02 - A

INFORMACIÓN
ESTADÍSTICAS
RÉCORDS
Título del test:
02 - A

Descripción:
02 - A.

Autor:
rolas
(Otros tests del mismo autor)

Fecha de Creación:
04/06/2019

Categoría:
Arte
Sigue en facebook las noticias y los mejores tests de daypo apretando en 'Me gusta'
Últimos Comentarios
No hay ningún comentario sobre este test.
Temario:
Los permisos de salida se encuentran regulados en el: Título VI del RP. Título VI de la LOGP. El Capítulo III del Título V del RP de 1996. El Capítulo II del Título VII del RP de 1996.
De los permisos de salida se trata en: A) El Capítulo VI del Título II de la L0GP y Título VI del Reglamento Penitenciario. El Capítulo VI del Título III de la LOGP y Título VI del Reglamento Penitenciario. C) Los artículos 47 y 48 de la L0GP y Título VI del Reglamento Penitenciario. Las respuestas a) y c) son correctas.
Los permisos de salida, la libertad condicional y las prestaciones de la Administración Penitenciaria vienen reguladas en el Reglamento Penitenciario en: Los Títulos VI, VIII y IX, respectivamente. Los Títulos VI, IX y X, respectivamente. Los Títulos VII, VIII y IX, respectivamente. Ninguna respuesta es correcta.
En la legislación penitenciara se diferencian los siguientes tipos de permisos de salida: Ordinarios, extraordinarios, salidas de fin de semana y salidas programadas. Ordinarios, extraordinarios y permisos de fin de semana. Ordinarios y extraordinarios. Ninguna respuesta es correcta.
De acuerdo con lo establecido reglamentariamente, los permisos de salida de los internos pueden ser: Ordinarios y extraordinarios. Ordinarios, extraordinarios y de preventivos. Ordinarios, extraordinarios y de Fin de Semana. Ordinarios, extraordinarios, de preventivos y de Fin de Semana.
En la legislación penitenciara se diferencian diversos tipos de permisos de salida. Señale su número: Tres, al quedar incluidos los permisos: de fin de semana. Dos. Cuatro. Cinco, si contamos las salidas programadas.
Los permisos de salida están regulados en el Reglamento penitenciario: En los artículos 154 a 163. En el Título VII. En el artículo 145 los de carácter ordinario y en el 155 los de carácter extraordinario. En el Título VI.
Los permisos de salida se encuentran regulados en: El artículo 154 del Reglamento Penitenciario de 1981. El capítulo VI del Título II (relativo a tratamiento) de la Ley Orgánica General Penitenciaria. En el capítulo VI del Título II del Reglamento Penitenciario. Los artículos 154 a 162 del Reglamento Penitenciario.
Indique la opción correcta. Según lo previsto en el Reglamento Penitenciario, un interno que por su buena conducta, corta duración de la pena y buenos apoyos familiares y laborales, que está clasificado en tercer grado: En todo caso, tiene derecho a disfrutar de permisos extraordinarios, permisos ordinarios y salidas de fines de semanas. Tiene derecho a disfrutar de permisos extraordinarios cumpliendo ciertos requisitos, permisos ordinarios y como norma general, salidas de fines de semana. En todo caso tiene derecho a disfrutar de permisos extraordinarios, permisos ordinarios y en determinadas circunstancias salidas de fines de semana. Sólo puede disfrutar permisos ordinarios y salidas de fines de semana.
De los siguientes internos estaría necesariamente clasificado en segundo grado de tratamiento y tendría cumplida la cuarta parte de la condena o condenas impuestas: A) El autorizado a disfrutar un permiso extraordinario de salida, de doce horas de duración, para consulta ambulatoria extrapenitenciaria. B) El autorizado por el Juez de Vigilancia a disfrutar de un permiso de salida de dos días de duración, para asistencia al bautizo de su hijo. Las respuestas a) y b) podrían ser correctas. Ninguna respuesta es correcta.
Un interno condenado a la pena de 0-8-0 de prisión, sin preventiva abonable, que no observe mala conducta, podrá disfrutar de permisos: Una vez transcurridos dos meses desde su ingreso, siempre que haya sido previamente clasificado en régimen ordinario. Una vez transcurridos 60 días desde su ingreso, siempre que haya sido previamente clasificado en segundo o tercer grado de tratamiento. En cualquier momento a partir de su ingreso. En cualquier momento a partir de su clasificación, si ésta lo fuera en tercer grado de tratamiento.
El Reglamento Penitenciario otorga una gran importancia a los permisos ordinarios de salida y les asigna una finalidad de: Derecho de los internos. Recompensa para los internos. Preparación para la vida en libertad. Conexión con el entorno familiar.
Las expresiones "se concederán" y "se podrán conceder" son utilizadas por el Reglamento penitenciario al regular, respectivamente, los: Permisos ordinarios y extraordinarios. Permisos extraordinarios y ordinarios. Permisos extraordinarios y los permisos de fin de semana. Permisos de fin de semana y permisos ordinarios.
La duración máxima de los permisos ordinarios y extraordinarios de salida es: La misma. Diferente. En ocasiones la misma. Siempre la misma, salvo en caso de fallecimiento o enfermedad grave de los padres o cónyuge.
El número máximo de días que un interno puede disfrutar de permisos ordinarios de salida al año: Dependerá del grado en que se encuentre. Dependerá de la finalidad del permiso, debiendo distribuirse por semestres. Será de 18 días para condenados clasificados en segundo grado. No podrá exceder del límite fijado para los extraordinarios.
Los permisos o salidas que se disfrutan los viernes, sábados o domingos y tienen una duración de dos días y medio son, inequívocamente: Salidas de fin de semana. Disfrutados por internos clasificados en tercer grado. Salidas programadas. Cualquiera de las opciones anteriores puede ser correcta. En realidad, puede tratarse de cualquier tipo de salida o permiso.
Señale la opción que describe una circunstancia que imposibilita la concesión de un permiso ordinario de salida: Interno penado clasificado en segundo grado. Interno que no ha cumplido las tres cuartas partes de su condena. Interno que observa mala conducta. Interno clasificado en tercer grado.
Un interno clasificado en segundo grado de tratamiento podrá disfrutar anualmente un máximo de: 38 días de permiso extraordinario. 48 días de permiso ordinario. 36 días de permiso ordinario. 38 días de permiso ordinario.
Los internos clasificados en primer grado: No podrán disfrutar permisos extraordinarios. No podrán disfrutar permisos ordinarios. Podrán disfrutar permisos ordinarios. Podrán o no, según el caso, disfrutar permisos ordinarios.
Sabiendo que la condena impuesta a un interno es de 368 días y reúne los requisitos exigidos por la Ley y Reglamento Penitenciario, ¿cuánto tiempo debe esperar para poder beneficiarse de un permiso ordinario de salida?: 276 días. 14 días. 92 días. 245 días.
Se podrán conceder permisos de salida de hasta 7 días de duración, hasta un total de 36 o 48 días al año a los condenados clasificados en segundo o tercer grado: Incluyendo los permisos extraordinarios del artículo 155 del RP. Excluyendo las salidas programadas pero incluidas las salidas de fin de semana. Incluyendo salidas programadas, fines de semana y permisos extraordinarios. Excluyendo salidas programadas, fines de semana y permisos extraordinarios.
No está recogido como requisito para poder disfrutar de permisos ordinarios de salida en el Reglamento Penitenciario: Estar clasificado en segundo o tercer grado de tratamiento. No observar mala conducta. Estar realizando alguna actividad. Haber extinguido la cuarta parte de la condena.
De acuerdo con el artículo 154 del RP, los límites máximos de duración de los permisos ordinarios para condenados en segundo y tercer grado penitenciario respectivamente son de: 30 y 40 días por año. 35 y 46 días por año. 36 y 48 días por año. 37 y 49 días por año.
Indique la opción correcta. A tenor de lo dispuesto en el Artículo 154 del vigente Reglamento Penitenciario, dentro de los límites máximos anuales de los permisos no se computarán: Exclusivamente las salidas de fin de semana propias del régimen abierto y los permisos extraordinarios previstos en el Artículo 155 del Reglamento Penitenciario. Las salidas de fin de semana, las salidas laborales y terapéuticas y los permisos extraordinarios. Las salidas de fin de semana propias del régimen abierto ni las salidas programadas que se regulan en el Artículo 114 de este Reglamento ni los permisos extraordinarios previstos en el Artículo siguiente. Las salidas de fin de semana propias del régimen abierto ni las salidas laborales, terapéuticas y programadas del Artículo 125 de este Reglamento, ni los permisos extraordinarios regulados en el Articulo siguiente.
No es requisito exigido para la concesión de permisos ordinarios de salida: Haber extinguido la cuarta parte de la condena o condenas. Estar clasificado en segundo o tercer grado de tratamiento. Observar una extraordinaria conducta. Todos son requisitos exigidos al efecto.
Los penados clasificados en segundo y tercer grado de tratamiento podrán disfrutar de permisos ordinarios hasta un total de: 36 y 42 días anuales, respectivamente. 36 y 48 días anuales, respectivamente. 38 y 42 días anuales, respectivamente. 40 y 48 días anuales, respectivamente.
Los límites máximos anuales de los permisos de salida ordinarios de los internos, se distribuirán como regla general: En bimestres. En trimestres. En los dos semestres naturales de cada año. Como mejor convenga al interno a solicitud de éste, una vez estén autorizados debidamente.
Dentro de los límites máximos anuales de los permisos ordinarios de salida concedidos a los internos: No se computarán las salidas de fin de semana propias del régimen abierto. No se computarán las salidas programadas reguladas en el artículo 114 del Reglamento Penitenciario. No se computarán los permisos extraordinarios. Todas las respuestas son correctas.
Un interno clasificado en tercer grado de tratamiento podrá disfrutar de permisos ordinarios de salida: Siempre. Siempre, salvo que su clasificación se deba a efectos de concesión de la libertad condicional conforme a lo establecido en el artículo 92 del Código Penal. Siempre que tenga cumplida la cuarta parte del total de la condena o condenas impuestas. Nunca, si no observa una extraordinaria conducta.
Los límites anuales máximos establecidos para los permisos ordinarios, se distribuirán por regla general: En bimestres naturales, correspondiendo a cada uno de ellos seis y siete días, para los internos clasificados en segundo o tercer grado, respectivamente. En los dos semestres naturales del año, correspondiendo a cada uno de ellos dieciocho y veinticuatro días, para los internos clasificados en segundo o tercer grado, respectivamente. En los dos semestres naturales del año, correspondiendo a cada uno de ellos dieciocho y veintiún días, para los internos clasificados en segundo o tercer grado, respectivamente. En trimestres naturales, correspondiendo a cada uno de ellos nueve y doce días, para los internos clasificados en segundo o tercer grado, respectivamente.
Señale la opción que describe a un interno que no puede disfrutar permisos ordinarios en ningún caso: Preso preventivo. Penado que no ha cumplido la cuarta parte de la condena. Penado con una falta grave sin cancelar. Preso preventivo con una falta grave sin cancelar.
Los internos preventivos podrán disfrutar: Permisos extraordinarios, solamente. Permisos ordinarios y extraordinarios. Permisos ordinarios, extraordinarios y salidas programadas. Permisos ordinarios, extraordinarios y de fin de semana.
Un interno penado clasificado en segundo grado de tratamiento ¿Cuántos días de permiso ordinario puede disfrutar al año?: Un total de 38 días (18 días por semestre, como norma general). Un total de 48 días. Un total de 36 días. Un total de 36 o 48 días, dependiendo de la duración de la condena y el tiempo real de internamiento efectivo para poder disfrutar los permisos.
El cómputo anual de días de permisos disfrutados se realizará: Independientemente para permisos ordinarios. Independientemente para permisos extraordinarios pero acumulando permisos ordinarios y salidas programadas. Acumulando los permisos ordinarios y las salidas de fin de semana (nunca los extraordinarios). Ninguna respuesta es correcta.
Dentro de los límites anuales establecidos en el artículo 154.2 Reglamento Penitenciario para los permisos ordinarios deben computarse: Todos los permisos o salidas disfrutados. Sólo los permisos ordinarios disfrutados. Sólo las salidas programadas (además de los ordinarios). Todos los permisos o salidas excepto las salidas de fin de semana.
Indique el tipo de salidas o permisos que no puede disfrutar un interno clasificado en segundo grado: Permisos extraordinarios. Permisos ordinarios. Salidas programada. Salidas de fin de semana.
Los requisitos necesarios para la concesión de salidas programadas son los mismos que los previstos para: Permisos extraordinarios en el artículo 155 Reglamento Penitenciario. Permisos extraordinarios en el artículo 154 Reglamento Penitenciario. Permisos ordinarios en el artículo 154 Reglamento Penitenciario. Ninguna de las siguientes.
Para el límite máximo de 36 días de permiso para un interno clasificado en segundo grado se computarán: Las salidas programadas de duración superior a dos días que pueda autorizar el Juez de Vigilancia. Los permisos extraordinarios de hasta siete días que pueda autorizar el Juez de Vigilancia. Los permisos ordinarios de hasta dos días autorizados por el Centro Directivo. Los permisos ordinarios de hasta siete días autorizados por el Centro Directivo.
Los internos clasificados en primer grado disfrutarán permisos ordinarios de hasta siete días de duración: Con la autorización expresa del Juez de Vigilancia. Los permisos ordinarios de hasta siete días de duración, son para los condenados clasificados en segundo o tercer grado de tratamiento. Siempre que hayan extinguido la cuarta parte de la condena o condenas y observe mala conducta. Sólo disfrutarán permisos de cuatro días.
Los denominados permisos ordinarios de salida, regulados en el artículo 154 del Reglamento Penitenciarlo: Tienen un sentido fundamentalmente humanitario. y pueden ser considerados como derechos objetivos del interno. No podrán exceder en su duración continuada de un total de siete días. Siempre se concederán de forma prioritaria a los permisos extraordinarios, sean cuales sean los supuestos de hecho o las circunstancias concurrentes. No podrán exceder, en el cómputo total anual, de treinta y seis días para los penados clasificados en tercer grado.
El cómputo máximo anual de permisos extraordinarios que podrá disfrutar un interno será de: Hasta 18 o 24 días/año según estén clasificados en segundo o tercer grado. Hasta 36 o 48 días /año según estén clasificados en segundo o tercer grado. Hasta 7 días/año para un interno clasificado en primer grado. No existe límite máximo anual sea cual sea la clasificación del interno.
Según el artículo 114 del Reglamento Penitenciario, ¿qué requisitos son necesarios para la concesión de salidas programadas a internos?: Los establecidos para los permisos ordinarios de salida recogidos en el artículo 154 del Reglamento Penitenciario. Los establecidos para los permisos extraordinarios de salida recogidos en el artículo 155 del Reglamento Penitenciario. Los establecidos para la concesión de beneficios penitenciarios, recogidos en el artículo 202 del Reglamento Penitenciario. Los establecidos para las recompensas, recogidos en el artículo 231 del Reglamento Penitenciario.
¿En qué casos no se concederán los permisos extraordinarios de salida?: En caso de fallecimiento o enfermedad grave de los hermanos. Cuando concurran circunstancias excepcionales que lo impidan. Cuando se exija, para su correcto disfrute, de custodia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Cuando el interno no haya cumplido la cuarta parte de su condena.
La duración de un permiso extraordinario vendrá determinada por su finalidad y, en consecuencia, no podrá exceder: Del límite fijado para los permisos ordinarios de segundo grado, es decir, 36 días anuales. De 7 días. Del límite fijado para los permisos ordinarios de tercer grado, es decir, 48 días anuales. No existe límite en cuanto su duración dado que depende de la finalidad que se pretenda.
La duración de los permisos extraordinarios: Será de 1, 2 ó 3 días. Deberá oscilar entre un mínimo de 1 día y un máximo de siete. Vendrá determinada por su finalidad, si bien, no podrá exceder de siete días. Será como máximo de 16 horas.
Señale alguno de los supuestos de hecho que en el caso de concurrir dan lugar a la concesión de un permiso extraordinario: A) Alumbramiento de la esposa o persona con la que el recluso se halle ligado por similar relación de afectividad. B) Fallecimiento o enfermedad grave de los padres, cónyuge, hijos, hermanos y otras personas íntimamente vinculadas con los internos. Importantes y comprobados motivos de análoga naturaleza que los expuestos en las respuestas a) y b). Todas las respuestas anteriores son correctas.
Según el artículo 155 del Reglamento Penitenciario, ¿cuál es la duración máxima de un permiso extraordinario concedido a un interno de primer grado?: Este tipo de internos no pueden disfrutar permisos. No podrán exceder del límite fijado para los permisos ordinarios. El tiempo máximo viene determinado por su finalidad sin que en ningún caso puedan superar los dos días. El Juez de Vigilancia Penitenciaria determinará en el Auto de autorización su duración máxima.
Con carácter general, ¿cuál es la duración máxima de los permisos de salida extraordinarios?: Depende de la finalidad del permiso. Dos días. Siete días. En caso de agravamiento de una enfermedad terminal no existe limitación alguna.
El cómputo máximo anual de permisos extraordinarios que podrá disfrutar un interno será de: Hasta 18 o 24 días/año según estén clasificados en segundo o tercer grado. Hasta 36 o 48 días/año según estén clasificados en segundo o tercer grado. Hasta 7 días/año para un interno clasificado en primer grado. No existe límite máximo anual sea cual sea la clasificación del interno.
Los permisos extraordinarios de salida en caso de fallecimiento o enfermedad grave de los padres, cónyuge, hijos, hermanos y otras personas íntimamente vinculadas con los internos, etc: Se concederán siempre, con las medidas de seguridad adecuadas en su caso. Se podrán conceder, con las medidas de seguridad adecuadas en su caso. Se concederán, con las medidas de seguridad adecuadas en su caso, salvo que concurran circunstancias excepcionales que lo impidan. Se concederán, con las medidas de seguridad adecuadas en su caso, salvo que concurran razones de seguridad que lo impidan.
Los permisos extraordinarios regulados en el artículo 155.4 del RP: No estarán sometidos, en general, a control ni custodia del interno. Estarán sometidos, en general, a control y custodia de la Fuerza Pública. No estarán sometidos, en general, a control ni custodia del interno cuando se trate de penados clasificados en tercer grado. No estarán sometidos, en general, a control ni custodia del interno cuando se trate de penados clasificados en tercer grado o en segundo grado que reúnan los requisitos para disfrutar de permisos ordinarios.
Los permisos extraordinarios regulados en el artículo 155.4, ¿pueden concederse en régimen de autogobierno?: Sí, con carácter general. Sí, a los penados clasificados en tercer grado, exclusivamente. Si, a los penados clasificados en tercer grado, con carácter general, y a los clasificados en segundo grado que reúnan los requisitos del artículo 154 para el disfrute de permisos ordinarios. Ninguna de las respuestas es correcta.
Se podrán conceder, con las medidas de seguridad adecuadas en su caso, permisos extraordinarios de salida, previo informe médico, para consulta ambulatoria extrapenitenciaria: A cualquier interno. A los penados que reúnan los requisitos establecidos en el artículo 154 RP. A los penados clasificados en segundo o tercer grado de tratamiento. A los penados clasificados en segundo o tercer grado de tratamiento que regularmente disfruten de permisos ordinarios.
Los permisos extraordinarios de salida para consulta ambulatoria extrapenitenciaria: Tendrán una duración máxima de 8 horas. Tendrán una duración máxima de 12 horas. Tendrán una duración máxima de 24 horas. Tendrán una duración máxima de dos días.
La comisión de una falta disciplinaria que pueda ser calificada de grave, ¿suspende el disfrute de un permiso previamente autorizado?: Sí, con independencia del permiso de que se trate. No, en ningún caso, ya que ello no implica necesariamente observación de mala conducta, a los efectos de lo establecido en el artículo 154 RP. Sí, pero solamente en el caso de los permisos ordinarios. No necesariamente, ya que dependerá de lo que determine en cada caso el órgano judicial o administrativo que autorizó el permiso.
La duración de un permiso extraordinario: No podrá ser superior a dos días. No podrá exceder de siete días. Vendrá determinada por su finalidad, sin que pueda exceder de 48 horas. No tiene limite máximo, al venir determinada por su finalidad.
Entre los importantes y comprobados motivos para la concesión de permisos extraordinarios de salida expresamente indicados en los artículo 47 LOGP y 155 RP, no está: El fallecimiento o enfermedad grave de personas íntimamente vinculadas con los internos, cuando éstas no tengan la condición de padres, cónyuge, hijos o hermanos. El alumbramiento de la esposa o persona con la que el recluso se halle ligado por similar relación de afectividad. La asistencia a bodas, bautizos o comuniones de familiares íntimamente vinculados con los internos hasta el segundo grado de consanguinidad o de afinidad. Todas están expresadas a dichos efectos.
Los permisos extraordinarios de salida para consulta ambulatoria extrapenitenciaria: Tendrán una duración de hasta doce horas. Deberán ser autorizados por el Juez de Vigilancia. Sólo se autorizarán a los penados. Todas las respuestas son correctas.
La duración de los permisos extraordinarios de salida de los internos: No podrá exceder de veinticuatro horas. No podrá exceder de dos días. Vendrá determinada por su finalidad, y no podrá exceder del límite máximo fijado para los permisos ordinarios. Será la que determine en cada caso la Autoridad Judicial competente.
Respecto a la compatibilidad de permisos ordinarios y extraordinarios que pueden disfrutar los internos, hay que afirmar lo siguiente: A) La concesión de un permiso extraordinario excluye la de los ordinarios de los internos clasificados en segundo o tercer grado de tratamiento. B) Se deberá conceder un permiso extraordinario cuando el supuesto de hecho o las circunstancias concurrentes permitan su tramitación como permiso ordinario. Las respuestas a) y b) son incorrectas. Ninguna respuesta es correcta.
Según los artículos 47.1 Ley Orgánica general Penitenciaria y 155.1 Reglamento Penitenciario los permisos extraordinarios: A) Se podrán conceder, con las medidas de seguridad adecuada, cuando concurran circunstancias como fallecimiento o enfermedad grave de los padres, cónyuge, hijos, hermanos y otras personas íntimamente vinculadas con los internos o de alumbramiento de la esposa u otros importantes y comprobados motivos. Se concederán, en todo caso, si concurren las circunstancias enumeradas en la opción a). Deben concederse siempre que no concurran circunstancias excepcionales que lo impidan y bajo los motivos enumerados en la opción a). Ninguna respuesta es correcta.
¿Qué tipo de permiso o salida pueden disfrutar los internos clasificados en primer grado?: Permisos ordinarios, permisos extraordinarios y salidas programadas. Permisos ordinarios y permisos extraordinarios. Sólo permisos extraordinarios. Permisos extraordinarios y salidas programadas.
Los internos clasificados en primer grado de tratamiento podrán disfrutar: Permisos ordinarios. Permisos extraordinarios. Permisos de fin de semana. Salidas programadas.
Señale el caso que no está previsto expresamente un el artículo 155.1 Reglamento Penitenciario para la concesión de permisos extraordinarios: Fallecimiento de cónyuge. Enfermedad grave de un hermano. Alumbramiento de la mujer con la que el recluso se halle ligado afectivamente en relación de pareja. Razones de tratamiento.
La duración de los permisos extraordinarios de salida será de: Siete días como máximo. Un día como mínimo y seis días como máximo. Seis días como máximo. Cinco días como máximo.
Los permisos extraordinarios de salida: Contemplan expresamente salidas por celebraciones familiares relevantes, tales como bautizos, bodas, etc., sin perjuicio de las medidas de seguridad que se establezcan. Serán autorizados por el Juzgado de Vigilancia para todos los penados clasificados en segundo grado de tratamiento. con independencia de la duración de los mismos. Están expresamente prohibidos estos permisos para los internos en situación preventiva. En general, no estarán sometidos este tipo de permisos a medidas de control y seguimiento cuando se trata de internos clasificados en tercer grado.
La duración de un permiso extraordinario: Depende del grado de clasificación del interno. No sobrepasará las cuatro horas si debe llevarse a cabo con custodia policial. No será superior, como norma general, a dos días. Vendrá determinada por su finalidad.
Señale la respuesta correcta. Los permisos extraordinarios: Siempre hay que concederlos con custodia, si el interno está clasificado en segundo grado. Siempre deben ser autorizados por la autoridad judicial correspondiente. En general, no estarán sometidos a control y custodia si el interno está clasificado en tercer grado. Siempre deben ser autorizados por el Centro Directivo, si el interno es penado.
Señale la respuesta correcta, los permisos extraordinarios: No se pueden conceder a internos preventivos. Sólo se concederán a internos que no disfruten habitualmente de permisos ordinarios. Su concesión no excluye la de los permisos ordinarios de los internos clasificados en 2° y 3° grado de tratamiento. Su concesión sólo es adecuada para los internos preventivos y los clasificados en primer grado.
La duración de un permiso extraordinario será: De hasta doce (12) horas cuando sea un penado clasificado de segundo grado, y hasta un (1) día de duración de los penados clasificados de tercer grado. De hasta doce horas (12) horas, tanto para penados clasificados en segundo grado como en tercer grado. Vendrá determinada por su finalidad, y no podrá exceder del límite fijado para los permisos ordinarios. Vendrá determinada por su finalidad, y no tiene límite fijado.
Según el artículo 155 del Reglamento Penitenciario, ¿cuál es la duración máxima de un permiso extraordinario concedido a un interno de primer grado?: Este tipo de internos no pueden disfrutar permisos. No podrán exceder del limite fijado para los permisos ordinarios. El tiempo máximo viene determinado por su finalidad sin que en ningún caso puedan superar los dos días. El Juez de Vigilancia Penitenciaria determinará en el auto de autorización su duración máxima.
El informe del Equipo Técnico que se emite en materia de permisos de salida puede ser favorable o desfavorable. Tendrá siempre carácter desfavorable cuando: Resulte probable, entre otras circunstancias, el quebrantamiento de la condena. En el momento del estudio aún no haya disfrutado un permiso anterior ya concedido y autorizado. En el momento del estudio ya haya disfrutado un permiso pero no se haya realizado la oportuna valoración. Ninguna respuesta es correcta.
El informe del Equipo Técnico en relación a los permisos extraordinarios de salida es: Vinculante aunque opcional. Preceptivo y no vinculante. Preceptivo y vinculante. Opcional y no vinculante.
Cuando el informe del Equipo Técnico aprecie una probable repercusión negativa del permiso ordinario de salida en el interno: La Junta deberá denegarlo preceptivamente. Su informe será desfavorable. En su informe se impondrán controles complementarios. Su informe será favorable pero el número de días que se propongan será inferior a tres.
¿Qué circunstancias valorará el Equipo Técnico para determinar la probabilidad de quebrantamiento de condena, la comisión de nuevos delitos o la repercusión negativa de la salida?: La trayectoria delictiva, la personalidad u otras variables cualitativas. El historial delictivo, el proyecto de liquidación de condena y la duración de la condena. La tipología delictiva, la personalidad y las condiciones sociales y familiares. La personalidad, la duración de la condena y el historial delictivo.
La solicitud de permisos de salida que formulen los internos necesitará de informe previo del Equipo Técnico: Cuando se trate de permisos de salida ordinarios. Cuando se trate de permisos de salida extraordinarios. En cualquier caso, con independencia de la clase de permiso de que se trate. En cualquier caso, salvo cuando se trate de permisos extraordinarios por vía de urgencia en base a importantes y comprobados motivos.
El informe del órgano correspondiente, preceptivo para la concesión de permisos de salida, será desfavorable: Cuando resulte probable el quebrantamiento de condena. Cuando resulte probable la comisión de nuevos delitos. Cuando se considere negativa la salida desde la perspectiva de su preparación para la vida en libertad o de su programa individualizado de tratamiento. Todas las respuestas pueden ser correctas.
El informe del Equipo Técnico del Centro Penitenciario correspondiente es preceptivo para la concesión de: Permisos ordinarios de salida. Libertad Condicional ordinaria. Redención de penas por el trabajo. Todas las respuestas son correctas.
El informe que emite el Equipo Técnico sobre permisos ordinarios o extraordinarios: Es preceptivo y vinculante. Es facultativo y no vinculante. Es preceptivo y no vinculante. Es facultativo y no vinculante.
El informe preceptivo correspondiente, para la concesión de un permiso de salida a un interno, será desfavorable cuando resulte probable: El quebrantamiento de la condena o la comisión de nuevos delitos. La comisión de infracciones o una repercusión negativa de la salida sobre el interno. El quebrantamiento de la condena, la comisión de nuevos delitos o una repercusión negativa de la salida sobre el interno. El quebrantamiento de la condena, la comisión de nuevos delitos o de infracciones disciplinarias graves y muy graves o una repercusión negativa de la salida sobre el interno.
Indique la opción que describe un supuesto en el que el informe sobre permiso ordinario del Equipo Técnico debe ser desfavorable: Cuando no resulte probable que el interno cometa nueva delito. Cuando consten tres faltas leves sin cancelar. Cuando el interno carezca de vinculación familiar. Cuando resulte probable que el interno quebrante condena.
El Equipo Técnico valorará el cumplimiento de las condiciones y controles establecidos durante el permiso de salida a efectos de: Proceder o no proceder a la tramitación de posteriores permisos. Valorar la concesión de nuevos permisos. Convenir el permiso más adecuado al caso (extraordinario u ordinario). Reducir el número de días en posteriores permisos (hasta un mínimo de dos).
Los conocidos como instrumentos de predicción del riesgo en la concesión de permisos: Pueden englobarse dentro de los criterios a tener en cuenta para la elaboración de un informe desfavorable por parte del Equipo Técnico señalados en el artículo 156.1 del Régimen Penitenciario. Son estimaciones subjetivas de los distintos especialistas que componen los Equipos Técnicos respecto a la probabilidad de quebrantamiento de condena. Consisten en unas tablas estandarizadas y elaboradas por distintos expertos penitenciarios, que hay que cumplimentar preceptivamente para todos y cada uno de los permisos de salida. Son parte del contenido reflejado en el Capitulo II "Procedimiento de concesión" el Titulo VI "De los permisos de salida", incluidos en el Reglamento Penitenciario.
Se podrán conceder permisos de salida de hasta 7 días de duración, hasta un total de 36 o 48 días al año a los condenados clasificados en segundo o tercer grado: Incluyendo los permisos extraordinarios del articulo 155 del RP. Excluyendo las salidas programadas pero incluidas las salidas de fin de semana. Incluyendo salidas programadas, fines de semana y permisos extraordinarios. Excluyendo salidas programadas, fines de semana y permisos extraordinarios.
El RP dispone que si durante un permiso de cualquier clase un interno se fugara o cometiera nuevo delito, dicho permiso quedará sin efecto con independencia de las consecuencias penales y penitenciarias que puedan derivar de su conducta y de que dichas circunstancias deban valorarse negativamente por el Equipo Técnico para la concesión de futuros permisos ordinarios y extraordinarios . La anterior afirmación es: Correcta Incorrecta. Depende. Correcta, salvo la expresión "de cualquier clase” pues debería haberse ceñido sólo a los permisos ordinarios.
Cuando antes de iniciarse el disfrute de un permiso ordinario o extraordinario, se produzcan hechos que modifiquen las circunstancias que propiciaron su concesión, la Dirección: Deberá suspender motivadamente el permiso. Podrá revocar el acuerdo de concesión del permiso. Deberá acordar la suspensión indefinida del permiso (no se precisa que el acuerdo de suspensión sea motivado). Podrá suspenderlo motivadamente y con carácter provisional.
Si durante un permiso un interno ,se fugara: Dicho permiso quedará sin efecto. Dicho permiso deberá ser revocado por el Director. El Equipo Técnico informará desfavorablemente ulteriores permisos. Al reingreso, la Junta de Tratamiento denegará el mismo.
Cuando un interno aprovechare el disfrute de un permiso para fugarse: No podrá volver a disfrutar de ningún permiso. No podrá volver a disfrutar de ningún permiso durante un periodo de dos años. Dicha circunstancia podrá valorarse negativamente por el Equipo Técnico para la concesión de futuros permisos ordinarios. Dicha circunstancia deberá valorarse negativamente por el Equipo Técnico para la concesión de futuros permisos ordinarios.
SI un interno, durante un permiso de salida cometiese nuevo delito: Quedará sin efecto el permiso concedido. No se le concederán nuevos permisos ordinarios durante un periodo de dos años. No se le concederán nuevos permisos ordinarios durante un periodo de tres años. Se dará cuenta por el Director al Centro Directivo y al Juez de Vigilancia.
Si un interno clasificado en tercer grado no regresase al Centro Penitenciario después de haber disfrutado de un permiso de salida o de cualquier otra salida autorizada: Se le regresará de grado. B) Se le clasificará provisionalmente en segundo grado, en espera de efectuar la reclasificación correspondiente cuando vuelva a ingresar en un Centro Penitenciario. C) Producido el reingreso, la Junta de Tratamiento acordará como medida cautelar, el pase provisional a régimen ordinario hasta que se efectúe la reclasificación correspondiente. Las respuestas b) y c) son correctas.
La no incorporación de un interno al Establecimiento tras el disfrute de un permiso, habrá de notificarse al Juez de Vigilancia: En cualquier caso. Sólo si el evadido es un penado. Sólo si dicha autoridad intervino en la autorización de dicho permiso. Cuando el evadido estuviera clasificado en primer grado de tratamiento.
Si antes de iniciar el disfrute de un permiso ordinario de salida, a un penado le sobreviniera otra condena que hiciera que no tuviera cumplida la cuarta parte: No afectaría si se tratara de un permiso de hasta dos días de duración. La Junta de Tratamiento del Centro deberá suspender definitivamente el permiso. No le afectaría pues las condenas se refunden sólo a efectos del beneficio de la libertad condicional. Ninguna respuesta es correcta.
Si durante un permiso un interno se fugara o cometiera nuevo delito, es incorrecto afirmar lo siguiente: A) Que dicho permiso quedará sin efecto con independencia de las consecuencias penales y penitenciarias que puedan derivar de su conducta. Que dichas circunstancias serán valoradas negativamente por el Equipo Técnico para la concesión de futuros permisos ordinarios y extraordinarios. Que el contenido de la respuesta a) sería aplicable si el carácter del permiso es extraordinario. Que quedará sin efecto dicho permiso.
El informe del Equipo Técnico que se emite en materia de permisos ordinarios de salida: Puede ser favorable o desfavorable. Tendrá siempre carácter desfavorable cuando resulte probable, entre otras circunstancias, el quebrantamiento de la condena. Es vinculante y debe emitirse con carácter preceptivo. Debe contener siempre las condiciones y controles a las que todo interno debe someterse Al disfrutar el permiso. Debe emitirse, en su caso, pero nunca condicionará el acuerdo de la Junta de Tratamiento.
Si teniendo en cuenta las circunstancias establecidas por el Reglamento penitenciario en el artículo 156, resulta probable una repercusión negativa de la salida de permiso de un interno desde la perspectiva de su preparación para la vida en libertad o de su programa individualizado de tratamiento, el sentido del informe del Equipo Técnico deberá ser: Favorable si además resulta probable el quebrantamiento de condena. Favorable si además resulta probable la comisión de nuevos delitos. Desfavorable sólo si además concurre la probabilidad de comisión de nuevos delitos. Desfavorable.
Cuando un interno aprovecha el disfrute de un permiso de salida para cometer nuevo delito: Dicha circunstancia condiciona una prohibición de tres años para disfrutar nuevos permisos de salida si el delito cometido ha sido condenado con una pena grave. Deberá ser valorado negativamente por el Equipo Técnico para la concesión de futuros permisos ordinarios o extraordinarios. Dicho permiso quedará sin efecto sin perjuicio de otras consecuencias penales o penitenciarias. Ninguna respuesta es correcta.
En el supuesto de que un interno deba acudir a una consulta médica ambulatoria externa y no precísela hospitalización posterior, ¿cuál será la duración máxima que podría tener el permiso extraordinario orientado a posibilitar esta gestión?: Doce horas. Veinticuatro horas. Ocho horas. Seis horas.
Si un interno en tercer grado comete un delito durante el disfrute de un permiso: Quedará sin efecto el permiso concedido. Se le regresará provisionalmente a primer grado. No podrá disfrutar de nuevos permisos en el plazo de dos años. No podrá disfrutar de nuevos permisos en el plazo de tres años.
Según el artículo 108.1 del Reglamento Penitenciario, si un interno clasificado en tercer grado no regresase al Centro Penitenciario después de haber disfrutado de un permiso de salida o de cualquier otra salida autorizada, cuando vuelva a ingresar en un Centro Penitenciario: Será clasificado automáticamente en primer grado. Será clasificado automáticamente en segundo grado. Mantendrá el tercer grado en espera de efectuar la reclasificación correspondiente. Será clasificado provisionalmente en segundo grado en espera de efectuar la reclasificación correspondiente.
¿En qué caso no se concederá un permiso extraordinario?: Cuando no exista autorización expresa del Juez de Vigilancia. Cuando dicho permiso pueda transmitirse como permiso ordinario. Cuando los días necesarias para cumplir su cometido sean superiores a cinco. Cuando dicho permiso rio pueda tramitarse como permiso ordinario.
En ningún caso se concederá un permiso extraordinario: Cuando el interno haya disfrutado algún otro permiso con ese carácter en el correspondiente año. Cuando el interno penado tenga además una o varias causas en situación de prisión preventiva. Cuando el supuesto de hecho o las circunstancias concurrentes permitan su tramitación como permiso ordinario. Cuando el interno no disfrute de permisos ordinarios.
En el proceso de tramitación de un permiso ordinario de salida señale la fase o gestión que es posterior a todas las demás: El interno solicita el permiso. El acuerdo de concesión es adoptado por la Junta de Tratamiento. La salida es autorizada. El Equipo Técnico informa favorablemente.
La solicitud de autorización a la Autoridad judicial o administrativa correspondiente de un permiso extraordinario, es anterior: A la solicitud de concesión. A la orden de salida. Al informe del Equipo. A la notificación al interno del acuerdo de la Junta.
Según el artículo 160 del Real Decreto 190/1996 de 9 de febrero, para tramitar un permiso de salida, ¿será necesario que el interno solicite dicho permiso, tanto si es de carácter ordinario como extraordinario?: No, será suficiente, en todo caso, el informe preceptivo de la Junta de Tratamiento. Sí, solo si se trata de permisos extraordinarios. Sí, en ambos casos. No, se tramitarán de oficio.
Señale la frase incorrecta: A los presos preventivos se les podrá conceder permisos de salida extraordinarios. Los penados clasificados en tercer grado, con carácter general, no estarán sometidos a custodia si ingresan en un hospital extrapenitenciario durante el disfrute de un permiso de salida extraordinario. A los penados clasificados en segundo grado que hayan disfrutado un permiso de salida, se les podrá conceder un permiso extraordinario en régimen de autogobierno. Los penados clasificados en primer grado pueden disfrutar permisos extraordinarios de salida.
Los permisos de salida previo informe médico a que hace referencia el artículo 166.4 del Reglamento Penitenciario, no estarán sometidos, en general, a control ni custodia del interno: A) Cuando se trate de penados clasificados en tercer grado de tratamiento. B) Cuando se trate de penados clasificados en tercer grado de tratamiento y en segundo grado que reúnan los requisitos del artículo 154 del RP. Las respuestas a) y b) son correctas, llevándose además a cabo dichas salidas en autogobierne. No estarán sometidos a control ni custodia del interno en ningún caso, ya que su concesión está vinculada a internos en tercer grado de tratamiento o en segundo grado que disfruten habitualmente de permisos ordinarios de salida.
En el proceso de tramitación de un permiso ordinario de salida señale la fase o gestión que es posterior a todas las demás: El interno solicita el permiso. El acuerdo de concesión es elevado a la Autoridad competente. Valoración del disfrute del permiso. El Equipo Técnico emite informe.
¿Es posible el procedimiento de urgencia para la concesión de permisos extraordinarios cuando el interno está clasificado en segundo grado de tratamiento?: No. En ningún caso. Sí, pero exige la autorización previa de la Audiencia Provincial. Sí. No. Debe seguirse el procedimiento ordinario del artículo 161.1 Reglamento Penitenciario.
Indique el trámite que siempre se realiza en el procedimiento de concesión de un permiso extraordinario: La imposición de custodia por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La emisión de informe por parte del Equipo Técnico. La autorización del Juez de Vigilancia. La autorización de la salida.
Señale la frase incorrecta: A los presos preventivos se les podrán conceder permisos de sal ida extraordinarios. Los penados clasificados en tercer grado, con carácter general, no estarán sometidos a custodia sí ingresan en un hospital extrapenitenciario durante el disfrute de un permiso de salida extraordinario. A los penados clasificados en segundo grado que hayan disfrutado un permiso de salida, se les podrá conceder un permiso extraordinario en régimen de autogobierno. Los penados clasificados en primer grado pueden disfrutar permisos extraordinarios de salida.
En caso de denegación de un permiso de salida: El acuerdo simple (sin motivar) debe notificarse al interno. El informe del Equipo Técnico y el acuerdo de la Junta de Tratamiento deben trasladarse al interno. El interno podrá acudir en vía de queja al Juez de Vigilancia. Deberá remitirse al Centro Directivo para su ratificación.
Cuando por el órgano colegiado correspondiente se acuerde denegar el permiso solicitado por el interno: A) Se notificará a éste la decisión motivada, con indicación expresa de su derecho a acudir en vía de recurso al Juez de Vigilancia. Se notificará a éste la decisión motivada, con indicación expresa de su derecho a acudir en vía de queja al Juez de Vigilancia. C) Se notificará a éste la decisión motivada, con indicación expresa de su derecho a acudir al Centro Directivo en vía de recurso. Las respuestas a) y c) pueden ser correctas.
¿Qué mecanismo de impugnación tendrá un interno contra el auto de un Juzgado de Vigilancia Penitenciaria que desestima su queja por la denegación de un permiso ordinario de salida?: Podrá interponer un recurso de alzada. Podrá interponer un recurso de reforma. Podrá interponer un recurso ordinario. Podrá interponer un recurso de súplica.
Contra la no autorización de un permiso de salida por el Juez de Vigilancia, el interno podrá: Acudir en queja ante el propio Juez de Vigilancia. Recurrir en reforma ante el propio Juez de Vigilancia. Recurrir en apelación ante el Tribunal Sentenciador. Recurrir en reforma y subsidiariamente en apelación ante el propio Juez de Vigilancia.
El acuerdo de denegación de un permiso solicitado por el interno se le notificará a éste en decisión motivada: Con indicación expresa de su derecho a acudir en vía de recurso ante el Centro Directivo. Con indicación expresa de su derecho a acudir en vía de recurso ante el Juez de Vigilancia. Con indicación expresa de su derecho a acudir en vía de queja ante el Juez de Vigilancia. Con indicación expresa de su derecho a acudir en vía de recurso ante la autoridad judicial de quien dependa, si se tratara de un interno preventivo.
Si la Junta de Tratamiento acuerda denegar el permiso de salida solicitado por un interno: Podrá interponer una queja ante el Juez de Vigilancia, salvo que se trate de un permiso extraordinario, en cuyo caso se interpondrá ante Ja Autoridad judicial competente. Se notificará al interno la decisión motivada de la Junta, con indicación expresa de su derecho a presentar recurso de queja ante el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Tendrá derecho a acudir en vía de queja al Juez de Vigilancia Penitenciaria. Ninguna respuesta es correcta.
Contra los acuerdos de los Equipos Técnicos relativos a la concesión de permisos ordinarios de salida a internos de segundo grado: Cabe acudir en vía de queja al Juzgado de Vigilancia. Cabe acudir en vía de reclamación al Centro Directivo. Cabe solicitar que se pronuncie la Junta de Tratamiento. No cabe recurso alguno.
Las salidas fin de semana las contempla el RP en su artículo: 87. 155. 75. 114.
La duración máxima de un permiso extraordinario es de: El tiempo necesario que requiera la circunstancia excepcional. Dos días. Siete días. El Reglamento no contempla este extremo.
Los permisos extraordinarios concedidos para consulta ambulatoria extrapenitenciaria: Se pueden conceder a los penados clasificados en segundo o tercer grado. A los penados clasificados en segundo grado se les concederán sólo si disfrutan de permisos ordinarios. A los clasificados en segundo grado se les concederán si no puede concedérsele un permiso ordinario. En ningún caso existirá control policial.
Si un interno clasificado en segundo grado debe ingresar durante cinco días en un hospital extrapenitenciario se le podrá conceder un permiso: A) Extraordinario de cinco días. Se le puede conceder un permiso ordinario. C) Puede considerarse como un ingreso, previo informe médico, en Hospital extrapenitenciario. A y C son correctas.
Los permisos extraordinarios: Si son debidamente autorizados, siempre se disfrutarán sin custodia policial. Pueden concederse en régimen de autogobierno. En ningún caso se concederán a internos que puedan disfrutar de permisos ordinarios. No necesitan el informe del Equipo Técnico.
El permiso extraordinario concedido para consulta ambulatoria extrapenitenciaria tendrá una duración máxima de: Dos días. Veinticuatro horas. Doce horas. Siete días.
Ante la denegación de un permiso el interno: Puede acudir en vía de queja ante el Centro Directivo. B) Puede interponer un recurso de queja ante el Juez de Vigilancia. C) Obligatoriamente se le participará al interno el motivo de la denegación. B y C pueden ser correctas.
Si un interno tiene autorizados por el juez de vigilancia 18 días de permiso y solicita disfrutar siete días, tras haber cometido una falta muy grave: Al estar autorizado el permiso, el Director deberá autorizarle la salida. El Director suspenderá provisionalmente el disfrute del permiso, participándoselo al Juez de Vigilancia. Se trata obligatoriamente de un permiso ordinario y de un penado clasificado en segundo grado o sin clasificar. Este supuesto no puede darse.
Si un interno tiene autorizados por el juez de vigilancia 18 días de permiso y solicita disfrutar siete días, tras haber cometido una falta muy grave, sale de permiso y no reingresa: No podrá disfrutar permisos en dos o tres años. B) Será un factor negativo para la concesión de nuevos permisos. C) Queda sin efecto el resto de los días de permiso pendientes de disfrutar. B y C son correctas.
Según la LOGP los permisos de salida: Son considerados como recompensa. Son indeterminados en su duración. Se encuentran regulados en el Capítulo VI del Título ll. Se incluyen en el capítulo de Organización general.
¿Qué permisos de salida se pueden conceder en los centros de preventivos?: Sólo los permisos ordinarios. Sólo los permisos extraordinarios. Sólo las salidas fin de semana. Todos los permisos.
El límite máximo de días de duración de cada permiso de salida es de: 7 días. 36 días para los internos de segundo grado. 48 días internos de tercer grado. No existe límite de días, mediando la aprobación del Juez de Vigilancia.
El tope máximo anual para los permisos ordinarios de salida de internos de primer grado es de: 24 días. 36 días. 48 días. Todas las respuestas son falsas.
Si un interno aprovechare el disfrute de un permiso para fugarse o cometiere un nuevo delito durante el mismo: No podrá volver a disfrutar de permisos. No podrá volver a disfrutar de permisos durante un período de 2 años o 3 si el nuevo delito estuviera castigado con pena grave o repitiera evasión aprovechándose del nuevo permiso. No podrá volver a disfrutar de permisos, salvo los permisos extraordinarios, durante un período de dos años o 3 si el nuevo delito estuviera castigado con pena grave o repitiera evasión aprovechándose del nuevo permiso. Podrá volver a disfrutar de permisos en cualquier momento que la Junta de Tratamiento valore que la prolongada reclusión está produciendo un efecto indeseable en su programa global de tratamiento.
Los permisos otorgados a los internos preventivos: Representan un medio para evitar rupturas familiares y sociales. Representan un medio eficaz en el proceso de reeducación del interno. Representan un alivio en la medida de restricción de libertad que supone la prisión provisional. Representan un medio de recompensar la buena conducta del recluido.
Un interno penado, clasificado en 2º Grado, con autorización del JVP para disfrutar de un permiso ordinario de seis días, recibe mandamiento de prisión preventiva al encontrarse en busca y captura por delito cometido durante el disfrute del anterior permiso. Señalar la frase correcta: Debe cumplirse inmediatamente la resolución judicial y disfrutar no obstante el permiso ya autorizado por el JVP. Debe suspenderse el cumplimiento de la resolución judicial y poner en conocimiento del mismo las nuevas circunstancias que imposibilitan el disfrute del permiso. Debe suspenderse provisionalmente el cumplimiento de la resolución judicial y poner en conocimiento del mismo las nuevas circunstancias por si considera la conveniencia dejar sin efecto el auto de autorización. No se permite la salida de permiso del citado interno por constar una causa pendiente en situación preventiva.
La no observancia de mala conducta, a efectos de concesión de permisos ordinarios de salida, significa: No tener faltas pendientes de cancelación. No tener faltas graves o muy graves pendientes de cancelación. Que el Junta de Tratamiento, valore que observa una conducta adaptada en prisión. No tener faltas muy graves pendientes de cancelación durante un período de tres meses.
Cuando un penado no reingresa de un permiso reglamentario: No disfrutará de otro permiso ordinario hasta que cumpla la condena quebrantada. B) No podrá redimir por quebrantamiento en la condena quebrantada. C) Solamente por circunstancias extraordinarias podrá disfrutar de un permiso. B y C son correctas.
¿Quiénes no pueden disfrutar permisos ordinarios?: Los que disfruten salidas fin de semana. Sólo los penados que no estén clasificados. Los penados sin clasificar. El que quebrante su condena.
Un penado no reingresa a la prisión al terminar un permiso ordinario de siete días, porque ha cometido un robo con violencia, ¿durante que periodo de tiempo no podrá volver a disfrutar permisos una vez que reingrese ya condenado?: A los dos años. A los tres años. No existe plazo concreto. Durante el cumplimiento de esa condena ya no podrá disfrutar de permisos ordinarios, aunque sí de los extraordinarios.
¿A quién puede concedérsele un permiso extraordinario?: A todos los internos. A todos los internos que no puedan disfrutar permisos ordinarios. Exclusivamente a los preventivos. A los preventivos y penados no clasificados en tercer grado.
Los internos penados, pero no clasificados: No podrán disfrutar de permisos ordinarios. Si pueden disfrutar de permisos ordinarios, si han cumplido la 1/4 parte de la condena. Si podrán disfrutar de permisos ordinarios, si han cumplido las 3/4 partes de la condena. Si podrán disfrutar de permisos ordinarios, si lo autoriza el Juez de Vigilancia.
Los permisos de salida vienen establecidos en la ley orgánica general penitenciaria: En Título aparte. En Capítulo correspondiente al Título II En Título independiente. En Capítulo correspondiente al Título III.
Los permisos ordinarios tendrán los topes anuales máximos de permiso, señalados por la ley para los condenados en segundo y tercer grado respectivamente, de: Treinta y seis y cuarenta y ocho días. Treinta y dos y cuarenta y cuatro días. Veintidós y treinta y cinco días. Catorce y treinta y seis días.
Los permisos ordinarios, señalados por la ley, para los condenados en segundo y tercer grado, se distribuirán por regla general entre: Los dos semestres del año en unos topes o límites de dieciocho y veinticuatro días, respectivamente. Por trimestres, según la cuarta parte del cómputo establecido. Como solicite el interno. Como viene regulado en el artículo 3 del Reglamento Penitenciario.
Son permisos extraordinarios: Todos los que no sean de fin de semana. Los concedidos a penados de primer y tercer grado. Los que se conceden a los internos en caso de enfermedad grave o defunción de parientes próximos o personas de íntima vinculación con el interno, alumbramiento de la esposa u otros motivos importantes. Los concedidos a reclusos de tercer grado para hacer un viaje turístico o cultural que favorezca su reinserción social.
¿De qué permisos pueden disfrutar los penados de primer grado?: De toda clase de permisos, pero con ciertos requisitos. Sólo de permisos de fin de semana. Únicamente de permisos extraordinarios. No pueden disfrutar permisos de ninguna clase.
Si un interno aprovecha un permiso para fugarse o cometer un delito, ¿podrá disfrutar después de nuevos permisos?: No, en ningún caso. Sólo de salidas fin de semana. Sólo de permisos extraordinarios, hasta que transcurran ciertos plazos. Sí, de cualquier clase de permisos.
¿Cuáles son los requisitos imprescindibles para que cualquier recluso pueda disfrutar de un permiso ordinario?: Estar clasificado o ser preventivo. No haberse fugado nunca ni haber cometido nunca delito disfrutando de permiso. Tener cumplida la cuarta parte de la condena y observar buena conducta. Ser preventivo o penado clasificado en segundo o tercer grado.
¿Cuál es el límite máximo anual en permisos ordinarios para los penados en tercer grado?: 48 días. 36 días. 24 días. No existe límite alguno.
¿Cuál es el límite máximo semestral en permisos ordinarios para los penados en primer grado?: 48 días. 36 días. 24 días. No existe límite alguno.
En la vigente ley orgánica general penitenciaria se prevé la concesión de permisos de salida a reclusos como preparación para la vida en libertad, bajo ciertos requisitos. ¿durante cuántos días en total pueden disfrutar, al año, de estos permisos?: Hasta un total de 36 días por año para los condenados de segundo grado y preventivos y de 48 días por año para los de tercer grado. Hasta 18 días para los reclusos de segundo grado y 24 para los de tercer grado. Hasta un total de 36 días por año para los condenados de segundo grado y de 48 días por año para los de tercer grado. En los preventivos no existe tope. No existen permisos de salida de esta clase.
¿A qué clase de reclusos pueden concederse permisos de salida?: A todo tipo de reclusos, cualquiera que sea su grado, incluso a los preventivos. A los reclusos de segundo y tercer grado. A los penados de cualquier grado, pero no a los preventivos. A los reclusos de tercer grado.
El reglamento penitenciario otorga gran importancia a los permisos de salida, asignándoles la finalidad de: Recompensa. Derecho. Preparación. Que el interno empiece a buscar trabajo.
¿Por qué motivo no se concede un permiso extraordinario de salida?: Fallecimiento del padre del interno. Alumbramiento de la esposa. Preparación para la vida en libertad. Enfermedad grave de un hermano.
Para conceder un permiso ordinario es requisito imprescindible que el penado: Haya cumplido las 3/4 partes de la condena. Que esté en tercer grado. Que lo merezca por el trabajo desempeñado. Que haya cumplido la cuarta parte de la condena.
Es falsa la siguiente afirmación: "los permisos de salida…"?: Se consideran como preparación para la vida en libertad. Son derechos de los internos. Se consideran cuando concurran circunstancias familiares especiales. Son recompensas otorgadas por la buena conducta y sentido de la responsabilidad.
El Director, sí el permiso es extraordinario y existen motivos de urgencia, ¿cuántos días puede durar un permiso de salida extraordinario?: Hasta 7 días. Hasta 36 días. Hasta 48 horas. 2 días.
¿Cuáles son los requisitos mínimos para que un penado pueda disfrutar de un permiso ordinario?: Estar clasificado en tercer grado o ser preventivo. No haberse fugado nunca ni haber cometido nunca delito disfrutando de permiso. Tener cumplida la cuarta parte de la condena y no observar mala conducta. Tener a un pariente próximo muy enfermo.
Los permisos de salida son regulados por el RP: Les dedica un Título completo. Los permisos se regulan en la LOGP, no en el RP. Aún siguen vigentes las normas del RP de 1981 en materia de permisos. Ninguna respuesta es correcta.
Si un interno aprovechare el disfrute de un permiso para fugarse: Si es tercer grado, queda automáticamente regresado a segundo grado. Cuando reingrese, podría seguir disfrutando permisos ordinarios. Quedará sin efecto el permiso concedido. Son correctas las tres respuestas.
Como norma general, no podrá concederse un permiso extraordinario por: El alumbramiento de la madre. Una consulta ambulatoria. Quedar ingresado en un Hospital civil. Fallecimiento de la suegra.
Al penado que disfruta de un permiso ordinario: No se le puede someter a una analítica sobre consumo de drogas a su regreso. El Equipo Técnico podrá proponer distintas clases de medidas. No se le puede prohibir visitar los bares de su pueblo. No se le puede entregar el DNI, sí no es un tercer grado.
La duración máxima de un permiso es: Siete días. Depende del permiso de que se trate. 36 días para los penados en segundo grado. Diez días.
Existen las siguientes clases de permisos de salida: Ordinarios y extraordinarios. De penados y de preventivos. Ordinarios, extraordinarios y de Fin de semana. Fin de semana, de segundo grado y preventivos.
Los internos preventivos pueden disfrutar: Todos los permisos. Toda clase de permisos extraordinarios. Permisos extraordinarios solamente. Permisos ordinarios y algunos extraordinarios.
Es causa de la información desfavorable de un permiso de salida: La pena impuesta. B) La probabilidad de quebrantamiento de condena. C) El considerar negativa la salida desde la perspectiva de su preparación para la vida en libertad o de su programa individualizado de tratamiento. B y C son correctas.
Generalmente, ¿cuántos días de permiso ordinario podrá disfrutar un penado clasificado en segundo grado desde el día 1 de enero al día 30 de junio?: Un máximo de 36. Dieciocho. Siete. Ninguna respuesta es correcta.
Puede concederse un permiso extraordinario de salida, previo informe médico, para consulta ambulatoria extrapenitenciaria: No existe este tipo de permiso extraordinario. A los internos clasificados en tercer grado. A los internos clasificados en tercer grado y a los penados clasificados en segundo grado que disfruten permisos ordinarios. A los internos clasificados en segundo o tercer grado.
Cuando un interno penado clasificado en segundo grado deba ingresar en un hospital extrapenitenciario se le podrá conceder un permiso extraordinario: Por un plazo máximo de doce horas. En todo caso deberá autorizarlos el Juez de vigilancia. Deberá evitarse, en lo posible, la concesión de estos permisos a los terceros grados. La autorización de estos permisos es competencia del Centro Directivo.
¿Cuál de estos requisitos es imprescindible para disfrutar de un permiso ordinario ?: Estar clasificado en 2° o 3º grado. No observar mala conducta. Haber cumplido las 2/3 parte de la condena. Tener nacionalidad española.
A un penado clasificado en segundo grado se le muere el padre. ¿qué permiso se le concederá?: Por razones de urgencia, el Director le puede autorizar un permiso ordinario inferior a dos días. Si es posible, se Je autorizará un permiso ordinario y, si no concurren las circunstancias necesarias para ello, el Director Je podrá autorizar un permiso extraordinario no superior a dos días. Se Je autorizará por quien corresponda un permiso extraordinario. El JVP le autorizará un permiso ordinario o extraordinario inferior a dos días.
Si la junta de tratamiento acuerda denegar un permiso ordinario a un penado: Se lo participará al interno y a la Autoridad correspondiente B) El interno podrá recurrir ante el Juez de vigilancia C) El acuerdo será motivado B y C son correctas.
Denunciar test Condiciones de uso
Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.