04 - pd

INFORMACIÓN
ESTADÍSTICAS
RÉCORDS
Título del test:
04 - pd

Descripción:
04 - PD.

Autor:
troleaxxc
(Otros tests del mismo autor)

Fecha de Creación:
12/03/2019

Categoría:
Arte
Sigue en facebook las noticias y los mejores tests de daypo apretando en 'Me gusta'
Últimos Comentarios
No hay ningún comentario sobre este test.
Temario:
Las decisiones de la Administración Penitenciaria, cuando implican apreciación del comportamiento de los reclusos: Nunca podrán basarse en programas de tratamiento automático de datos de informaciones que ofrezcan una definición del perfil o personalidad del interno. Pueden fundamentarse en programas informáticos de tratamiento de datos o informaciones siempre que no constituya el único procedimiento para definir el perfil o personalidad del interno (deben utilizarse, preceptivamente, otros no automatizados). Podrán fundamentarse exclusivamente en programas de tratamiento automático de datos o informaciones que ofrezcan una definición del perfil o personalidad del interno pero deberá especificarse en la motivación el origen y tratamiento de datos utilizados. Deben basarse, exclusivamente, en la aplicación de pruebas de evaluación de la personalidad de lápiz y papel.
Según el artículo 6.2 RP, la recogida, tratamiento automatizado y cesión de datos de carácter personal de los reclusos contenidos en ficheros informáticos penitenciarios se efectuará de acuerdo con lo establecido en la: Legislación sobre protección de datos de carácter personal y sus normas de desarrollo (actualmente LO 11/1999, de 11 diciembre). LO 15/2009, de 13 de diciembre. LO 5/1992, de 29 de octubre (actualmente LO 19/1999, de 12 de diciembre). Legislación sobre protección de datos de carácter personal y sus normas de desarrollo.
Tienen la obligación de guardar secreto profesional sobre los ficheros informáticos penitenciarios: Las autoridades penitenciarias responsables y quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento automatizado de los datos contenidos en ellos. Sólo los internos que intervengan en cualquier fase del tratamiento automatizado de los datos que contienen. Sólo las autoridades penitenciarias responsables. Las opciones anteriores son falsas.
¿En qué circunstancia, la recogida de los datos de carácter personal de los reclusos, precisará el consentimiento del interno afectado?: En ninguno, cuando se recojan para el ejercicio de las funciones propias de la Administración Penitenciaria. En todos. En ninguno. En todo caso, cuando los datos sean relativos a su ideología, religión o creencias.
¿En qué caso será preciso el consentimiento del interno para ceder datos de los ficheros informáticos penitenciarios a otras Administraciones públicas, en el ámbito de sus respectivas competencias?: Cuando dichas Administraciones los necesiten para ejercer sus funciones respecto de los internos en materia de servicios sociales o gestión de empadronamientos. Cuando dichas Administraciones los necesiten para ejercer sus funciones respecto de los internos en materia de reclutamiento para la prestación del servicio militar. Cuando dichas Administraciones los necesiten para ejercer sus funciones respecto de los internos en materia de Seguridad Social. Las opciones anteriores son falsas.
Según el artículo 8.1 RP, ¿cuáles son los datos penitenciarios especialmente protegidos?: A) Los relativos a opiniones políticas, a convicciones religiosas: o filosóficas, al origen racial y étnico, a la salud o a la vida sexual, que hayan sido recabados para formular los modelos individualizados de ejecución o los programas de tratamiento penitenciario. La opción anterior incluye aspectos que no pueden considerarse en todos los casos, especialmente protegidos. Los relativos a los aspectos referidos en la opción a) más todos los que incluyen información sobre la situación procesal y penitenciaria del interno. Aquellos cuya difusión ó cesión está terminantemente prohibida.
La rectificación efectiva de los datos de carácter personal contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios que resulten inexactos o incompletos, solicitada por un interno a la Administración Penitenciaria, se informará al interesado en el plazo máximo de: Tres meses desde la solicitud del interno, así como al cesionario o cesionarios, en el supuesto de que los datos incorrectos hubiesen sido objeto de cesión previa. Dos meses desde su solicitud, así como al resto de familiares e interesados en general. Dos meses desde su solicitud, así como al cesionario o cesionarios, en el supuesto de que los datos incorrectos hubiesen sido objeto de cesión previa. Cuatro meses desde su solicitud, así como al cesionario o cesionarios, en el supuesto de que los datos incorrectos hubiesen sido objeto de cesión previa.
Al amparo del artículo 8 del Reglamento Penitenciario, son datos penitenciarios de los reclusos especialmente protegidos: (Señale la opción incorrecta): Todos los de carácter personal. Los relativos a opiniones políticas. Las convicciones filosóficas. La vida sexual.
Los internos tienen derecho a formular peticiones y quejas y a utilizar los medios de defensa de sus derechos e intereses legítimos a que se refiere: El Capítulo V del Título II del RP. El Capítulo I del Título II del RP. El Capítulo II del Título II del RP. El Capítulo IV del Título II del RP.
Al amparo de artículo 8 de Reglamento Penitenciario, son datos de carácter personal de los internos no especialmente protegidos: Todos los de carácter personal. Los relativos a opiniones políticas. Las convicciones filosóficas. La condición sexual.
Cuando un recluso solicita la rectificación de sus datos personales contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios por considerarlos erróneos: Este supuesto no puede darse. Se le informará en el plazo máximo de 2 meses tanto al interesado como al cesionario, si existió cesión previa. Sólo se le informará al que lo solicita en el plazo máximo de 3 meses. Se corregirá inmediatamente, sin precisar participación alguna.
Una de las siguientes afirmaciones es falsa: Los datos de carácter personal de los reclusos pueden ser rectificados. El secreto profesional de los funcionarios de IIPP debe guardarse incluso después de ser puesto en libertad el interno. El secreto profesional penitenciario dura mientras exista la relación jurídica penitenciaria. El derecho al honor es un derecho fundamental.
Para registrar los datos de carácter personal de los reclusos en los ficheros o libros será necesaria la autorización expresa del recluso: En todo caso. Sólo los relativos a las creencias religiosas, políticas o ideológicas necesitan de su autorización. No se necesita de su autorización. En cualquier caso, debe autorizarlo la Autoridad judicial competente.
La administración penitenciaria podrá establecer ficheros de internos que tengan como finalidad: No puede establecer ficheros específicamente para internos. El tratamiento penitenciario. La seguridad y el buen orden del Establecimiento, pudiendo incluso determinar un régimen de vida distinto al que reglamentariamente le corresponda. La integridad de los internos.
Los datos de carácter personal que se registren en los libros y ficheros de los centros penitenciarios, como norma general, para su recogida: Es precisa la autorización del interesado. En ningún caso se precisa la autorización de interesado. No se precisa la autorización del interesado, salvo excepciones. Pueden ser correctas las tres respuestas.
Cuando los datos especialmente protegidos recogidos en los libros y ficheros informáticos de un centro penitenciario deban ser objeto de cesión: No será precisa autorización del interesado para cederlos al Defensor del Pueblo. Se precisa poder especial y bastante del interno para que su representante legal pueda tener acceso a los mismos. No es precisa autorización del interno cuando existan motivos de urgencia relativos a la salud del interno. Son correctas las tres respuesta.
Los datos personales recogidos a los internos, ¿se les podrán ceder a su representante legal?: Debe existir poder especial y bastante. En ningún caso sin la autorización judicial pertinente. Si el recluso lo autoriza expresamente y por escrito. En ningún caso, si no están referidos a su situación procesal o penal.
Conforme a lo establecido en el artículo 6.2 del Reglamento Penitenciario, la recogida, tratamiento automatizado y cesión de los datos de carácter personal de los reclusos contenidos en los ficheros se efectuará de acuerdo con lo establecido: En la LO. 15/1999, de 13 de diciembre. En la LO. 5/1992, de 29 de octubre. En la LO. 4/1981, de 1 de julio. En la legislación sobre protección de datos de carácter personal y sus normas de desarrollo.
En el nuevo apartado cuarto del artículo 6 del Reglamento Penitenciario se dispone que la Administración penitenciaria podrá establecer ficheros de internos que tengan como finalidad: Mantener al día la documentación de los internos. Garantizar la seguridad y el buen orden del establecimiento así como la integridad de los internos. Garantizar el ejercicio de sus funciones propias. Ofrecer una definición del perfil o de la personalidad de los internos.
Los datos especialmente protegidos de los reclusos a que hace referencia el artículo 8 del Reglamento Penitenciario, ¿pueden ser cedidos o difundidos a otras personas?: Sí, pero sólo con el consentimiento expreso verbal o por escrito del recluso afectado. No, en ningún caso. Sí, pero exclusivamente con el consentimiento expreso por escrito del recluso afectado. Sí, cuando por razones de interés general así lo disponga la Ley.
Los datos de carácter personal de los reclusos contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios, serán cancelados aún cuando, ponderados los intereses en presencia, concurrieran razones de: Interés público y de seguridad. Posesión de un valor intrínseco de carácter histórico y estadístico a efectos de investigación. Protección de los derechos y libertades de terceros. No serán cancelados en ninguno de los supuestos anteriores.
Las transferencias internacionales de datos de carácter personal contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios: No se podrán efectuar nunca. Sólo se podrán efectuar cuando medie poder especial y bastante otorgado por el interesado, en el que conste expresamente su consentimiento. Se efectuarán en los supuestos de auxilio judicial internacional, de acuerdo con lo establecido en los tratados o convenios en los que sea parte España. Se podrán efectuar en los supuestos de auxilio judicial internacional cuando se trate de internos extranjeros, o de españoles residentes legalmente en el extranjero.
En relación a los datos personales de los reclusos no referidos a su ideología, religión o creencias, será preciso el consentimiento del interesado: Para el ejercicio de las funciones propias de la Administración Penitenciaria. Para su cesión a otras Administraciones Públicas, en el ámbito de sus respectivas competencias. Para su cesión al Defensor del Pueblo, Ministerio Fiscal o Jueces y Tribunales. Para su cesión a su representante legal y familiares.
De la rectificación en su caso, de los datos de carácter personal del interno contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios: Se informará al interesado, así como al cesionario o cesionarios en su caso, en el plazo máximo de un mes. Se informará al interesado, así como al cesionario o cesionarios en su caso, en el plazo máximo de dos meses. Se informará al interesado, así como al cesionario o cesionarios en su caso, en el plazo máximo de tres meses. Se informará al interesado, así como al cesionario o cesionarios en su caso, a la mayor brevedad posible, que en ningún caso podrá ser superior a tres meses.
En relación a los datos de carácter personal de los internos contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios, no se corresponde la siguiente afirmación: Quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento automatizado de datos personales de los internos, estarán obligados a guardar secreto profesional sobre los mismos. Sólo a las Autoridades penitenciarias responsables de los ficheros penitenciarios les corresponde adoptar las medidas de índole técnica y organizativa necesarias para garantizar la seguridad de los datos allí contenidos. No será necesario el consentimiento del interno para la cesión de datos de carácter personal relativos su salud por motivos de urgencia o para realizar estudios epidemiológicos. A quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento automatizado de datos personales de los internos, les corresponderá adoptar las medidas de índole técnica y organizativa necesarias para garantizar la seguridad de los datos allí contenidos.
De acuerdo con lo establecido en la L.O. 3/2018, de 5 de diciembre, de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales, ¿en qué plazo, a contar desde la solicitud del interesado, deberá producirse la rectificación de los datos de carácter personal que resulten inexactos o incompletos?: Diez días. Quince días Un mes. Dos meses.
Cuando se soliciten de la Administración Penitenciaria datos especialmente protegidos por medio de representante del recluso, deberá exigirse: Consentimiento expreso y por escrito del interesado. Poder especial y bastante otorgado por el recluso. Autorización del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria. Ninguna respuesta es correcta, dado que los datos de los reclusos especialmente protegidos no pueden ser facilitados a terceras personas en ningún caso.
Nuestra legislación dedica a la protección de los datos de carácter personal de los ficheros penitenciarios: El Cap. III del Titulo Preliminar de la LOGP. El Cap. III del Titulo Preliminar del Reglamento Penitenciario. El Cap. III del Titulo Primero de la LOGP. El Cap. III del Titulo Primero del Reglamento Penitenciario.
Cuando concurran razones de interés general y así lo disponga una ley, los datos de carácter personal de los reclusos relativos a opiniones políticas, convicciones religiosas o filosóficas, origen racial o étnico, salud y vida sexual, podrán ser cedidos o difundidos: En ningún caso. Con consentimiento expreso y verbal del recluso. Con un poder especial y bastante en el que conste el consentimiento del recluso. Sin consentimiento del recluso.
Los datos especialmente protegidos de los reclusos a que hace referencia el artículo 8 del Reglamento Penitenciario, ¿pueden ser cedidos o difundidos a otras personas?: Sí, pero sólo con el consentimiento expreso verbal o por escrito del recluso afectado No, en ningún caso. Sí, pero sólo con el consentimiento expreso y por escrito del recluso afectado. Sí, cuando por razones de interés general así lo disponga la Ley.
En relación a los datos de carácter personal de los internos contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios, ¿cuál de las siguientes afirmaciones es incierta?: Quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento automatizado de datos personales de los internos, estarán obligados a guardar secreto profesional sobre los mismos. Sólo a las Autoridades penitenciarias responsables de los ficheros penitenciarios les corresponde adoptar las medidas de índole técnica y organizativa necesarias para garantizar la seguridad de los datos allí contenidos. No será necesario el consentimiento del interno para la cesión de datos de carácter personal relativos su salud por motivos de urgencia o para realizar estudios epidemiológicos. A quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento automatizado de datos personales de los internos, les corresponderá adoptar las medidas de índole técnica y organizativa necesarias para garantizar la seguridad de los datos allí contenidos.
Los internos pueden solicitar de la Administración Penitenciaria la rectificación de sus datos de carácter personal contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios que resulten inexactos o incompletos, ¿cuál es el plazo máximo para que la Administración informe al interno de la rectificación efectuada?: Tres meses. No existe plazo establecido. A los diez días de recibirse la solicitud. Dos meses.
Los datos de carácter personal que se registren en los libros o ficheros, para el ejercicio de las funciones propias de la Administración Penitenciaria: Necesitarán de la preceptiva autorización del interesado. No necesitarán de la preceptiva autorización del interesado, aunque éstos tendrán carácter reservado, si así lo solicita el interno. No necesitarán de la preceptiva autorización del interesado, excepto en los casos de datos de carácter religioso, ideológico y creencial. Ninguna respuesta es correcta.
Los datos que figuren en los ficheros informáticos penitenciarios: No serán cancelados en ningún caso. Serán cancelados en todo caso, una vez finalice la relación jurídica entre los reclusos y la Administración. Serán cancelados una vez finalice la relación jurídica entre los reclusos y la Administración, salvo que sean de interés público, histórico o estadístico, en cuyo caso previa autorización del interesado podrá mantenerse su registro. Ninguna de las respuestas es correcta.
El fichero denominado Sistema de Información Social Penitenciario (SISPE) se crea en el Ministerio del Interior en virtud de: ORDEN INT/1202/2011, de 4 de mayo, cuyo órgano responsable es la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. ORDEN INT/2102/2010, de 4 de mayo, que persigue mejorar la gestión social penitenciaria mediante la implantación del uso de nuevas tecnologías en los sistemas y protocolos de asistencia social. ORDEN INT/2448/2008, de 26 de septiembre, que establece un periodo mínimo de conservación de los datos registrados de 2 años. Real Decreto 1202/2011, de 26 de septiembre.
Respecto a la protección de los datos persona es de los ficheros penitenciarios, el Reglamento penitenciario vigente limita el uso de la informática penitenciaria en el sentido de que: Ninguna decisión de la Administración Penitenciaria referente al tratamiento de los internos que implique algún resultado perjudicial podrá fundamentarse exclusivamente en un tratamiento automatizado de datos que ofrezcan el perfil, carácter o personalidad del interno. La recogida y cesión, excepto el tratamiento automatizado, de los datos de carácter personal de los reclusos contenidos en ficheros informáticos penitenciarios se efectuará de acuerdo con lo establecido en la legislación sobre protección de datos de carácter personal y sus normas de desarrollo. Las autoridades penitenciarias responsables de los ficheros informáticos penitenciarios adoptarán las medidas de índole técnica y organizativa necesarias para garantizar la seguridad de los datos de carácter personal en ellos contenidos, así como para evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, y estarán obligadas, junto con quienes intervengan en cualquier fase del tratamiento automatizado de este tipo de datos, a guardar secreto profesional sobre los mismos, incluso después de que haya finalizado su relación con la Administración Penitenciaria. Cualquier decisión de la Administración Penitenciaria que implique la apreciación subjetiva del comportamiento humano de los internos podrá fundamentarse exclusivamente en un tratamiento automatizado de datos o informaciones que ofrezcan una definición del perfil o personalidad del interno.
Respecto de la recogida y cesión de datos de carácter personal de los internos, el Reglamento penitenciario vigente, establece que no será preciso el consentimiento del interno afectado: Cuando tales datos se recojan para el ejercicio de las funciones propias de la Administración Penitenciaria, salvo en los relativos a su ideología, religión o creencias. Cuando tales datos contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios se vayan a ceder a otras Administraciones públicas y privadas, en el ámbito de sus respectivas competencias, que resulten necesarios para que éstas puedan ejercer sus funciones respecto de los internos en materia, entre otras, de servicios sociales, Seguridad Social y custodia de menores. Cuando tales datos contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios se vayan a ceder a otras Administraciones, al Defensor del Pueblo o institución análoga de las Comunidades autónomas que ejerza o no competencias ejecutivas en materia penitenciaria, al Ministerio Fiscal, Ayuntamientos o a los Jueces o Tribunales en el ejercicio de las funciones que tienen atribuidas. Cuando tales datos sean relativos a la salud de los internos por motivos razonables o a efectos de investigación.
Respecto a la rectificación y conservación de los datos de carácter personal contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios, el Reglamento penitenciario vigente dispone que: Los reclusos deberán solicitar de la Administración penitenciaria la rectificación de tales datos que resulten inexactos o incompletos. De la rectificación efectuada se informará al interesado en el plazo máximo de dos meses desde su solicitud, así como al cesionario o cesionarios, en el supuesto de que los datos incorrectos hubiesen sido objeto de cesión previa. Los datos de carácter personal de los reclusos contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios no serán cancelados cuando, ponderados los intereses en presencia, concurran razones de interés público, de seguridad y de protección de los derechos y libertades de terceros, así como cuando posean un valor intrínseco de carácter histórico y estadístico a efectos de investigación. Los reclusos podrán solicitar de la Administración penitenciaria la rectificación de tales datos que resulten inexactos o incompletos. De la rectificación efectuada se informará al interesado en el plazo máximo de dos días hábiles desde su solicitud. Tales datos serán cancelados cuando, ponderados los intereses en presencia, concurran razones de interés público, de seguridad y de protección de los derechos y libertades de terceros, así como cuando posean un valor intrínseco de carácter histórico y estadístico a efectos de investigación.
La recogida, de los datos personales de los internos contenidos en los ficheros se efectuará de acuerdo con lo establecido en: La ley orgánica 5/1992, de 29 de octubre La ley orgánica 6/1992, de 29 de octubre. La legislación sobre protección de datos de carácter personal y sus normas de desarrollo. Ninguna respuesta es correcta.
Los datos personales de los internos contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios: Serán cancelados siempre, previa petición del interesado. Serán cancelados por razones de seguridad e integridad. No serán cancelados en ningún caso. Serán cancelados cuando no existan las razones contempladas en el artículo 9.2 del Reglamento penitenciario.
Del artículo 7.3 del Reglamento penitenciario se deduce, en relación a la cesión de datos de carácter personal de los internos, que se requiere consentimiento previo del interno cuando el receptor de los datos, contenidos en los ficheros informáticos, es el: Defensor del Pueblo. Ministerio Fiscal. Juez de Vigilancia. Director o representante legal de una institución privada extra penitenciaria.
Los datos de carácter personal de los reclusos, contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios: Deberán ser cancelados cuando el interno sea excarcelado. No serán cancelados cuando, ponderados los intereses presentes, concurran determinadas razones. Sólo serán mantenidos con el consentimiento del interno. Deberán cancelarse, a petición del interno.
Cuando la Administración Penitenciaria ha rectificado una serie de datos de carácter personal contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios, a petición de un recluso, ¿qué plazo se establece para informar al interesado de la rectificación efectuada?: Uno máximo de tres meses a contar desde que se efectúa la rectificación. El que resulte necesario para que la rectificación sea completa. Uno máximo de dos meses desde la solicitud de rectificación del recluso. Uno máximo de tres meses a contar desde que el recluso formula su petición.
La Administración Penitenciaria, conforme al artículo 9 del Reglamento Penitenciario tiene un plazo para comunicar al interesado la rectificación de sus datos de carácter personal contenido en los ficheros Informáticos de: Dos meses. Veinte días. Tres meses. El Reglamento no marca plazo.
Los datos de carácter personal, excepto los relativos a opiniones políticas, a convicciones religiosas o filosóficas, al origen racial y étnico, a la salud o a la vida sexual, contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios, podrán ser objeto de transferencia internacional en los supuestos de: Datos de carácter penal y penitenciario, y de acuerdo con lo establecido en los Tratados o Convenios Internacionales. Que lo contemplen los Tratados o Convenios Internacionales, siendo preciso en todo caso el consentimiento del interno o su representante. Prestación de auxilio judicial internacional, de acuerdo con lo establecido en los Tratados o Convenios en los que España sea parte. Prestación de auxilio judicial internacional de acuerdo con lo establecido en los Tratados o Convenios Internacionales.
Si un Letrado, en representación de un Interno, solicitase datos de éste especialmente protegidos que figuran en un fichero automatizado, ¿la Administración Penitenciaria deberá facilitarle dicha Información?: Nunca. Solamente tiene derecho a dicha información el interno. Cuando presente poder especial del interno consintiendo expresamente en ello. Excepcionalmente y a través de Administraciones Públicas.
Una persona se dirige por escrito al responsable de un Centro Penitenciario, y, después de identificarse convenientemente, requiere de éste que le suministre, por la misma vía, información sobre la ubicación de un interno en el Centro Penitenciario que dirige, los datos de filiación del mismo, el número de causa, el Juzgado y el motivo del ingreso, y ello sin aclarar en qué funda su pretensión, ¿debe el responsable del Centro facilitar estos datos al requirente?: Si, pues el requirente se identifica correctamente, y en tanto que administrado tienen derecho a obtener la información que solicita. Sí, pero sólo los datos de filiación. No, uno de los derechos que tienen los internos es que su condición sea reservada frente a terceros. No, porque los internos a estos efectos no dependen de la Administración Penitenciaria, ingresan por mandamiento judicial, y, en consecuencia. esta persona debería dirigirse para obtener esa información a la Administración de Justicia.
La Dirección General de Instituciones Penitenciarias (actualmente Secretaría General de IIPP), dispone de una base de datos de todos los internos ingresados en los diferentes Establecimientos de ella dependientes. La recogida, tratamiento automatizado y cesión de los datos en ella obrantes se efectúa de acuerdo con la normativa vigente sobre la materia. ¿Puede el responsable de la base de datos facilitar información obtenida de la misma, sobre las convicciones religiosas de un interno a su letrado defensor?: No, en ningún caso, estos datos no pueden ser cedidos o difundidos por tratarse de datos especialmente protegidos. Sí, si el letrado presenta poder general de representación otorgado por el recluso. Sí, si el letrado presenta poder especial y bastante donde conste expresamente el consentimiento del interno para que éste pueda tener acceso de estos datos. Sí, sin más requisitos que acreditar fehacientemente que es su letrado defensor.
Los datos de carácter personal de los reclusos contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios no serán cancelados cuando, ponderados los intereses en presencia, entre otras, concurran razones de: Tratamiento. Protección de los derechos y libertades de terceros. Buen orden del Establecimiento. Seguridad y tratamiento.
La recogida, tratamiento automatizado y cesión de los datos de carácter personal de los reclusos contenidos en los ficheros informáticos penitenciarios se efectuará de acuerdo con lo establecido: En la Ley Orgánica 5/1992, de 29 de octubre En L.O. 3/2018, de 5 de diciembre En la Ley Orgánica 1/1979, de 26 de septiembre. En el Capitulo II del Titulo I del Reglamento Penitenciario.
Conforme a lo establecido en el artículo 9.1 del Real Decreto 190/1996, de 9 de febrero, los internos pueden solicitar a la Administración Penitenciaria la rectificación de sus datos de carácter personal contenidos en los ficheros informáticos que resulten inexactos o incompletos. De la rectificación efectuada, ¿en qué plazo se informará al interesado?: En el plazo máximo de dos meses desde que la Administración haya efectuado la rectificación. En el plazo máximo de dos meses desde la solicitud del interno. En el plazo máximo de tres meses desde la solicitud del interno. En el plazo máximo de tres meses desde que la Administración haya efectuado la rectificación.
Al amparo del artículo 8 del Reglamento Penitenciario, son datos de carácter personal de los internos no especialmente protegidos: Todos los de carácter personal. Los relativos a opiniones políticas. Las convicciones filosóficas. La condición sexual.
Al amparo del artículo 8 del Reglamento Penitenciario, son datos penitenciarios de los reclusos especialmente protegidos: (señale la opción incorrecta): Todos los de carácter personal. Los relativos a opiniones políticas. Las convicciones filosóficas. La vida sexual.
La protección de los datos de carácter personal de los ficheros penitenciarios es una materia recogida en el Real Decreto 190/1996, por el que se aprueba el Reglamento Penitenciario: En el capitulo III del Titulo l. En los artículos 4 y 5. No es materia regulada en dicha disposición. Es una materia regulada en el Real Decreto 1201/1981, dedarada expresamente vigente.
Las peticiones y quejas dirigidas al Defensor del Pueblo, podrán ser censuradas por: El Director. El Jefe de Servicios. El funcionario del Departamento. No podrán ser objeto de censura.
Denunciar test Condiciones de uso
Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.