option

DESCARTES 3

INFORMACIÓN ESTADÍSTICAS RÉCORDS
REALIZAR TEST
Título del test:
DESCARTES 3

Descripción:
filosofia

Autor:
Blancacastri
(Otros tests del mismo autor)

Fecha de Creación:
29/01/2021

Categoría:
Arte

Número preguntas: 15
Comparte el test:
Facebook
Twitter
Whatsapp
REALIZAR TEST
Últimos Comentarios
No hay ningún comentario sobre este test.
Temario:
Es inevitable advertir sobre la similitud entre el colorarlo cartesiano “cogito ergo sum” y el “si fallor sum”. A “si fallor sum”.es una idea de Santo Tomás de Aquino. B “si fallor sum” es una idea de San Agustín de Hipona. C Agustín se pregunta ¿Se da la verdad? Al caer en la cuenta de que ha estado en el error. Si yerro, sé que existo; enim si fallor sum” (De civitate Dei, XI, 26). A y C son correctas B y C son correctas.
Solo tenemos la existencia de una mente que piensa ideas y nada más, por lo tanto: A La existencia indudable del yo es el punto de arranque para, acto seguido, intentar demostrar que existen más cosas, incluido el propio cuerpo, aparte del sujeto pensante. B Podemos pensar que existe nuestro cuerpo y, con él, todo un mundo exterior a la mente que piensa que existe, pero ¿existen realmente? A y B son correctas Todas son falsas.
A Descartes no le queda más remedio que deducir a existencia de otras ideas, de deducir la existencia de todo un mundo exterior a partir de la existencia del pensamiento y de las ideas que el pensamiento piensa. Dando un paso más diremos que Podemos dudar de que en nuestra mente tengamos la idea de cuerpo y de mundo exterior. Eso nos garantiza que existan más allá del hecho de ser pensadas por nosotros. Aunque tal vez así sea...o no. Este planteamiento no distancia a Descartes de la filosofía anterior. Para Platón la idea de mundo es el mundo ya que la idea es lo único real, pues solo la idea es. Para Descartes la idea de mundo no es el mundo es solo la idea en la mente, de ahí la necesidad de demostrar que el mundo existe como algo más que una idea en la mente de un sujeto solitario.
Entre todas las ideas que pueda el sujeto pensante concebir ha de haber alguna en la que pueda apoyarse para salir del solipsismo y demostrar el mundo exterior. Esto implica un análisis de los tipos de ideas: Ideas adventicias. Son las más importantes, aunque son muy pocas Ideas facticias. La idea de árbol o los colores, parecen provenir de nuestra experiencia externa. Ideas innatas. Son las que construye la mente a partir de otras ideas. Por ejemplo, la idea de un caballo alado. Caballo + alas. Ideas innatas. Son las más importantes, aunque son muy pocas.
Elige la opción correcta; Las ideas innatas no las posee el pensamiento en sí mismo. Entre las ideas adventicias están las ideas de pensamiento, existencia, infinito o perfección. Entre las ideas facticias destaca la de infinito La idea de finito, Descartes la identifica inmediatamente con Dios.
Con ser la idea del cogito un hallazgo importante se mantiene una gran dificultad por solventar: si el pensamiento del yo no es solo y exclusivamente pensamiento de ideas entonces todo es idea y como consecuencia nada existe fuera de su ser pensado por una mente. si el pensamiento del yo es solo y exclusivamente pensamiento de ideas entonces nada es idea y como consecuencia nada existe fuera de su ser pensado por una mente. si el pensamiento del yo es solo y exclusivamente pensamiento de ideas entonces todo es idea y como consecuencia nada existe fuera de su ser pensado por una mente. si el pensamiento del yo es solo y exclusivamente pensamiento de ideas entonces nada es idea y como consecuencia todo existe fuera de su ser pensado por una mente.
Habrá que buscar un argumento que basado en el cogito: Nos permita salir del pensamiento hacia la existencia. En otras palabras: solo la existencia de un Dios que no sea engañador nos garantiza la posibilidad de dar el salto a la existencia pues si Dios existiera sería sustancia perfecta y creadora e infinitamente buena, y por lo tanto no quería engañarnos. Nos permita salir del pensamiento hacia la existencia. En otras palabras: no solo la existencia de un Dios que sea engañador nos garantiza la posibilidad de dar el salto a la existencia pues si Dios existiera sería sustancia perfecta y creadora e infinitamente buena, y por lo tanto no quería engañarnos. Nos permita salir del pensamiento hacia la existencia. En otras palabras: solo la existencia de un Dios que sea engañador nos garantiza la imposibilidad de dar el salto a la existencia pues si Dios existiera, no sería sustancia perfecta y creadora e infinitamente buena, y por lo tanto no quería engañarnos. Nos permita salir de la existencia hacia el pensamiento. En otras palabras: solo la existencia de un Dios que sea engañador nos garantiza la posibilidad de dar el salto a la existencia pues si Dios existiera sería sustancia perfecta y creadora e infinitamente buena, y por lo tanto no quería engañarnos.
En la 3º meditación de sus “Meditaciones metafísicas” (1639) aborda el examen de las ideas que tiene en la mente y se encamina a demostrar la existencia de un Dios que garantiza la verdad. Una de esas demostraciones dice: ¿Es posible que mi existencia se derive de mí mismo, o de mis padres, o de alguna otra fuente menos perfecta que Dios?, por lo tanto… El hecho de que se pueda dudar demuestra que el ser humano no es libre, pero también demuestra que es imperfecto, por lo que la idea de perfección no es innata ni desde luego adventicia, debe de ser facticia. Lo mismo sucede con la idea de infinito. Tales ideas deben haber sido puestas en mi mente por alguien que sí sea perfecto e infinito. Dios por tanto existe. El hecho de que se pueda dudar demuestra que el ser humano es libre, pero también demuestra que es imperfecto, por lo que la idea de perfección no es facticia ni desde luego adventicia, debe de ser innata. Lo mismo sucede con la idea de infinito. Tales ideas deben haber sido puestas en mi mente por alguien que sí sea perfecto e infinito. Dios por tanto existe. El hecho de que se pueda dudar demuestra que el ser humano es libre, pero también demuestra que es imperfecto, por lo que la idea de imperfección no es facticia ni desde luego innata, debe de ser adventicia. Lo mismo sucede con la idea de finito. Tales ideas deben haber sido puestas en mi mente por alguien que sí sea perfecto e infinito. Dios por tanto existe. El hecho de que se pueda dudar demuestra que el ser humano es libre, pero también demuestra que es imperfecto, por lo que la iticia ni desde luego adventicia, debe de ser innata. Lo mismo sucede con la idea de finito. Tales ideas deben haber sido puestas en mi mente por alguien que no sea perfecto ni infinito. Dios por tanto existe.
Descartes también aporta el argumento ontológico de San Anselmo: La existencia puede serle negada a la idea de Dios, ya que privarle de una perfección sería una contradicción a un ser sumamente perfecto. La existencia es una perfección que no pertenece a la esencia divina, de ahí que se pueda concebir a Dios como un ser no existente. La existencia no puede serle negada a la idea de Dios, ya que privarle de una perfección no sería una contradicción a un ser sumamente perfecto. La existencia no es una perfección y no pertenece a la esencia divina, de ahí que se pueda concebir a Dios como un ser no existente. La existencia no puede serle negada a la idea de Dios, ya que privarle de una perfección no sería una contradicción a un ser imperfecto. La existencia es una perfección y pertenece a la esencia divina, de ahí que no se pueda concebir a Dios como un ser no existente. La existencia no puede serle negada a la idea de Dios, ya que privarle de una perfección sería una contradicción a un ser sumamente perfecto. La existencia es una perfección y pertenece a la esencia divina, de ahí que no se pueda concebir a Dios como un ser no existente.
Descartes otorga a Dios el papel fundamentador de su sistema, pero no logra deshacerse de las objeciones de Arnauld (expuesto en las objeciones a las Meditaciones metafísicas). El argumento de Arnauld dice lo siguiente: Para demostrar que la claridad y la distinción son el criterio de verdad, Descartes necesita demostrar que existe un Dios que sea engañador. Pero, a su vez; para demostrar esto último necesita demostrar que lo que la deducción ve clara y distintamente es falso. Descartes estaría sumido en un círculo probatorio. Para demostrar que la claridad y la distinción son el criterio de verdad, Descartes necesita demostrar que existe un Dios que no sea engañador. Pero, a su vez; para demostrar esto último necesita demostrar que lo que la intuición ve clara y distintamente es verdadero. Descartes estaría sumido en un círculo probatorio. Para demostrar que la claridad y la distinción son el criterio de verdad, Descartes necesita demostrar que existe un Dios que no sea engañador. Pero, a su vez; para demostrar esto último necesita demostrar que lo que la inducción ve clara y distintamente es falso. Descartes estaría sumido en un círculo probatorio. Para demostrar que la claridad y la distinción no son el criterio de verdad, Descartes necesita demostrar que existe un Dios que sea engañador. Pero, a su vez; para demostrar esto último necesita demostrar que lo que la intuición ve clara y distintamente es verdadero. Descartes escapa así de un círculo probatorio.
El mundo existe… porque Dios no existe. Y, por lo tanto, la existencia del mundo exterior (incluido el propio cuerpo) no se demuestra a partir dela existencia de Dios. Y, por lo tanto, Dios permite que el hombre se engañe haciéndole creer que el mundo es un sueño. Y por lo tanto, a la idea de mundo le corresponde una realidad extramental.
El mundo está constituido por la: Extensión y la impenetrabilidad. Las cosas son res extensa y movimiento. extensión. Las cosas son res extensa y movimiento. extensión. Las cosas son res extensa y la quietud. extensión. Las cosas son res intensa y movimiento.
El mundo es una máquina. Descartes coincide con las teorías del mecanismo propias de su época. Si todo se reduce a materia y extensa y movimiento, ello implica que: A Existen átomos. Existen últimas partículas indivisibles porque la extensión siempre es indivisible. Además, no existe el vacío pues todo es materia, todo es extensión. Todo está lleno. B Se niega el peso y las fuerzas internas de la materia como la fuerza gravitatoria. Todo se mueve por puro contacto. Pero el origen del movimiento queda sin explicar, salvo que se recurra a Dios ¿Hubo o hay contacto entre Dios y el mundo?, y si lo hay o lo hubo ¿es Dios inmutable? A y B son correctas. Solo A es correcta.
Para Descartes, la explicación del movimiento queda así: Dios es la primera causa del movimiento. Dios conserva siempre la misma cantidad de movimiento en el mundo. Tal conservación de deduce de la inmutabilidad divina. Dios cambia y modifica su creación además de conservarla. Leyes de la naturaleza. De la inmutabilidad divina se deducen las tres leyes de la naturaleza: Cada cosa permanece en el estado en el que se encuentra si nada la cambia. Descartes formula por primera vez el principio de inercia. Todo cuerpo que se mueve tiende a continuar su movimiento en línea recta (Galileo decía en movimiento circular). Si dos cuerpos chocan en movimiento no se pierde solo se transmite. El cosmos. Puesto que el espacio no está lleno de materia extensa, cualquier movimiento de un cuerpo causa el desplazamiento de todos los demás. A nivel cósmico este movimiento es un torbellino. El universo está constituido por torbellinos de materia que se tocan entre sí. Pero el Sistema Solar no es uno de esos torbellinos, aunque las estrellas fugaces son porciones de materia que se escapan. Los animales. No son máquinas y, pero se mueven por mecanismos muy complejos.
Descartes distingue tres ámbitos de la realidad: Dios o la sustancia infinita, el “yo” o la sustancia pensante y los cuerpos o la sustancia extensa. Descartes emplea como sinónimos las palabras cosa (res) y sustancia (substancia). Lo que indica que la sustancia es lo concreto existente, pero que existe en sí y por si, por lo tanto: La definición cartesiana de sustancia no solo sería aplicable a Dios. Descartes mantiene que la palabra sustancia no se dice igual de Dios y de las criaturas. Distingue entre:1. Sustancia infinita: Dios.2. Sustancias finitas: almas y cuerpos. Todas son correctas. Todas son falsas.
Denunciar test Condiciones de uso
INICIO
CREAR TEST
INFORMACIÓN
ESTADÍSTICAS
RÉCORDS
Otros tests del Autor