidad Dependiente corresponde: A la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de que depende dicha Unidad. A la Junta de Tratamiento que se haya constituido expresamente en la Unidad Dependiente. Al equipo multidisciplinar constituido al efecto. Al Centro Directivo, dado que el interno se encuentra clasificado en tercer grado.
La creación de nuevas Unidades Dependientes se llevará a cabo mediante: Resolución autonómica o Circular del Centro Directivo, según los casos. Orden Ministerial o resolución autonómica equivalente. Real Decreto. Convenio de colaboración.
Para la selección de los internos que hayan de ser destinados a una Unidad Dependiente se atenderá a: Los criterios generales para toda clasificación en tercer grado de tratamiento. Los criterios generales para la clasificación en tercer grado y a los perfiles preferentes que se determinen en cada una de las Unidades Dependientes. Los perfiles preferentes que se establezcan en cada una de las Unidades Dependientes. Los criterios generales para toda clasificación en tercer grado de tratamiento y los que, en cada caso, se establezcan por el Centro Directivo.
El Centro Directivo podrá autorizar, a propuesta de la Junta de Tratamiento, que las internas clasificadas en tercer grado de tratamiento con hijos menores sean destinadas a: Unidades extrapenitenciarias. Centros de Inserción Social. Unidades Dependientes exteriores. Todas las respuestas son correctas.
Denunciar test Condiciones de uso
Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.