Rancho Alegre

INFORMACIÓN
ESTADÍSTICAS
RÉCORDS
REALIZAR TEST
Título del test:
Rancho Alegre

Descripción:
Jackson Enérgico

Autor:
Loma enzima
(Otros tests del mismo autor)

Fecha de Creación:
10/03/2020

Categoría:
Arte
Comparte el test:
Facebook
Twitter
Whatsapp
REALIZAR TEST
Últimos Comentarios
No hay ningún comentario sobre este test.
Temario:
TEXTO No. 1 La mayor parte de los ideales políticos modernos –como por ejemplo, la justicia, la libertad, el régimen constitucional y el respeto al derecho- o, al menos, sus definiciones, comenzaron con la reflexión de los pensadores griegos sobre las instituciones de la ciudad-estado. Pero en la larga historia del pensamiento político, el significado de tales términos se ha modificado de modos muy diversos y hay que entenderlo siempre a la a luz de las instituciones que habrían de realizar esos ideales y de la sociedad en que operaban dichas instituciones. La ciudad - estado griega era tan diferente a las comunidades políticas en que viven los hombres modernos, que pintar su vida social y política requiere de un no pequeño esfuerzo de imaginación. Los filósofos griegos reflexionaron sobre prácticas políticas muy diferentes de cualesquiera que hayan prevalecido de modo general en el mundo moderno y todo el clima de opinión en el que realizaron su trabajo era muy diferente del nuestro. Aunque sus problemas no dejan de tener analogías con el presente, no fueron nunca idénticas a los problemas modernos, y el aparato ético con que se valoraba y criticaba la vida política difería mucho del que hoy prevalece. Para comprender de modo adecuado y exacto lo que significaban sus teorías, es necesario darse cuenta en primer lugar, aunque sea en líneas muy generales, del tipo de instituciones que tenían a la vista y de lo que para el público al que se dirigían comportaba la ciudadanía –de hecho como ideal-. A este propósito, es especialmente importante el gobierno de Atenas, en parte porque es el mejor conocido, pero sobre todo porque fue objeto de especial preocupación para los más grandes filósofos griegos. George H. Sabine Historia de la Teoría Política 1. El texto se centra fundamentalmente en: Los contrastes entre la política antigua y moderna Los antecedentes de los ideales políticos modernos La importancia política del estudio de Atenas El redescubrimiento de la democracia griega.
TEXTO No. 1 La mayor parte de los ideales políticos modernos –como por ejemplo, la justicia, la libertad, el régimen constitucional y el respeto al derecho- o, al menos, sus definiciones, comenzaron con la reflexión de los pensadores griegos sobre las instituciones de la ciudad-estado. Pero en la larga historia del pensamiento político, el significado de tales términos se ha modificado de modos muy diversos y hay que entenderlo siempre a la a luz de las instituciones que habrían de realizar esos ideales y de la sociedad en que operaban dichas instituciones. La ciudad - estado griega era tan diferente a las comunidades políticas en que viven los hombres modernos, que pintar su vida social y política requiere de un no pequeño esfuerzo de imaginación. Los filósofos griegos reflexionaron sobre prácticas políticas muy diferentes de cualesquiera que hayan prevalecido de modo general en el mundo moderno y todo el clima de opinión en el que realizaron su trabajo era muy diferente del nuestro. Aunque sus problemas no dejan de tener analogías con el presente, no fueron nunca idénticas a los problemas modernos, y el aparato ético con que se valoraba y criticaba la vida política difería mucho del que hoy prevalece. Para comprender de modo adecuado y exacto lo que significaban sus teorías, es necesario darse cuenta en primer lugar, aunque sea en líneas muy generales, del tipo de instituciones que tenían a la vista y de lo que para el público al que se dirigían comportaba la ciudadanía –de hecho como ideal-. A este propósito, es especialmente importante el gobierno de Atenas, en parte porque es el mejor conocido, pero sobre todo porque fue objeto de especial preocupación para los más grandes filósofos griegos. George H. Sabine Historia de la Teoría Política 2. Aparato se entiende en el texto como: matiz factor sistema ideal.
TEXTO No. 1 La mayor parte de los ideales políticos modernos –como por ejemplo, la justicia, la libertad, el régimen constitucional y el respeto al derecho- o, al menos, sus definiciones, comenzaron con la reflexión de los pensadores griegos sobre las instituciones de la ciudad-estado. Pero en la larga historia del pensamiento político, el significado de tales términos se ha modificado de modos muy diversos y hay que entenderlo siempre a la a luz de las instituciones que habrían de realizar esos ideales y de la sociedad en que operaban dichas instituciones. La ciudad - estado griega era tan diferente a las comunidades políticas en que viven los hombres modernos, que pintar su vida social y política requiere de un no pequeño esfuerzo de imaginación. Los filósofos griegos reflexionaron sobre prácticas políticas muy diferentes de cualesquiera que hayan prevalecido de modo general en el mundo moderno y todo el clima de opinión en el que realizaron su trabajo era muy diferente del nuestro. Aunque sus problemas no dejan de tener analogías con el presente, no fueron nunca idénticas a los problemas modernos, y el aparato ético con que se valoraba y criticaba la vida política difería mucho del que hoy prevalece. Para comprender de modo adecuado y exacto lo que significaban sus teorías, es necesario darse cuenta en primer lugar, aunque sea en líneas muy generales, del tipo de instituciones que tenían a la vista y de lo que para el público al que se dirigían comportaba la ciudadanía –de hecho como ideal-. A este propósito, es especialmente importante el gobierno de Atenas, en parte porque es el mejor conocido, pero sobre todo porque fue objeto de especial preocupación para los más grandes filósofos griegos. George H. Sabine Historia de la Teoría Política 3. En la mentalidad del autor, la comprensión de los ideales políticos: se fundamentan en la democracia ateniense exige el estudio de las instituciones sociales sería un medio para evitar el despotismo solo es posible mediante la filosofía griega.
TEXTO No. 1 La mayor parte de los ideales políticos modernos –como por ejemplo, la justicia, la libertad, el régimen constitucional y el respeto al derecho- o, al menos, sus definiciones, comenzaron con la reflexión de los pensadores griegos sobre las instituciones de la ciudad-estado. Pero en la larga historia del pensamiento político, el significado de tales términos se ha modificado de modos muy diversos y hay que entenderlo siempre a la a luz de las instituciones que habrían de realizar esos ideales y de la sociedad en que operaban dichas instituciones. La ciudad - estado griega era tan diferente a las comunidades políticas en que viven los hombres modernos, que pintar su vida social y política requiere de un no pequeño esfuerzo de imaginación. Los filósofos griegos reflexionaron sobre prácticas políticas muy diferentes de cualesquiera que hayan prevalecido de modo general en el mundo moderno y todo el clima de opinión en el que realizaron su trabajo era muy diferente del nuestro. Aunque sus problemas no dejan de tener analogías con el presente, no fueron nunca idénticas a los problemas modernos, y el aparato ético con que se valoraba y criticaba la vida política difería mucho del que hoy prevalece. Para comprender de modo adecuado y exacto lo que significaban sus teorías, es necesario darse cuenta en primer lugar, aunque sea en líneas muy generales, del tipo de instituciones que tenían a la vista y de lo que para el público al que se dirigían comportaba la ciudadanía –de hecho como ideal-. A este propósito, es especialmente importante el gobierno de Atenas, en parte porque es el mejor conocido, pero sobre todo porque fue objeto de especial preocupación para los más grandes filósofos griegos. George H. Sabine Historia de la Teoría Política 4. El contenido del texto permite afirmar que: los ideales políticos resultan inalterables. la filosofía era importante en el pueblo ateniense. Atenas albergó los gérmenes de la democracia la política está actualmente desacreditada.
TEXTO No. 1 La mayor parte de los ideales políticos modernos –como por ejemplo, la justicia, la libertad, el régimen constitucional y el respeto al derecho- o, al menos, sus definiciones, comenzaron con la reflexión de los pensadores griegos sobre las instituciones de la ciudad-estado. Pero en la larga historia del pensamiento político, el significado de tales términos se ha modificado de modos muy diversos y hay que entenderlo siempre a la a luz de las instituciones que habrían de realizar esos ideales y de la sociedad en que operaban dichas instituciones. La ciudad - estado griega era tan diferente a las comunidades políticas en que viven los hombres modernos, que pintar su vida social y política requiere de un no pequeño esfuerzo de imaginación. Los filósofos griegos reflexionaron sobre prácticas políticas muy diferentes de cualesquiera que hayan prevalecido de modo general en el mundo moderno y todo el clima de opinión en el que realizaron su trabajo era muy diferente del nuestro. Aunque sus problemas no dejan de tener analogías con el presente, no fueron nunca idénticas a los problemas modernos, y el aparato ético con que se valoraba y criticaba la vida política difería mucho del que hoy prevalece. Para comprender de modo adecuado y exacto lo que significaban sus teorías, es necesario darse cuenta en primer lugar, aunque sea en líneas muy generales, del tipo de instituciones que tenían a la vista y de lo que para el público al que se dirigían comportaba la ciudadanía –de hecho como ideal-. A este propósito, es especialmente importante el gobierno de Atenas, en parte porque es el mejor conocido, pero sobre todo porque fue objeto de especial preocupación para los más grandes filósofos griegos. George H. Sabine Historia de la Teoría Política 5. La afirmación verdadera de acuerdo a lo planteado es: Atenas, como ninguna otra ciudad antigua, tuvo un gobierno democrático. las instituciones actuales de la ciudad-estado son ajenas a los ideales democráticos. la ciudad – estado constituye una institución privativa de la vida política moderna la labor interpretativa del politólogo se ve favorecida con los datos históricos.
TEXTO No. 2 Muy pocas personas cuestionan la validez o realismo de los mapas actuales, sin embargo, no hay un solo mapa en el mundo que ofrezca una información exacta, excepto los trazados en globos, y éstos son poco manejables. Los trazados en plano guardan poca semejanza con lo que es en si el planeta, tanto desde el punto de vista de las distancias entre las diversas regiones, como dé la dirección en que están localizadas, y la mayoría de las veces las superficies también son erradas. Para dar un ejemplo, en casi todos los mapas Australia aparece al este-sudeste de los Estados Unidos, cuando en realidad está al Oeste. Y es alarmante pensar que mapas como éste han sido usados siempre en toma de decisiones bélicas y establecimientos militares. Escandinavia ha sido representado siempre con un tamaño dos veces mayor que el real y otros errores frecuentes son el representar a Groenlandia mayor que Australia, cuando ésta en verdad es mucho mayor. Pero si cualquiera que se haya molestado en comprobar estas medidas sabe que están erradas, ¿por qué no se ha protestado acerca del hecho, a fin de que los cartógrafos tracen mapas correctos? La respuesta es muy simple: debido a la redondez del mundo trazar mapas exactos en una superficie plana es prácticamente imposible; sin embargo, el geólogo sueco William-Olsson ha descubierto una nueva técnica, que resuelve en parte el problema. Mediante una computadora, y tomando como punto de referencia determinado continente o país, ha logrado establecer, con la mayor exactitud, latitudes y longitudes de esa región y las circundantes. Así, ha obtenido mapas mundiales desde diversos ángulos o puntos de vista, que reflejan lo que realmente es nuestro planeta. La computadora traza los mapas en una pizarra o tablero, y luego, éstos pueden ser dibujados en cualquier superficie plana. En verdad si uno mira un grupo de políticos discutiendo en televisión frente a un mapa que muestra al Ecuador 700 Km. más cerca del norte de lo que realmente está, puede concluirse que no se ha avanzado mucho desde que se descubrió que el mundo era redondo, y quizás para los cartógrafos hubiese sido mejor que fuera plano. Conicit informa, en Reto, revista científica juvenil, No. 20, Caracas, junio, 1981 6. El mejor título para éste texto es: Ningún mapa muestra el mundo como es El trazado exacto de los mapas Las computadoras hacen mapas mejores La imprecisión de todas las representaciones gráficas .
TEXTO No. 2 Muy pocas personas cuestionan la validez o realismo de los mapas actuales, sin embargo, no hay un solo mapa en el mundo que ofrezca una información exacta, excepto los trazados en globos, y éstos son poco manejables. Los trazados en plano guardan poca semejanza con lo que es en si el planeta, tanto desde el punto de vista de las distancias entre las diversas regiones, como dé la dirección en que están localizadas, y la mayoría de las veces las superficies también son erradas. Para dar un ejemplo, en casi todos los mapas Australia aparece al este-sudeste de los Estados Unidos, cuando en realidad está al Oeste. Y es alarmante pensar que mapas como éste han sido usados siempre en toma de decisiones bélicas y establecimientos militares. Escandinavia ha sido representado siempre con un tamaño dos veces mayor que el real y otros errores frecuentes son el representar a Groenlandia mayor que Australia, cuando ésta en verdad es mucho mayor. Pero si cualquiera que se haya molestado en comprobar estas medidas sabe que están erradas, ¿por qué no se ha protestado acerca del hecho, a fin de que los cartógrafos tracen mapas correctos? La respuesta es muy simple: debido a la redondez del mundo trazar mapas exactos en una superficie plana es prácticamente imposible; sin embargo, el geólogo sueco William-Olsson ha descubierto una nueva técnica, que resuelve en parte el problema. Mediante una computadora, y tomando como punto de referencia determinado continente o país, ha logrado establecer, con la mayor exactitud, latitudes y longitudes de esa región y las circundantes. Así, ha obtenido mapas mundiales desde diversos ángulos o puntos de vista, que reflejan lo que realmente es nuestro planeta. La computadora traza los mapas en una pizarra o tablero, y luego, éstos pueden ser dibujados en cualquier superficie plana. En verdad si uno mira un grupo de políticos discutiendo en televisión frente a un mapa que muestra al Ecuador 700 Km. más cerca del norte de lo que realmente está, puede concluirse que no se ha avanzado mucho desde que se descubrió que el mundo era redondo, y quizás para los cartógrafos hubiese sido mejor que fuera plano. Conicit informa, en Reto, revista científica juvenil, No. 20, Caracas, junio, 1981 7. Según el texto, los mapas actuales distorsionan informaciones importantes como: longitud y latitud de los continentes dimensión de las capas de la corteza terrestre localización de establecimientos estratégicos distancia y localización dé las regiones .
TEXTO No. 2 Muy pocas personas cuestionan la validez o realismo de los mapas actuales, sin embargo, no hay un solo mapa en el mundo que ofrezca una información exacta, excepto los trazados en globos, y éstos son poco manejables. Los trazados en plano guardan poca semejanza con lo que es en si el planeta, tanto desde el punto de vista de las distancias entre las diversas regiones, como dé la dirección en que están localizadas, y la mayoría de las veces las superficies también son erradas. Para dar un ejemplo, en casi todos los mapas Australia aparece al este-sudeste de los Estados Unidos, cuando en realidad está al Oeste. Y es alarmante pensar que mapas como éste han sido usados siempre en toma de decisiones bélicas y establecimientos militares. Escandinavia ha sido representado siempre con un tamaño dos veces mayor que el real y otros errores frecuentes son el representar a Groenlandia mayor que Australia, cuando ésta en verdad es mucho mayor. Pero si cualquiera que se haya molestado en comprobar estas medidas sabe que están erradas, ¿por qué no se ha protestado acerca del hecho, a fin de que los cartógrafos tracen mapas correctos? La respuesta es muy simple: debido a la redondez del mundo trazar mapas exactos en una superficie plana es prácticamente imposible; sin embargo, el geólogo sueco William-Olsson ha descubierto una nueva técnica, que resuelve en parte el problema. Mediante una computadora, y tomando como punto de referencia determinado continente o país, ha logrado establecer, con la mayor exactitud, latitudes y longitudes de esa región y las circundantes. Así, ha obtenido mapas mundiales desde diversos ángulos o puntos de vista, que reflejan lo que realmente es nuestro planeta. La computadora traza los mapas en una pizarra o tablero, y luego, éstos pueden ser dibujados en cualquier superficie plana. En verdad si uno mira un grupo de políticos discutiendo en televisión frente a un mapa que muestra al Ecuador 700 Km. más cerca del norte de lo que realmente está, puede concluirse que no se ha avanzado mucho desde que se descubrió que el mundo era redondo, y quizás para los cartógrafos hubiese sido mejor que fuera plano. Conicit informa, en Reto, revista científica juvenil, No. 20, Caracas, junio, 1981 8. La inexactitud de la información que dan los mapas se deriva de lo difícil que resulta: aplicar con precisión la escala gráfica estimar tamaños y distancias localizar información geográfica inédita representar magnitudes esféricas en superficies planas .
TEXTO No. 2 Muy pocas personas cuestionan la validez o realismo de los mapas actuales, sin embargo, no hay un solo mapa en el mundo que ofrezca una información exacta, excepto los trazados en globos, y éstos son poco manejables. Los trazados en plano guardan poca semejanza con lo que es en si el planeta, tanto desde el punto de vista de las distancias entre las diversas regiones, como dé la dirección en que están localizadas, y la mayoría de las veces las superficies también son erradas. Para dar un ejemplo, en casi todos los mapas Australia aparece al este-sudeste de los Estados Unidos, cuando en realidad está al Oeste. Y es alarmante pensar que mapas como éste han sido usados siempre en toma de decisiones bélicas y establecimientos militares. Escandinavia ha sido representado siempre con un tamaño dos veces mayor que el real y otros errores frecuentes son el representar a Groenlandia mayor que Australia, cuando ésta en verdad es mucho mayor. Pero si cualquiera que se haya molestado en comprobar estas medidas sabe que están erradas, ¿por qué no se ha protestado acerca del hecho, a fin de que los cartógrafos tracen mapas correctos? La respuesta es muy simple: debido a la redondez del mundo trazar mapas exactos en una superficie plana es prácticamente imposible; sin embargo, el geólogo sueco William-Olsson ha descubierto una nueva técnica, que resuelve en parte el problema. Mediante una computadora, y tomando como punto de referencia determinado continente o país, ha logrado establecer, con la mayor exactitud, latitudes y longitudes de esa región y las circundantes. Así, ha obtenido mapas mundiales desde diversos ángulos o puntos de vista, que reflejan lo que realmente es nuestro planeta. La computadora traza los mapas en una pizarra o tablero, y luego, éstos pueden ser dibujados en cualquier superficie plana. En verdad si uno mira un grupo de políticos discutiendo en televisión frente a un mapa que muestra al Ecuador 700 Km. más cerca del norte de lo que realmente está, puede concluirse que no se ha avanzado mucho desde que se descubrió que el mundo era redondo, y quizás para los cartógrafos hubiese sido mejor que fuera plano. Conicit informa, en Reto, revista científica juvenil, No. 20, Caracas, junio, 1981 9. la expresión "quizás para los cartógrafos hubiese sido mejor que el mundo fuera plano", significa que así ellos podrían: incorporar a los mapas nuevas informaciones usar menos equipos y de más bajo costo hacer que los mapas representen mejor al planeta refutar con evidencias la redondez de la tierra .
TEXTO No. 2 Muy pocas personas cuestionan la validez o realismo de los mapas actuales, sin embargo, no hay un solo mapa en el mundo que ofrezca una información exacta, excepto los trazados en globos, y éstos son poco manejables. Los trazados en plano guardan poca semejanza con lo que es en si el planeta, tanto desde el punto de vista de las distancias entre las diversas regiones, como dé la dirección en que están localizadas, y la mayoría de las veces las superficies también son erradas. Para dar un ejemplo, en casi todos los mapas Australia aparece al este-sudeste de los Estados Unidos, cuando en realidad está al Oeste. Y es alarmante pensar que mapas como éste han sido usados siempre en toma de decisiones bélicas y establecimientos militares. Escandinavia ha sido representado siempre con un tamaño dos veces mayor que el real y otros errores frecuentes son el representar a Groenlandia mayor que Australia, cuando ésta en verdad es mucho mayor. Pero si cualquiera que se haya molestado en comprobar estas medidas sabe que están erradas, ¿por qué no se ha protestado acerca del hecho, a fin de que los cartógrafos tracen mapas correctos? La respuesta es muy simple: debido a la redondez del mundo trazar mapas exactos en una superficie plana es prácticamente imposible; sin embargo, el geólogo sueco William-Olsson ha descubierto una nueva técnica, que resuelve en parte el problema. Mediante una computadora, y tomando como punto de referencia determinado continente o país, ha logrado establecer, con la mayor exactitud, latitudes y longitudes de esa región y las circundantes. Así, ha obtenido mapas mundiales desde diversos ángulos o puntos de vista, que reflejan lo que realmente es nuestro planeta. La computadora traza los mapas en una pizarra o tablero, y luego, éstos pueden ser dibujados en cualquier superficie plana. En verdad si uno mira un grupo de políticos discutiendo en televisión frente a un mapa que muestra al Ecuador 700 Km. más cerca del norte de lo que realmente está, puede concluirse que no se ha avanzado mucho desde que se descubrió que el mundo era redondo, y quizás para los cartógrafos hubiese sido mejor que fuera plano. Conicit informa, en Reto, revista científica juvenil, No. 20, Caracas, junio, 1981 10. Cuando en el primer párrafo el autor emplea la expresión "poco manejables" establece entre mapas y esferas una relación que hace referencia a: forma y contenido diferencias y semejanza distancia y categoría capacidad y componentes .
TEXTO No. 2 Muy pocas personas cuestionan la validez o realismo de los mapas actuales, sin embargo, no hay un solo mapa en el mundo que ofrezca una información exacta, excepto los trazados en globos, y éstos son poco manejables. Los trazados en plano guardan poca semejanza con lo que es en si el planeta, tanto desde el punto de vista de las distancias entre las diversas regiones, como dé la dirección en que están localizadas, y la mayoría de las veces las superficies también son erradas. Para dar un ejemplo, en casi todos los mapas Australia aparece al este-sudeste de los Estados Unidos, cuando en realidad está al Oeste. Y es alarmante pensar que mapas como éste han sido usados siempre en toma de decisiones bélicas y establecimientos militares. Escandinavia ha sido representado siempre con un tamaño dos veces mayor que el real y otros errores frecuentes son el representar a Groenlandia mayor que Australia, cuando ésta en verdad es mucho mayor. Pero si cualquiera que se haya molestado en comprobar estas medidas sabe que están erradas, ¿por qué no se ha protestado acerca del hecho, a fin de que los cartógrafos tracen mapas correctos? La respuesta es muy simple: debido a la redondez del mundo trazar mapas exactos en una superficie plana es prácticamente imposible; sin embargo, el geólogo sueco William-Olsson ha descubierto una nueva técnica, que resuelve en parte el problema. Mediante una computadora, y tomando como punto de referencia determinado continente o país, ha logrado establecer, con la mayor exactitud, latitudes y longitudes de esa región y las circundantes. Así, ha obtenido mapas mundiales desde diversos ángulos o puntos de vista, que reflejan lo que realmente es nuestro planeta. La computadora traza los mapas en una pizarra o tablero, y luego, éstos pueden ser dibujados en cualquier superficie plana. En verdad si uno mira un grupo de políticos discutiendo en televisión frente a un mapa que muestra al Ecuador 700 Km. más cerca del norte de lo que realmente está, puede concluirse que no se ha avanzado mucho desde que se descubrió que el mundo era redondo, y quizás para los cartógrafos hubiese sido mejor que fuera plano. Conicit informa, en Reto, revista científica juvenil, No. 20, Caracas, junio, 1981 11. La ventaja de los mapas diseñados por William-Olsson consiste en que: son trazados desde diversos ángulos son generados por computadoras reflejan con mayor fidelidad la superficie del mundo parten de un punto de referencia específico .
TEXTO No. 2 Muy pocas personas cuestionan la validez o realismo de los mapas actuales, sin embargo, no hay un solo mapa en el mundo que ofrezca una información exacta, excepto los trazados en globos, y éstos son poco manejables. Los trazados en plano guardan poca semejanza con lo que es en si el planeta, tanto desde el punto de vista de las distancias entre las diversas regiones, como dé la dirección en que están localizadas, y la mayoría de las veces las superficies también son erradas. Para dar un ejemplo, en casi todos los mapas Australia aparece al este-sudeste de los Estados Unidos, cuando en realidad está al Oeste. Y es alarmante pensar que mapas como éste han sido usados siempre en toma de decisiones bélicas y establecimientos militares. Escandinavia ha sido representado siempre con un tamaño dos veces mayor que el real y otros errores frecuentes son el representar a Groenlandia mayor que Australia, cuando ésta en verdad es mucho mayor. Pero si cualquiera que se haya molestado en comprobar estas medidas sabe que están erradas, ¿por qué no se ha protestado acerca del hecho, a fin de que los cartógrafos tracen mapas correctos? La respuesta es muy simple: debido a la redondez del mundo trazar mapas exactos en una superficie plana es prácticamente imposible; sin embargo, el geólogo sueco William-Olsson ha descubierto una nueva técnica, que resuelve en parte el problema. Mediante una computadora, y tomando como punto de referencia determinado continente o país, ha logrado establecer, con la mayor exactitud, latitudes y longitudes de esa región y las circundantes. Así, ha obtenido mapas mundiales desde diversos ángulos o puntos de vista, que reflejan lo que realmente es nuestro planeta. La computadora traza los mapas en una pizarra o tablero, y luego, éstos pueden ser dibujados en cualquier superficie plana. En verdad si uno mira un grupo de políticos discutiendo en televisión frente a un mapa que muestra al Ecuador 700 Km. más cerca del norte de lo que realmente está, puede concluirse que no se ha avanzado mucho desde que se descubrió que el mundo era redondo, y quizás para los cartógrafos hubiese sido mejor que fuera plano. Conicit informa, en Reto, revista científica juvenil, No. 20, Caracas, junio, 1981 12. Según el texto, casi nadie se pronuncia en contra de los errores de los mapas tradicionales porque: todos saben que están errados el geógrafo WíIliam-Olsson ya ha resuelto el problema los cartógrafos se basan en una concepción errónea del planeta la redondez del mundo es un problema que nadie puede resolver .
TEXTO No. 2 Muy pocas personas cuestionan la validez o realismo de los mapas actuales, sin embargo, no hay un solo mapa en el mundo que ofrezca una información exacta, excepto los trazados en globos, y éstos son poco manejables. Los trazados en plano guardan poca semejanza con lo que es en si el planeta, tanto desde el punto de vista de las distancias entre las diversas regiones, como dé la dirección en que están localizadas, y la mayoría de las veces las superficies también son erradas. Para dar un ejemplo, en casi todos los mapas Australia aparece al este-sudeste de los Estados Unidos, cuando en realidad está al Oeste. Y es alarmante pensar que mapas como éste han sido usados siempre en toma de decisiones bélicas y establecimientos militares. Escandinavia ha sido representado siempre con un tamaño dos veces mayor que el real y otros errores frecuentes son el representar a Groenlandia mayor que Australia, cuando ésta en verdad es mucho mayor. Pero si cualquiera que se haya molestado en comprobar estas medidas sabe que están erradas, ¿por qué no se ha protestado acerca del hecho, a fin de que los cartógrafos tracen mapas correctos? La respuesta es muy simple: debido a la redondez del mundo trazar mapas exactos en una superficie plana es prácticamente imposible; sin embargo, el geólogo sueco William-Olsson ha descubierto una nueva técnica, que resuelve en parte el problema. Mediante una computadora, y tomando como punto de referencia determinado continente o país, ha logrado establecer, con la mayor exactitud, latitudes y longitudes de esa región y las circundantes. Así, ha obtenido mapas mundiales desde diversos ángulos o puntos de vista, que reflejan lo que realmente es nuestro planeta. La computadora traza los mapas en una pizarra o tablero, y luego, éstos pueden ser dibujados en cualquier superficie plana. En verdad si uno mira un grupo de políticos discutiendo en televisión frente a un mapa que muestra al Ecuador 700 Km. más cerca del norte de lo que realmente está, puede concluirse que no se ha avanzado mucho desde que se descubrió que el mundo era redondo, y quizás para los cartógrafos hubiese sido mejor que fuera plano. Conicit informa, en Reto, revista científica juvenil, No. 20, Caracas, junio, 1981 13. Del texto se infiere que los cartógrafos: necesitaban de la ayuda de los satélites de su época acudían a las versiones más antiguas de los planos terráqueos se pueden ayudar contando con mejores recursos tecnológicos no tienen más posibilidades mientras no se aplane el planeta.
TEXTO No. 3 LA VENTANILLA DEL BUS Comienza a oscurecer, ya están encendidas las vitrinas de la Carrera Trece, en los andenes se agolpa la multitud; voy en un bus que lucha por abrirse paso en la congestión vehicular. Entre la ciudad y yo está el vidrio de la ventanilla que devuelve mi imagen, perdida en la masa de pasajeros que se mueven al ritmo espasmódico del tránsito. Ahora vamos por una cuadra sin comercio, la penumbra de las fachadas le permite al pequeño mundo del interior reflejarse en todo su cansado esplendor: ya no hay paisaje urbano superpuesto al reflejo. Sólo estamos nosotros, la indiferente comunidad que comparte el viaje. El bus acelera su marcha y la ciudad desaparece. Baudrillard dice que un simulacro es la suplantación de lo real por los signos de lo real. No hay lo real, tan sólo la ventanilla que nos refleja. Nosotros, los pasajeros, suplantamos la realidad, somos el paisaje. ¿Somos los signos de lo real? Un semáforo nos detiene en una esquina. Otro bus se acerca lentamente hasta quedar paralelo al nuestro; ante mí pasan otras ventanillas con otros pasajeros de otra comunidad igualmente apática. Pasan dos señoras en el primer puesto. Serán amigas -pienso-, quizás compañeras de trabajo. Pero no hablan entre ellas. Sigue pasando la gente detrás de las otras ventanas, mezclando su imagen real con nuestro reflejo. Creo verme sentado en la cuarta ventanilla del bus que espera la señal verde junto a nosotros. Es mi reflejo, intuyo; pero no es reflejo: soy yo mismo sentado en el otro bus. Con temor y asombro, él y yo cruzamos una mirada cómplice, creo que nos sonreímos más allá del cansancio del día de trabajo. Los dos vehículos arrancan en medio de una nube de humo negro. (Texto tomado de: PÉRGOLIS, Juan Carlos; ORDUZ, Luis Fernando; MORENO, Danilo. Reflejos, fantasmas, desarraigos. Bogotá recorrida. Bogotá: Arango Editores, Instituto Distrital de Cultura y Turismo, 1999.) 14. El texto “La ventanilla del bus” se puede clasificar como urbano, porque trata un problema propio de la ciudad, a partir de referentes urbanos y con un lenguaje propio de ciudad. analiza las causas del estado actual de la ciudad, apoyándose en estudios científicos y valiéndose de ejemplos de ciudad. profundiza en una problemática de ciudad partiendo de teorías antropológicas y propone un nuevo lenguaje para la ciudad. insinúa algunas problemáticas de la ciudad a través de anécdotas citadinas, expresadas con un lenguaje propio de la literatura. .
LA VENTANILLA DEL BUS Comienza a oscurecer, ya están encendidas las vitrinas de la Carrera Trece, en los andenes se agolpa la multitud; voy en un bus que lucha por abrirse paso en la congestión vehicular. Entre la ciudad y yo está el vidrio de la ventanilla que devuelve mi imagen, perdida en la masa de pasajeros que se mueven al ritmo espasmódico del tránsito. Ahora vamos por una cuadra sin comercio, la penumbra de las fachadas le permite al pequeño mundo del interior reflejarse en todo su cansado esplendor: ya no hay paisaje urbano superpuesto al reflejo. Sólo estamos nosotros, la indiferente comunidad que comparte el viaje. El bus acelera su marcha y la ciudad desaparece. Baudrillard dice que un simulacro es la suplantación de lo real por los signos de lo real. No hay lo real, tan sólo la ventanilla que nos refleja. Nosotros, los pasajeros, suplantamos la realidad, somos el paisaje. ¿Somos los signos de lo real? Un semáforo nos detiene en una esquina. Otro bus se acerca lentamente hasta quedar paralelo al nuestro; ante mí pasan otras ventanillas con otros pasajeros de otra comunidad igualmente apática. Pasan dos señoras en el primer puesto. Serán amigas -pienso-, quizás compañeras de trabajo. Pero no hablan entre ellas. Sigue pasando la gente detrás de las otras ventanas, mezclando su imagen real con nuestro reflejo. Creo verme sentado en la cuarta ventanilla del bus que espera la señal verde junto a nosotros. Es mi reflejo, intuyo; pero no es reflejo: soy yo mismo sentado en el otro bus. Con temor y asombro, él y yo cruzamos una mirada cómplice, creo que nos sonreímos más allá del cansancio del día de trabajo. Los dos vehículos arrancan en medio de una nube de humo negro. (Texto tomado de: PÉRGOLIS, Juan Carlos; ORDUZ, Luis Fernando; MORENO, Danilo. Reflejos, fantasmas, desarraigos. Bogotá recorrida. Bogotá: Arango Editores, Instituto Distrital de Cultura y Turismo, 1999.) 15. En el texto predomina la descripción del entorno material de una ciudad a partir de un viaje en bus por el centro de ella. la narración del viaje que alguien realiza en un bus por el centro de una ciudad y la presentación de sus reflexiones. la caracterización de una ciudad a partir de la relación existente entre el transporte público y el individuo la presentación de una teoría sobre la forma de descubrir la falsedad dentro de una ciudad. .
TEXTO No. 3 LA VENTANILLA DEL BUS Comienza a oscurecer, ya están encendidas las vitrinas de la Carrera Trece, en los andenes se agolpa la multitud; voy en un bus que lucha por abrirse paso en la congestión vehicular. Entre la ciudad y yo está el vidrio de la ventanilla que devuelve mi imagen, perdida en la masa de pasajeros que se mueven al ritmo espasmódico del tránsito. Ahora vamos por una cuadra sin comercio, la penumbra de las fachadas le permite al pequeño mundo del interior reflejarse en todo su cansado esplendor: ya no hay paisaje urbano superpuesto al reflejo. Sólo estamos nosotros, la indiferente comunidad que comparte el viaje. El bus acelera su marcha y la ciudad desaparece. Baudrillard dice que un simulacro es la suplantación de lo real por los signos de lo real. No hay lo real, tan sólo la ventanilla que nos refleja. Nosotros, los pasajeros, suplantamos la realidad, somos el paisaje. ¿Somos los signos de lo real? Un semáforo nos detiene en una esquina. Otro bus se acerca lentamente hasta quedar paralelo al nuestro; ante mí pasan otras ventanillas con otros pasajeros de otra comunidad igualmente apática. Pasan dos señoras en el primer puesto. Serán amigas -pienso-, quizás compañeras de trabajo. Pero no hablan entre ellas. Sigue pasando la gente detrás de las otras ventanas, mezclando su imagen real con nuestro reflejo. Creo verme sentado en la cuarta ventanilla del bus que espera la señal verde junto a nosotros. Es mi reflejo, intuyo; pero no es reflejo: soy yo mismo sentado en el otro bus. Con temor y asombro, él y yo cruzamos una mirada cómplice, creo que nos sonreímos más allá del cansancio del día de trabajo. Los dos vehículos arrancan en medio de una nube de humo negro. (Texto tomado de: PÉRGOLIS, Juan Carlos; ORDUZ, Luis Fernando; MORENO, Danilo. Reflejos, fantasmas, desarraigos. Bogotá recorrida. Bogotá: Arango Editores, Instituto Distrital de Cultura y Turismo, 1999.) 16. Otro posible título para el texto anterior sería: la ciudad y el transporte. caos y transporte. la ciudad se puede leer. el transporte público. .
TEXTO No. 3 LA VENTANILLA DEL BUS Comienza a oscurecer, ya están encendidas las vitrinas de la Carrera Trece, en los andenes se agolpa la multitud; voy en un bus que lucha por abrirse paso en la congestión vehicular. Entre la ciudad y yo está el vidrio de la ventanilla que devuelve mi imagen, perdida en la masa de pasajeros que se mueven al ritmo espasmódico del tránsito. Ahora vamos por una cuadra sin comercio, la penumbra de las fachadas le permite al pequeño mundo del interior reflejarse en todo su cansado esplendor: ya no hay paisaje urbano superpuesto al reflejo. Sólo estamos nosotros, la indiferente comunidad que comparte el viaje. El bus acelera su marcha y la ciudad desaparece. Baudrillard dice que un simulacro es la suplantación de lo real por los signos de lo real. No hay lo real, tan sólo la ventanilla que nos refleja. Nosotros, los pasajeros, suplantamos la realidad, somos el paisaje. ¿Somos los signos de lo real? Un semáforo nos detiene en una esquina. Otro bus se acerca lentamente hasta quedar paralelo al nuestro; ante mí pasan otras ventanillas con otros pasajeros de otra comunidad igualmente apática. Pasan dos señoras en el primer puesto. Serán amigas -pienso-, quizás compañeras de trabajo. Pero no hablan entre ellas. Sigue pasando la gente detrás de las otras ventanas, mezclando su imagen real con nuestro reflejo. Creo verme sentado en la cuarta ventanilla del bus que espera la señal verde junto a nosotros. Es mi reflejo, intuyo; pero no es reflejo: soy yo mismo sentado en el otro bus. Con temor y asombro, él y yo cruzamos una mirada cómplice, creo que nos sonreímos más allá del cansancio del día de trabajo. Los dos vehículos arrancan en medio de una nube de humo negro. (Texto tomado de: PÉRGOLIS, Juan Carlos; ORDUZ, Luis Fernando; MORENO, Danilo. Reflejos, fantasmas, desarraigos. Bogotá recorrida. Bogotá: Arango Editores, Instituto Distrital de Cultura y Turismo, 1999.) 17. El enunciado “un simulacro es la suplantación de lo real por los signos de lo real” en el segundo párrafo se introduce en el texto con la intención de argumentar la idea de que leer la ciudad es leernos a nosotros mismos. definir el significado de simulacro partiendo de un viaje en bus por la ciudad. proponer un método para leer la ciudad a partir de los planteamientos de Baudrillard. discutir la concepción de Baudrillard en torno a la posibilidad de hallar la ciudad. .
TEXTO No. 3 LA VENTANILLA DEL BUS Comienza a oscurecer, ya están encendidas las vitrinas de la Carrera Trece, en los andenes se agolpa la multitud; voy en un bus que lucha por abrirse paso en la congestión vehicular. Entre la ciudad y yo está el vidrio de la ventanilla que devuelve mi imagen, perdida en la masa de pasajeros que se mueven al ritmo espasmódico del tránsito. Ahora vamos por una cuadra sin comercio, la penumbra de las fachadas le permite al pequeño mundo del interior reflejarse en todo su cansado esplendor: ya no hay paisaje urbano superpuesto al reflejo. Sólo estamos nosotros, la indiferente comunidad que comparte el viaje. El bus acelera su marcha y la ciudad desaparece. Baudrillard dice que un simulacro es la suplantación de lo real por los signos de lo real. No hay lo real, tan sólo la ventanilla que nos refleja. Nosotros, los pasajeros, suplantamos la realidad, somos el paisaje. ¿Somos los signos de lo real? Un semáforo nos detiene en una esquina. Otro bus se acerca lentamente hasta quedar paralelo al nuestro; ante mí pasan otras ventanillas con otros pasajeros de otra comunidad igualmente apática. Pasan dos señoras en el primer puesto. Serán amigas -pienso-, quizás compañeras de trabajo. Pero no hablan entre ellas. Sigue pasando la gente detrás de las otras ventanas, mezclando su imagen real con nuestro reflejo. Creo verme sentado en la cuarta ventanilla del bus que espera la señal verde junto a nosotros. Es mi reflejo, intuyo; pero no es reflejo: soy yo mismo sentado en el otro bus. Con temor y asombro, él y yo cruzamos una mirada cómplice, creo que nos sonreímos más allá del cansancio del día de trabajo. Los dos vehículos arrancan en medio de una nube de humo negro. (Texto tomado de: PÉRGOLIS, Juan Carlos; ORDUZ, Luis Fernando; MORENO, Danilo. Reflejos, fantasmas, desarraigos. Bogotá recorrida. Bogotá: Arango Editores, Instituto Distrital de Cultura y Turismo, 1999.) 18. Del enunciado “Nosotros, los pasajeros, suplantamos la realidad, somos el paisaje” se puede concluir que los individuos que componen la masa son sólo objetos para ser observados. siempre que se hace parte de algo colectivo, es inevitable suplantar la realidad. el concepto de paisaje se fundamenta en la inexistencia de la individualidad. el objeto que constituye la realidad es el mismo sujeto que la observa. .
TEXTO No. 3 LA VENTANILLA DEL BUS Comienza a oscurecer, ya están encendidas las vitrinas de la Carrera Trece, en los andenes se agolpa la multitud; voy en un bus que lucha por abrirse paso en la congestión vehicular. Entre la ciudad y yo está el vidrio de la ventanilla que devuelve mi imagen, perdida en la masa de pasajeros que se mueven al ritmo espasmódico del tránsito. Ahora vamos por una cuadra sin comercio, la penumbra de las fachadas le permite al pequeño mundo del interior reflejarse en todo su cansado esplendor: ya no hay paisaje urbano superpuesto al reflejo. Sólo estamos nosotros, la indiferente comunidad que comparte el viaje. El bus acelera su marcha y la ciudad desaparece. Baudrillard dice que un simulacro es la suplantación de lo real por los signos de lo real. No hay lo real, tan sólo la ventanilla que nos refleja. Nosotros, los pasajeros, suplantamos la realidad, somos el paisaje. ¿Somos los signos de lo real? Un semáforo nos detiene en una esquina. Otro bus se acerca lentamente hasta quedar paralelo al nuestro; ante mí pasan otras ventanillas con otros pasajeros de otra comunidad igualmente apática. Pasan dos señoras en el primer puesto. Serán amigas -pienso-, quizás compañeras de trabajo. Pero no hablan entre ellas. Sigue pasando la gente detrás de las otras ventanas, mezclando su imagen real con nuestro reflejo. Creo verme sentado en la cuarta ventanilla del bus que espera la señal verde junto a nosotros. Es mi reflejo, intuyo; pero no es reflejo: soy yo mismo sentado en el otro bus. Con temor y asombro, él y yo cruzamos una mirada cómplice, creo que nos sonreímos más allá del cansancio del día de trabajo. Los dos vehículos arrancan en medio de una nube de humo negro. (Texto tomado de: PÉRGOLIS, Juan Carlos; ORDUZ, Luis Fernando; MORENO, Danilo. Reflejos, fantasmas, desarraigos. Bogotá recorrida. Bogotá: Arango Editores, Instituto Distrital de Cultura y Turismo, 1999.) 19. Las expresiones “Serán amigas y quizás compañeras de trabajo”, ubicadas en el tercer párrafo, se han impreso en letra cursiva con la intención de Las expresiones “Serán amigas y quizás compañeras de trabajo”, ubicadas en el tercer párrafo, se han impreso en letra cursiva con la intención de formular interrogantes del autor del texto hacia sus lectores. señalar diálogos entre el autor y el narrador del texto. evidenciar la participación de uno de los personajes en el texto. .
TEXTO No. 3 LA VENTANILLA DEL BUS Comienza a oscurecer, ya están encendidas las vitrinas de la Carrera Trece, en los andenes se agolpa la multitud; voy en un bus que lucha por abrirse paso en la congestión vehicular. Entre la ciudad y yo está el vidrio de la ventanilla que devuelve mi imagen, perdida en la masa de pasajeros que se mueven al ritmo espasmódico del tránsito. Ahora vamos por una cuadra sin comercio, la penumbra de las fachadas le permite al pequeño mundo del interior reflejarse en todo su cansado esplendor: ya no hay paisaje urbano superpuesto al reflejo. Sólo estamos nosotros, la indiferente comunidad que comparte el viaje. El bus acelera su marcha y la ciudad desaparece. Baudrillard dice que un simulacro es la suplantación de lo real por los signos de lo real. No hay lo real, tan sólo la ventanilla que nos refleja. Nosotros, los pasajeros, suplantamos la realidad, somos el paisaje. ¿Somos los signos de lo real? Un semáforo nos detiene en una esquina. Otro bus se acerca lentamente hasta quedar paralelo al nuestro; ante mí pasan otras ventanillas con otros pasajeros de otra comunidad igualmente apática. Pasan dos señoras en el primer puesto. Serán amigas -pienso-, quizás compañeras de trabajo. Pero no hablan entre ellas. Sigue pasando la gente detrás de las otras ventanas, mezclando su imagen real con nuestro reflejo. Creo verme sentado en la cuarta ventanilla del bus que espera la señal verde junto a nosotros. Es mi reflejo, intuyo; pero no es reflejo: soy yo mismo sentado en el otro bus. Con temor y asombro, él y yo cruzamos una mirada cómplice, creo que nos sonreímos más allá del cansancio del día de trabajo. Los dos vehículos arrancan en medio de una nube de humo negro. (Texto tomado de: PÉRGOLIS, Juan Carlos; ORDUZ, Luis Fernando; MORENO, Danilo. Reflejos, fantasmas, desarraigos. Bogotá recorrida. Bogotá: Arango Editores, Instituto Distrital de Cultura y Turismo, 1999.) 20. Cuando el texto habla de comunidades apáticas e indiferentes, se refiere a las personas que transitan por el centro de la ciudad. algunos individuos que observan críticamente la ciudad. todos los seres que pertenecemos a la ciudad. los usuarios del transporte público en la ciudad. .
SINÓNIMOS EN EL CONTEXTO 21. La (comunidad) debe participar en la solución de sus (dificultades) nación dilemas colectividad problemas población escollos localidad contrariedades.
22. Homero describe a los griegos ocupados en grandes (proezas) y amenazados por destinos (inexorables) acciones inconmensurables alardes inflexibles hazañas implacables hechos inenarrables.
23. Las ramas individualizadas de la ciencia al no (proporcionar) las respuestas deseadas, han tenido que comunicarse, intercambiar e integrar sus (logros). ofrecer alcances brindar metas dispensar objetivos suministrar resultados.
24. Cuál de las siguientes propuestas de Ordenación de Párrafo es la correcta 3. Después del nacimiento, cuando el niño comienza a alimentarse aparecen en la boca microorganismos llamados bacterias. 2. Cuando aparecen los dientes, las bacterias se adhieren a ellos formando una cubierta muy fina llamada placa bacteriana o placa dental. 4. Estas bacterias, como no tienen lugar para ubicarse, se mezclan con la saliva, pasan al estómago y se pierden con el desecho de los alimentos. 1. Si los dientes no son bien cepillados, los restos de alimentos que quedan depositados fortalecen cada vez más la placa bacteriana. 2. Cuando aparecen los dientes, las bacterias se adhieren a ellos formando una cubierta muy fina llamada placa bacteriana o placa dental. 3. Después del nacimiento, cuando el niño comienza a alimentarse aparecen en la boca microorganismos llamados bacterias. 1. Si los dientes no son bien cepillados, los restos de alimentos que quedan depositados fortalecen cada vez más la placa bacteriana. 4. Estas bacterias, como no tienen lugar para ubicarse, se mezclan con la saliva, pasan al estómago y se pierden con el desecho de los alimentos. 1. Si los dientes no son bien cepillados, los restos de alimentos que quedan depositados fortalecen cada vez más la placa bacteriana. 3. Después del nacimiento, cuando el niño comienza a alimentarse aparecen en la boca microorganismos llamados bacterias. 2. Cuando aparecen los dientes, las bacterias se adhieren a ellos formando una cubierta muy fina llamada placa bacteriana o placa dental.4. Estas bacterias, como no tienen lugar para ubicarse, se mezclan con la saliva, pasan al estómago y se pierden con el desecho de los alimentos. 3. Después del nacimiento, cuando el niño comienza a alimentarse aparecen en la boca microorganismos llamados bacterias. 4. Estas bacterias, como no tienen lugar para ubicarse, se mezclan con la saliva, pasan al estómago y se pierden con el desecho de los alimentos. 2. Cuando aparecen los dientes, las bacterias se adhieren a ellos formando una cubierta muy fina llamada placa bacteriana o placa dental. 1. Si los dientes no son bien cepillados, los restos de alimentos que quedan depositados fortalecen cada vez más la placa bacteriana.
RELACIONES ANALÓGICAS 25. ARQUITECTO: EDIFICIO :: maestro: libro albañil: cemento director: película médico: paciente .
26. RUINAS: TIEMPO:: cansancio: enfermedad experiencia: vida montaña: horizonte color: vista.
27. VIRUS : ENFERMEDAD :: FUEGO : cenizas calor incendio fogata.
28. DIBUJANTE : BOCETO :: PINTOR : pincel cuadro paisaje color.
29. CIUDAD : PUEBLO :: URBANO : ciudadano rural metrópoli marginal.
30. POETA : VERSO :: ESCULTOR : estatua exposición cincel artista.
Denunciar test Condiciones de uso
CREAR TEST
Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.