Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.
option

Especial Test 900: ¿Cómo eres en tu subconsciente?

INFORMACIÓN ESTADÍSTICAS RÉCORDS
REALIZAR TEST
Título del test:
Especial Test 900: ¿Cómo eres en tu subconsciente?

Descripción:
Test especial por mis 900 tests, con una prueba psicológica.

Autor:
AVATAR

Fecha de Creación:
11/01/2013

Categoría:
Psicotécnicos
Comparte el test:
Facebook
Twitter
Whatsapp
REALIZAR TEST
Últimos Comentarios
No hay ningún comentario sobre este test.
Temario:
¡Bienvenido a mi test número 900! En este test especial haré una lectura de tu personalidad subconsciente (es decir, cómo eres sin darte cuenta) a través de una serie de respuestas ante diferentes situaciones. Recuerda bien la opción que escogiste, pues tras cada situación te explicaré qué sentido tiene cada elección de cara a tu subconsciente.
Primera situación Imagínate que has llegado a una selva. Vas deambulando unas horas hasta que, finalmente, encuentras una casa en un claro. ¡Recuerda fijarte bien en la puntuación que consigues!.
¿Cómo es la casa que te imaginaste? Una cabaña de madera pequeña y sin ventanas Una cabaña de madera pequeña con muchas ventanas Una cabaña de madera grande con muchas ventanas Una casa urbana pequeña y sin ventanas Una casa urbana pequeña con muchas ventanas Una casa urbana grande con muchas ventanas Un palacio (o similares, como una casa muy lujosa).
Resultados de la primera situación: la casa de la selva Si has escogido la casa de madera significa que tiendes a lo tradicional y a lo rústico. Si era pequeña y sin ventanas, eres una persona muy modesta, que incluso se infravalora, pero que tiende a encerrarse mucho en sí misma. Si la casa tenía ventanas, significa que eres modesto, pero que muy social y de fácil relación con otras personas. Asimismo, si la cabaña era grande y con ventanas, significa que tienes una personalidad fuerte, con gran autoestima y que eres muy social. Por otra parte, si la casa era urbana significa que tiendes a lo más moderno, que eres una persona de mente más abierta y que gusta de nuevas experiencias, con mayor preferencia por un entorno mucho más cosmopolita. La ausencia o no de ventanas, así como el tamaño de la casa, siguen el patrón de la cabaña en ese aspecto. Finalmente, si tu opción fue la de un palacio o una casa fuera de lo común por sus lujos, significa que tienes una personalidad incluso arrogante: eres consciente de tus habilidades, tienes una desbordante autoestima y sabes que mereces lo mejor porque estás entre los mejores.
Segunda situación Decides abandonar la casa para explorar la selva. Sin embargo en tu camino te encuentras con un inesperado obstáculo: un muro.
¿Cuál ha sido la primera opción para pasar el muro que te ha venido a la cabeza? Rodearlo Saltarlo Cavar un túnel No sigo paseando Lo atravieso por la puerta (o similares, como abrir un agujero).
Resultados de la segunda situación: el muro en el camino Esta prueba tiene que ver con la manera en la que afrontas tus problemas: si rodeaste el muro tiendes a evitar los problemas, los rodeas para que no te manchen, sin intentar solucionarlos (esperas a que pasen por sí mismos). Si pensaste en saltarlo significa que afrontas los problemas pero no buscas una solución definitiva, sino que tratas de disminuir sus consecuencias o desviarlo. Por otra parte, si tu elección fue cavar un túnel, es una solución más cobarde que las anteriores, en las que te escondes de los problemas aunque en un primer momento los intentes solucionar (es decir, buscas la solución más cobarde y que menos te salpica). Si no sigues paseando significa que eres incapaz de afrontar los problemas, y que uno te detiene por completo en tu vida diaria. La opción más acertada y a la vez inteligente sería la de la puerta (¿Quién dijo que no hay una puerta?), o simplemente abrir un agujero en el muro: esto significa que eres una persona que afronta los problemas, los encara y los soluciona, sin rodeos innecesarios.
Tercera situación Sigues con tu exploración de la selva, y llegas a un lago. Decides darte un baño para refrescarte.
¿Cómo te lanzas al lago? No me lanzo, prefiero quedarme fuera: puede haber amenazas dentro Me sumerjo poco a poco: primero los pies, luego la cintura... Me sumerjo de golpe, desde la orilla salto o me dejo caer Salto de bomba, con carrerilla antes de dar el gran salto Decides no lanzarte, ya que no te gusta bañarte.
Resultados de la tercera situación: ¿cómo saltar al lago? Esta prueba mide cómo eres respecto al sexo: si prefieres no bañarte por las amenazas significa que eres reacio a mantener este tipo de relaciones por el miedo a las consecuencias que puedan tener (embarazo indeseado, problemas en la relación, etc.). Por otro lado, si no te lanzas porque simplemente no te gusta bañarte, puede significar que no te atrae la idea de mantener relaciones, o que el sexo es secundario en tu vida. Si te vas sumergiendo poco a poco significa que no tendrías problemas en mantener relaciones sexuales, pero quieres hacerlo poco a poco, con precaución y midiendo bien las posibles consecuencias. Si te sumerges rápido, simplemente te dejas hundir, indica que aceptas y no tienes problemas con las relaciones sexuales, y que no es un motivo de preocupación en tu vida (algo normal que hay que tratar como algo natural). Finalmente, si te lanzas de bomba, significa que te gusta mantener este tipo de relaciones, las buscas y las afrontas con deseo, a veces con promiscuidad y descuido.
Última situación Una vez abandonada tu visita al lago, regresas a tu hogar. Sin embargo, repentinamente, te ves atacado por un feroz león.
¿Qué haces para librarte del león? Huyes Te subes a un árbol cercano Intentas tranquilizar al león y controlarlo Lo intentas matar de alguna manera Le pegas un tiro con tu escopeta (o cualquier otro tipo de arma de fuego).
Resultados de la última situación: ¿qué haces con el león? El león es algo así como el muro: un problema a afrontar. Más que un problema es una amenaza a tu bienestar personal, es decir, un problema que puede afectarte de una manera muy grave. Si lo primero que pensaste fue huir, significa que tiendes a evitar de cualquier manera este tipo de amenaza. No intentas arreglarla o solucionarla, sólo escapas y lo evitas. Algo parecido ocurre si piensas en subirte a un árbol, pues no escapas, pero evitas el problema con una solución que quizá te sirva (el león podría no subir) o quizá agrave el problema (si el león sabe trepar, estarás atrapado a su merced). Si intentas domar al león significa que afrontas estas situaciones mediante el diálogo, pero si te lanzas a atacarlo eres el tipo de persona que recurre a la violencia. Finalmente, la opción más inteligente e imaginativa es el utilizar un arma de fuego (nunca dije que no tuvieses un arma), lo que significa que te gusta resolver de manera directa este tipo de amenazas: si tu bienestar personal se ve atacado no dudarás en buscar la manera más útil y valiente para salir de este problema.
Se acabó: ¿coincide con tu personalidad? ¿Coincide con tu personalidad cada resultado obtenido? Cabe decir que en formato test esta prueba pierde un poco. Si puedes, intenta hacerla a gente que conozcas. Esto te otorgará un mayor abanico de respuestas a las diferentes preguntas y te ayudará a descubrir el tipo de personalidad subconsciente que tus cercanos tienen.
Una última anotación Esta prueba es un juego psicológico que no necesariamente tiene la verdad absoluta: no está basada en principios de la psicología comprobados al 100%, y es muy posible que los resultados no concuerden con tu personalidad. Sin embargo, es una entretenida prueba que quizá te ayude a conocerte mejor a ti mismo.
Denunciar test Condiciones de uso
INICIO
CREAR TEST
INFORMACIÓN
ESTADÍSTICAS
RÉCORDS
Otros tests del Autor