CACECICOCU09 - T4 - C1

INFORMACIÓN
ESTADÍSTICAS
RÉCORDS
Título del test:
CACECICOCU09 - T4 - C1

Descripción:
CACECICOCU09 - T4 - C1

Autor:
truman
(Otros tests del mismo autor)

Fecha de Creación:
04/06/2018

Categoría:
Arte
Sigue en facebook las noticias y los mejores tests de daypo apretando en 'Me gusta'
Últimos Comentarios
No hay ningún comentario sobre este test.
Temario:
La función de decidir la separación interior de los internos, teniendo en cuenta los antecedentes y circunstancias previstas en el art. 16 LOGP, corresponde al: Al Jurista. A la Junta de Tratamiento. Al Director. Al Consejo de Dirección.
Cualquiera que sea el Centro en el que tenga lugar un ingreso, se procederá, de manera inmediata, a una completa separación, teniendo en cuenta, con carácter prioritario: Los criterios de sexo, emotividad, edad, antecedentes (delictivos según el RP), estado físico y mental y, respecto de los penados, las exigencias del tratamiento. Los criterios de sexo, nacionalidad, emotividad, edad, personalidad, antecedentes (delictivos según el RP), estado físico y mental y, respecto de los penados, las exigencias del tratamiento. Los criterios de sexo, emotividad, personalidad, motivación y estado físico y, respecto de los penados, las exigencias del tratamiento. Las opciones anteriores son falsas.
Señale cuál de los siguientes criterios de separación interior no está contemplado en el artículo 99 del Reglamento Penitenciario: Sexo. Emotividad. Antecedentes delictivos. Respecto de los penados, las exigencias del tratamiento.
Conforme a los criterios de separación interior de la población reclusa dentro de los Establecimientos Penitenciarios: Los que presenten enfermedad o deficiencias físicas o mentales estarán separados de los que puedan seguir el régimen normal del establecimiento. Los hombres y las mujeres deberán estar siempre separados, sin ningún tipo de excepción. Los internos, tanto preventivos como penados, serán separados en el interior de los Establecimientos teniendo en cuenta, con carácter prioritario, las exigencias del tratamiento. Los jóvenes menores de 21 años, solo podrán ser trasladados a departamentos de adultos, cuando así lo autorice la junta de Tratamiento, poniéndolo en conocimiento del Ministerio Fiscal.
En cuanto a los criterios de separación interior que se seguirán con las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado y militares, que hayan ingresado en prisión común, puede afirmarse que: Deberán estar completamente separados del resto de la población reclusa, y en todo caso, los militares estarán separados de las Fuerzas y Cuerpos. de Seguridad del Estado. Su cometido principal será la seguridad exterior de los Establecimientos y, por tanto, deben estar completamente separados del resto de internos. C) Deberá observarse lo dispuesto en la legislación correspondiente. La opción c) es incorrecta porque no existe legislación al respecto.
Si tuviéramos tres internos, uno detenido y reincidente, otro condenado y reincidente y, por último, otro detenido primario, ¿cuántos grupos de separación interior necesitaríamos para respetar rigurosamente el artículo 16 Ley Orgánica General Penitenciaria?: Tres necesariamente (uno para cada interno). Dos (uno de detenidos y otro de penados). Dos (uno de reincidentes y otro de primarios). Uno sólo (todos los internos pueden compartir el mismo grupo de separación).
Si no existen Establecimientos de preventivos para mujeres y jóvenes, éstos ocuparán: Departamentos que constituyan unidades con absoluta separación y con organización y régimen propios, en los departamentos de hombres. Se constituirán departamentos mixtos. Centros Penitenciarios de adultos siempre que las mujeres jóvenes tengan absoluta separación de las mujeres adultas y los jóvenes varones ocupen departamentos para hombres (adultos o jóvenes). Las opciones anteriores son falsas.
En la separación interior no se tiene en cuenta: La cuantía de la pena. La reincidencia en el delito. Las deficiencias físicas. La personalidad de los internos.
Los criterios de separación interior en un Centro penitenciario son establecidos en los artículos: 16 del Reglamento penitenciario y 69 de la Ley Orgánica General Penitenciaria. 16 de la Ley Orgánica General Penitenciaria y 99 del Reglamento penitenciario. 16 de la Ley Orgánica General Penitenciaria. En el Reglamento penitenciario no se establecen. Tan sólo hay una remisión expresa a la Ley Orgánica General Penitenciaria. 16 del Reglamento penitenciario y 89 de la Ley Orgánica General Penitenciaria.
De entre los criterios de separación interior que rigen en un Centro penitenciario no se encuentra el siguiente: Los detenidos y presos estarán separados de los condenados y, en ambos casos, los primarios de los reincidentes. Los jóvenes, sean detenidos, presos o penados, estarán separados de los adultos en las condiciones que se determinen reglamentariamente. Los hombres y las mujeres deberán estar separados, sin excepción alguna. Los que presenten enfermedad o deficiencias físicas o mentales estarán separados de los que puedan seguir el régimen normal del Establecimiento.
Dentro de los criterios reglamentarios de separación interior que deben seguirse en un Centro penitenciario no se contempla la siguiente especialidad: Respecto de las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado y militares, deberá observarse lo dispuesto en la legislación correspondiente, si son internados en Establecimientos penitenciarios comunes. Los jóvenes menores de.21 años sólo podrán ser trasladados a los departamentos de adultos cuando así lo autorice la Junta de Tratamiento, poniéndolo en conocimiento del Juez de Vigilancia. Excepcionalmente, hombres y mujeres podrán compartir un mismo departamento previo consentimiento de unos y otras y siempre que reúnan los requisitos regulados en el capítulo II del Título VI. El citado capítulo II regula las Formas Especiales de Ejecución. Ninguna respuesta es correcta.
Uno de los siguientes no se encuentra entre los criterios que, con carácter prioritario, deben tenerse en cuenta, según lo establecido en el artículo 99.1 del Reglamento Penitenciario, para operar la separación de los internos en el interior de los Establecimientos: El sexo. La emotividad. La edad. Los antecedentes delictivos.
La separación de los detenidos y presos por delitos dolosos de los que lo estén por delitos de imprudencia: No está prevista en la legislación penitenciaria. Está prevista en el artículo 17 de la Ley Orgánica 1/1979, de 26 de septiembre, General Penitenciaria. Sólo está prevista en el artículo 99 del Reglamento Penitenciario. Está prevista en el artículo 16 de la Ley Orgánica 1/1979, de 26 de septiembre, General Penitenciaria.
Según los criterios de clasificación interior de la población reclusa previstos en la legislación penitenciaria, es Incorrecto que: Hombres y mujeres en ningún caso podrán compartir un mismo departamento. Los menores de 21 años podrán ser trasladados a departamentos de adultos cuando así lo autorice la Junta de Tratamiento. Los detenidos y presos estarán separados de los condenados. Los detenidos y presos por delitos dolosos estarán separados de los que están por delitos de imprudencia.
Conforme a los criterios de separación interior de la población reclusa dentro de los Establecimientos Penitenciarios: Los que presenten enfermedad o deficiencias físicas o mentales estarán separados de los que puedan seguir el régimen normal del establecimiento. Los hombres y las mujeres deberán estar siempre separados, sin ningún tipo de excepción. Los internos, tanto preventivos como penados. serán separados en el interior de los Establecimientos teniendo en cuenta, con carácter prioritario, las exigencias del tratamiento. Los jóvenes, menores de 21 años, sólo podrán ser trasladados a departamentos de adultos, cuando así lo autorice la Junta de Tratamiento, poniéndolo en conocimiento del Ministerio Fiscal.
¿En que se basan los criterios de separación interior?: En normas de higiene, salud mental y orden. En los informes de la Autoridad Judicial que acompañan al recluso a su ingreso. En el grado de instrucción de los reclusos y en su estado de salud. En la exigencia de seguridad del Centro y en evitar influencias nocivas de unos internos a otros.
Decidir la separación interior de los internos en un centro es función: Del Jefe de Servicios. Del Director. Del Equipo Técnico. De la Junta de Tratamiento.
Son criterios de separación interior, según la ley orgánica general penitenciaria: La religión, la lengua y la nacionalidad. La salud, la integridad moral y la educación. El nivel cultural. la buena o mala conducta y la salud. El sexo, edad, emotividad, antecedentes, estado físico y moral y Tratamiento.
Son criterios de separación interior, con carácter prioritario, según el reglamento penitenciario: La religión, la lengua y la nacionalidad. El sexo, edad, antecedentes delictivos y Tratamiento. El nivel cultural, la buena o mala conducta y la salud. El sexo, edad, emotividad, antecedentes, estado físico y mental y Tratamiento.
Los detenidos y presos por delitos dolosos estarán separados de: De los detenidos y presos reincidentes. De los detenidos y presos por delitos de imprudencia. De los presos por delitos contra el honor. De los penados y preventivos.
En la separación interior no se tiene en cuenta: La cuantía de la pena. La reincidencia en el delito. Las deficiencias físicas. La personalidad de los internos.
Decidir sobre la separación interior de los internos a que hace referencia el art. 99 R.P. es función que compete: A la Junta de Tratamiento del Establecimiento. Al Equipo Técnico del Establecimiento. Al Director del Establecimiento. Al Subdirector de Tratamiento o de Seguridad, en su caso.
Para que un joven menor de 21 años pueda ser trasladado a un departamento de adultos será necesario: Que así lo acuerde el Director, de cuenta a la Junta de Tratamiento y lo apruebe el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Que lo autorice la Junta de Tratamiento, poniéndolo en conocimiento del Juez de Vigilancia Penitenciaria. Que lo apruebe la Junta de Tratamiento, y lo autorice el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Que lo apruebe el Director, como responsable de la clasificación interior de los Centros Penitenciarios y que lo autorice el Juez de Vigilancia Penitenciaria.
Los jóvenes menores de 21 años sólo podrán ser trasladados a los departamentos de adultos cuando así lo autorice: La Junta de Tratamiento. El Consejo de Dirección. El Juez de Vigilancia. El Centro Directivo.
De acuerdo con el artículo 99.4 del RP el traslado de jóvenes menores de 21 años a departamentos de adultos requiere: La autorización de la Junta de Tratamiento y la puesta en conocimiento del JVP. La autorización del JVP. La autorización del Fiscal de Menores. La autorización y la puesta en conocimiento del Fiscal de Menores.
Para que un joven menor de veintiún años pueda ser trasladado a un departamento de adultos, será necesario: Que así lo acuerde el Director, de cuenta a la Junta de Tratamiento y lo apruebe el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Que lo autorice la Junta de Tratamiento, poniéndolo en conocimiento del el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Que lo apruebe la Junta de Tratamiento. poniéndolo en conocimiento del el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Que lo apruebe el Director, como responsable de la clasificación interior de los Centros, y que lo autorice el Juez de Vigilancia Penitenciaria.
Denunciar test Condiciones de uso
Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.