CACECICOCU09 - T4 - C2

INFORMACIÓN
ESTADÍSTICAS
RÉCORDS
Título del test:
CACECICOCU09 - T4 - C2

Descripción:
CACECICOCU09 - T4 - C2

Autor:
trosi
(Otros tests del mismo autor)

Fecha de Creación:
04/06/2018

Categoría:
Arte
Sigue en facebook las noticias y los mejores tests de daypo apretando en 'Me gusta'
Últimos Comentarios
No hay ningún comentario sobre este test.
Temario:
Las propuestas de clasificación inicial son recurribles: Al Juez de Vigilancia Penitenciaria, siempre. Al Ministerio Fiscal. A la Central Penitenciaria de Observación, en los primeros grados. No son recurribles.
El Art. 102 del Reglamento Penitenciario está referido a: Las variables de clasificación. Los criterios de clasificación. Las variables y los criterios de clasificación. Los grados de clasificación.
¿Quién ejecuta las decisiones de la junta de tratamiento?: Todos sus miembros. Los funcionarios del interior y los Educadores. El Equipo Técnico. Los servicios sociales del Establecimiento.
En referencia a la clasificación de los penados regulada en el Capítulo II del Título IV del R.P., se hace mención a los "casos especiales" en el artículo: 100. 102. 104. La clasificación de los penados no se regula en el Capítulo y Título indicados.
Del "Principio de Flexibilidad", trata el Reglamento en su artículo: 100.2. 100.4. 102.5. 117.1.
El dotar de carácter de resolución de clasificación inicial a todos los efectos a la propuesta de clasificación inicial en grado de tratamiento está previsto en el Reglamento penitenciario en el artículo: 103.7. 107.3. 207.3. 137.3.
¿En qué caso son aplicables las normas correspondientes al régimen abierto de los Establecimientos a internos clasificados en segundo grado de tratamiento?: Cuando concurren las condiciones particulares del artículo 104.4 RP. Cuando sobrevenga una causa preventiva. En ningún caso, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 100.2 RP. Siempre que el interno tenga la cuarta parte de la condena cumplida.
Señale la respuesta correcta. Según el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, con el fin de hacer el sistema de clasificación en grados más flexible, respecto de cada penado, se puede adoptar un modelo de ejecución en el que puedan combinarse aspectos característicos de varios grados de tratamiento. Esta medida excepcional necesita: La ulterior aprobación del Juez de Vigilancia, sin perjuicio de su inmediata ejecutividad. La autorización previa del Juez de Vigilancia. La ulterior aprobación del Centro Directivo, sin perjuicio de su inmediata ejecutividad. La autorización previa del Centro Directivo.
El principio de flexibilidad recogido en el art. 100.2 del Reglamento Penitenciario es una: Medida que necesita aprobación del Juez de Vigilancia correspondiente, momento en el que será ejecutiva. Medida que requiere aprobación de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias y no será ejecutiva hasta su ratificación por el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Medida excepcional que requiere exclusivamente aprobación de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias. Medida excepcional que necesita ulterior aprobación del Juez de Vigilancia correspondiente, sin perjuicio de su inmediata ejecutividad.
¿Cuál de las siguientes afirmaciones es correcta?: Las penas privativas de libertad no se ejecutarán según el sistema de individualización científica separado en grados. Las penas privativas de libertad se ejecutarán según el sistema de individualización científica separado en grados, el primero de los cuales será el de libertad condicional. Las penas privativas de libertad se ejecutarán según el sistema de individualización científica separado en grados, el último de los cuales será el de libertad condicional. Las penas privativas de libertad se ejecutarán según el sistema de individualización científica separado en grados, el último de los cuales será el de tercer grado.
Los penados que cumplen exclusivamente una pena de trabajo en beneficio de la comunidad: Deben ser clasificados en tercer grado de tratamiento antes de iniciar la prestación comunitaria. No deben ser clasificados en ningún grado de tratamiento. Podrían cumplir la pena aun estando clasificados en segundo grado si se aplica el principio de flexibilidad previsto en el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario y así queda establecido en su modelo de ejecución. Deben encontrarse ya en el periodo o grado de libertad condicional.
Con relación al denominado principio de flexibilidad, contemplado en el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, señale la respuesta incorrecta: La adopción de la medida excepcional que el principio de flexibilidad implica necesitará de la ulterior aprobación del Juez de Vigilancia. La adopción de la medida excepcional que el principio de flexibilidad implica deberá fundamentarse en un programa específico de tratamiento o en un modelo de intervención para preventivos que de otra forma no pueda ser ejecutado. No se excluye de la aplicación de la medida que el principio de flexibilidad implica a los penados sujetos al régimen cerrado. La adopción de la medida excepcional que el principio de flexibilidad implica es inmediatamente ejecutiva.
El principio de individualización científica establecido por el Art. 72 de la L.O.G.P.: Es una variante del sistema progresivo, en el que se basa la ejecución de penas privativas de libertad en España. B) Constituye el sistema de ejecución de penas privativas de libertad en España. C) Consta de tres grados privativos de libertad y un cuarto grado que se corresponde con la libertad condicional. Las respuestas b) y c) son correctas.
El "principio de flexibilidad" a que hace referencia el Art. 100.2 del R.P.: Podrá ser de aplicación a todos los internos. Sólo se podrá aplicar a penados sin clasificar. Podrá ser de aplicación a todos los penados, incluidos quienes se encuentren en libertad condicional. Sólo podrá ser de aplicación a penados clasificados en alguno de los tres primeros grados establecidos por el Art. 72.1 de la L.O.G.P.
Penitenciariamente hablando, el principio de flexibilidad: Es el que impera en todos los Establecimientos de régimen abierto. Lo establece el R.P. en su art.º 102. Es la combinación en un mismo penado de aspectos característicos de los distintos grados de clasificación. Debe ser propuesto por la Junta de tratamiento.
Señale el caso en que la aplicación del principio de flexibilidad no es inviable (art. 100.2 Reglamento Penitenciario): Cuando se fundamente en un programa específico de tratamiento que exige la medida. Cuando dicho programa de tratamiento pueda ser ejecutado sin su aplicación. Cuando el Juez de Vigilancia no lo apruebe. Cuando el modelo de ejecución se aplique a un interno preventivo.
El Reglamento penitenciario, con el fin de hacer más flexible el sistema de clasificación, prevé que el Equipo Técnico pueda proponer a la Junta de Tratamiento que, respecto de cada penado, se adopte un modelo de ejecución en el que puedan combinarse aspectos característicos de cada uno de los grados. Tal previsión representa el llamado principio de: Flexibilidad, aunque no es correcta la intervención del Equipo Técnico. Progresividad. Individualización científica, tal como establece el artículo 100.3 del Reglamento penitenciario. Flexibilidad.
El principio regulado en el artículo 100.2 del Reglamento penitenciario: Exige estar fundamentado en un programa específico de tratamiento o intervención, requiriendo previa aprobación del Juez de vigilancia penitenciaria. Se aplica con carácter general a los penados. No tiene efectos ejecutivos hasta la aprobación por el Juez de Vigilancia penitenciaria. Ninguna respuesta es correcta.
Conforme al Art. 101 del R.P., la clasificación en tercer grado de tratamiento: Supone la aplicación de las normas correspondientes al Régimen Ordinario. Implica siempre el destino del interno a un Centro Abierto o de Inserción Social, o a una Sección Abierta. Se acordará siempre por el Centro Directivo, previa propuesta de la Junta de Tratamiento correspondiente. Determina la aplicación del Régimen Abierto en cualquiera de sus modalidades.
El concepto de clasificación es clave para entender el tratamiento penitenciario en general y el proceso por el que este se individualiza científicamente, en particular. Hecha esta afirmación y en el marco de los arts. 63 LOGP y 102.1 RP podríamos afirmar que la clasificación: Consiste en un proceso por el cual se asigna al interno a una dependencia, módulo o departamento dentro de un Centro Penitenciario. Consiste en la categorización penitenciaria basada en grupos o secciones. Es posterior a la adecuada observación del interno penado. Precede a la propuesta de destino y es posterior al tratamiento aplicado al interno.
¿En qué consiste el principio de flexibilidad enunciado en RP de 1996? En que puede adoptarse un modelo de ejecución que incluya combinaciones de aspectos característicos de cada uno de los grados de tratamiento. En que el Equipo Técnico puede proponer a la Junta de Tratamiento cualquiera de los grados penitenciarios (excluido el último o de libertad condicional). En que la clasificación penitenciaria de un interno se flexibiliza mediante la posibilidad de alternar en el tiempo los diferentes grados. Es el principio que determina que cualquier interno puede ser clasificado en todo momento en cualquier grado o combinación de estos.
La aplicación del principio de flexibilidad exige: La ulterior aprobación del Juez de Vigilancia. La autorización previa del Juez de Vigilancia. La aprobación previa del Equipo Técnico La aceptación expresa del interno.
A la luz del artículo 36.1 del Código penal, la clasificación en el tercer grado de los condenados a penas de prisión permanente deberá ser autorizada por el Tribunal previo pronóstico individualizado y favorable de reinserción social, y no podrá efectuarse hasta el cumplimiento de: 20 años de prisión efectiva, en el caso de que el penado lo hubiera sido por un delito del Capítulo VII del Título XXII del Libro II de este Código. Además, el penado no podrá disfrutar de permisos de salida hasta que haya cumplido un mínimo de 12 años de prisión. 15 años de prisión efectiva, en el resto de los casos. Además, el penado no podrá disfrutar de permisos de salida hasta que haya cumplido un mínimo de 10 años de prisión. 20 años de prisión efectiva, en el resto de los casos. Además, el penado no podrá disfrutar de permisos de salida hasta que haya cumplido un mínimo de 14 años de prisión. 25 años de prisión efectiva, en el caso de que el penado lo hubiera sido por un delito del Capítulo VII del Título XXII del Libro II de este Código. Además, el penado no podrá disfrutar de permisos de salida hasta que haya cumplido un mínimo de 12 años de prisión.
Cuando la duración de la pena de prisión impuesta sea superior a 5 años, el Juez o Tribunal: Deberá ordenar que la clasificación del condenado en el tercer grado de tratamiento penitenciario no se efectúe hasta el cumplimiento de la 1/2 de la pena impuesta. B) Podrá ordenar que la clasificación del condenado en el tercer grado de tratamiento penitenciario no se efectúe hasta el cumplimiento de la 1/2 de la pena impuesta. Si se trata de los delitos contemplados en el artículo 36.2 CP de 1995 y la duración de la pena de prisión es superior a cinco años, la clasificación del condenado en el tercer grado de tratamiento penitenciario no podrá efectuarse hasta el cumplimiento de la 1/2 de la misma. La respuesta b) es correcta salvo que la autoridad competente para ordenar que la clasificación del condenado en el tercer grado de tratamiento penitenciario no se efectúe hasta el cumplimiento de la 1/2 de la pena impuesta, es el Juez de Vigilancia Penitenciaria. En el supuesto contemplado en la respuesta b), el Juez de Vigilancia, previo pronóstico individualizado y favorable de reinserción social y valorando, en su caso, las circunstancias personales del reo y la evolución del tratamiento reeducador, podrá acordar razonadamente, oídos el Ministerio Fiscal, IIPP y las demás partes, la aplicación del régimen general de cumplimiento, independientemente del delito de que se trate.
Conforme al artículo 10 LOGP para la calificación de peligrosidad extrema o inadaptación manifiesta y grave a las normas generales de convivencia ordenada deben ponderarse factores como: Los seis enumerados en el artículo 104 RP Los cinco enumerados en el artículo 103.R.P Los seis enumerados en el artículo 102RP Los ocho enumerados en el artículo 105 RP.
En el artículo 102.5 RP se establecen una serie de factores a considerar para la clasificación en primer grado. Señale el que está contemplado expresamente Comisión de cualquier acto que atenta contra la libertad sexual. Pertenencia a organización delictiva sin signos de sustracción a la disciplina de dicha organización. Comisión de más de tres infracciones disciplinarias graves. Posesión y uso de armas de fuego en la comisión de delitos a lo largo de su historial delictivo.
La tenencia de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas está recogido en el articulo 102.5.d RP como factor a ponderar para la clasificación en primer grado: En cualquier caso y bajo cualquier circunstancia. Cuando se presume su destino al consumo y al tráfico. Cuando, por su cantidad, se presume su destino al tráfico o contrabando. La opción c) sería correcta si se omitiera, por improcedente, el destino al contrabando.
El artículo 102.2 RP enumera factores o variables la Junta de Tratamiento debe considerar para determinar la clasificación de un interno. Respetando la literalidad del mencionado precepto señale la opción que no representa ninguno de ellos: La personalidad. La duración de las penas. El cumplimiento de las tres cuartas partes de la condena. El medio social al que retornará.
¿A qué órgano corresponde la competencia de formular propuesta de clasificación inicial: A la Junta de Tratamiento o el Equipo Técnico, según el caso. A la Junta de Tratamiento. Al Centro Directivo. Al Equipo Técnico.
La LO 7/2003, de 30 de junio, de medidas de reforma para el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas, ha introducido dos nuevos apartados al artículo 72 LOGP. El apartado quinto establece como requisito para ser clasificado o progresado a tercer grado de tratamiento la satisfacción de la responsabilidad civil derivada del delito, considerando a tales efectos, entre otros criterios: La cuantía de la condena impuesta. La conducta efectivamente observada en orden a restituir lo sustraído, reparar el daño e indemnizar los perjuicios materiales y morales. Las circunstancias atenuantes o agravantes apreciadas en sentencia. Las condiciones familiares, sociales, personales y patrimoniales del culpable, a efectos de valorar su capacidad real, pasada, presente y futura para satisfacer la responsabilidad civil que le correspondiera.
La norma contenida en el artículo 72.6 LOGP, introducida por LO 7/2003, de 30 de junio, de medidas de reforma para el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas, se aplicará: A las personas condenadas por delitos de terrorismo de la sección segunda del capítulo VI del título XXII del libro II del Código penal. A las personas condenadas por delitos cometidos en el seno de organizaciones criminales. A las personas condenadas por delitos de terrorismo de la sección segunda del capítulo VI del título XX del libro II del Código penal. A toda persona responsable de un delito siempre que hayan intervenido en la ejecución del mismo una pluralidad de personas.
La introducción en nuestro ordenamiento jurídico del denominado "periodo de seguridad" (imposibilidad de poder efectuar la clasificación en tercer grado de tratamiento penitenciario del condenado basta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta), se produjo: Mediante la modificación del artículo 36 del Código Penal, operada por la Ley Orgánica 7/2003, de 30 de junio. Mediante la modificación del artículo 72 de la Ley Orgánica General Penitenciaria, operada por la Ley Orgánica 7/2003, de 30 de junio. Mediante la modificación del artículo 36 del Código Penal, operada por la Ley Orgánica 15/2003, de 25 de noviembre. Mediante la modificación del artículo 72 de la Ley Orgánica General Penitenciaria, operada por la Ley Orgánica 1/2003, de 10 de marzo.
Los nuevos criterios para la clasificación en 3er grado de tratamiento, tales como cumplimiento del periodo de seguridad (mitad de la condena impuesta cuando ésta sea superior a 5 años) y la satisfacción de la responsabilidad civil, vienen recogidos en: · La LO 7/02 de 30 de junio. LaLO 7/03 de30 de junio. La LO 7/04 de 30 de junio. No existen tales criterios.
El principio de flexibilidad en la clasificación penitenciaria recogido en el art. 100.2 del R.P. será: Propuesto por el Equipo Técnico y aprobado por el Centro Directivo; en este caso es inmediatamente ejecutivo. Propuesto por el Equipo Técnico a la Junta de Tratamiento, se requiere ulterior aprobación del Juez de Vigilancia, sin perjuicio de su inmediata ejecutividad. Propuesto por la Junta de Tratamiento no siendo ejecutivo hasta su aprobación por el Juez de Vigilancia Penitenciara. Propuesto por el Centro Directivo siendo inmediatamente ejecutivo para determinados programas de intervención.
Según el artículo 36.2 del CP, cuando la duración de una pena de prisión impuesta sea superior a 5 años, la clasificación en tercer grado de tratamiento No podrá efectuarse hasta la extinción de la mitad de la pena en todo caso. No se efectúa hasta el cumplimiento de las tres cuartas partes de la pena impuesta en los delitos cometidos en el seno de una organización o grupo criminal. No se efectúa hasta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta, si así lo ordena el Juez o Tribunal. No se efectuará hasta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta, si así lo ordena el Juez o Tribunal si se trata de un delito del artículo 183.
Podrá progresarse a tercer grado a una persona condenada a la pena de prisión permanente revisable: En todos los casos, tras el cumplimiento de 20 años de prisión efectiva. En todos los casos, tras el cumplimiento de 15 años de prisión efectiva. Sin tener en cuenta los plazos de prisión efectiva, por los motivos recogidos en el apartado 3° del Articulo 36 del vigente Código Penal. Tras el cumplimiento de 20 años de prisión efectiva, salvo en casos excepcionales, pero nunca por periodo inferior a cinco años de prisión.
De acuerdo con lo establecido en el art. 72.5 de la L.O.G.P., la clasificación o progresión al tercer grado de tratamiento requerirá, además de los requisitos previstos por el Código Penal: La participación positiva en las actividades asociativas reglamentarias o de otro tipo. La satisfacción de la responsabilidad civil derivada del delito. Haber desarrollado continuadamente actividades laborales, culturales u ocupacionales. Todas las respuestas son correctas.
La exigencia prevista en el art. 72.5 de la L.O.G.P., para la clasificación o progresión a tercer grado se aplicará singularmente cuando el interno haya sido condenado por determinados delitos. Señale el que no corresponde: Delitos contra los derechos de los trabajadores. Cualquier delito contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico. Delitos contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social. Delitos contra la Administración Pública comprendidos en los Capítulos V al IX del Titulo XIX del Libro II del Código Penal.
De acuerdo con lo establecido en el art. 36.2 del Código Penal, modificado por la LO. 5/2010, de 22 de junio, cuando la duración de la pena de prisión impuesta sea superior a cinco años: El Juez o Tribunal ordenará que la clasificación del penado en tercer grado no se efectúe hasta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta. El Juez de Vigilancia ordenará que la clasificación del penado en tercer grado no se efectúe hasta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta. El Juez o Tribunal podrá ordenar que la clasificación del penado en tercer grado no se efectúe hasta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta. El Juez de Vigilancia podrá ordenar que la clasificación del penado en tercer grado no se efectúe hasta el cumplimiento de la mitad de la pena impuesta.
La adopción de un modelo de ejecución en el que puedan combinarse aspectos característicos de cada uno de los tres primeros grados a que hace referencia el Art. 72.1 de la L.O.G.P., (principio de flexibilidad): Sólo podrá llevarse a cabo cuando dicha medida se fundamente en un programa específico de tratamiento que de otra forma no pueda ser ejecutado. Necesitará de la previa aprobación del Juez de Vigilancia. Se llevará a cabo por la Junta de Tratamiento, previo informe favorable del Equipo Técnico. Necesitará de la previa aprobación del Centro Directivo para los penados clasificados en tercer grado, y del Juez de Vigilancia para los penados sin clasificar y clasificados en primero o segundo grado.
Para determinar la clasificación penitenciaria, las Juntas de Tratamiento ponderarán la personalidad y el historial individual, familiar, social y delictivo del interno, la duración de las penas, el medio social al que retorne el recluso, y: Los recursos, facilidades y dificultades existentes en cada caso para su inserción laboral y familiar. Los recursos, facilidades y dificultades existentes en cada caso y momento para el buen éxito del tratamiento. Los recursos personales, trayectoria y conducta penitenciaria y momento para el buen éxito del tratamiento. Los recursos, facilidades y dificultades que pueden incidir en el éxito del tratamiento.
Para la individualización del tratamiento, tras la adecuada observación de cada penado, se realizará su clasificación, que determinará: El destino al Establecimiento más próximo a su domicilio y, en su caso, al grupo o sección más idónea dentro de aquél. El destino al Establecimiento cuyo régimen sea más adecuado al tratamiento que se le haya señalado y, en su caso, al grupo o sección más idónea dentro de aquél. El destino al Establecimiento correspondiente y, en su caso, al grupo o subgrupo más adecuado a su personalidad dentro de aquél. El destino al Establecimiento más idóneo y, en su caso, al grupo o sección más adecuada dentro de aquél.
No es un factor a tenerse en cuenta para la clasificación en primer grado conforme a lo establecido en el Art. 102.5 del R.P.: La reiterada comisión de infracciones disciplinarias calificadas de muy graves o graves. La naturaleza y el modo de comisión de los delitos. La introducción o posesión de armas de fuego en el Establecimiento. La duración de las penas.
Conforme a lo establecido por el art. 36.2 Código Penal en su redacción dada por la LO. 5/2010, de 22 de junio, cuando la duración de la pena de prisión impuesta sea superior a cinco años, la clasificación en tercer grado del condenado no podrá efectuarse hasta el cumplimiento de la mitad de la misma cuando se trate de determinados delitos. Señale el que no corresponde: Delitos del art. 183. Delitos cometidos en el seno de una organización o grupo criminal. Delitos del Capítulo V del Título VIII del Libro II del C. Penal, cuando la víctima sea menor de trece años. Delitos contra los derechos de los trabajadores.
No es causa de clasificación en primer grado: La comisión reiterada de faltas graves o muy graves. El número y cuantía de condenas y penas graves en periodo inicial de cumplimiento. La pertenencia a organizaciones delictivas. El tipo de delito cometidos y las formas de cometerlo.
Un interno no podrá ser clasificado en ningún caso en tercer grado: Cuando sea multirreincidente. Cuando esté sujeto a una causa en situación de preventiva. Cuando se observen en su expediente multitud de sanciones. Cuando no haya cumplido la cuarta parte de la condena.
Según la orden int/1127/2010, la subdirección general de tratamiento y gestión penitenciaria, por delegación, puede acordar la clasificación inicial, respecto a los internos no vinculados a organizaciones terroristas o internos cuyos delitos no se hayan cometido en el seno de organizaciones criminales: De todos los penados, excepto los condenados a penas de prisión superiores a 5 años. De todos los penados clasificados en segundo y tercer grado. Solamente cuando se trate de revisiones de grado no vinculados a organizaciones terroristas. No es correcta ninguna respuesta.
La Junta de Tratamiento de un Centro Penitenciario propone al Centro Directivo la regresión de segundo grado a primer grado de un interno del Centro que quebrantó la condena al no reingresar de un permiso de salida ordinario de cuatro días, autorizado por el Juzgado de Vigilancia, que ha ingresado nuevamente, sin que conste que haya cometido nuevo/s delitos. En función de las variables y factores que deben tenerse en cuenta para clasificar a un interno en primer grado, ¿podría ser atendida la propuesta de regresión por el Centro Directivo?: Sí, quebrantar condena denota una evolución negativa en el pronóstico de integración social, y ello debe ser suficiente para acordar la regresión. Sí, ya que el quebrantamiento puede ser considerado una falta muy grave del Art. 108 del R.P. aprobado por Real Decreto 1201/1981, vigente, conforme a la Disposición Derogatoria del actual Reglamento y, en consecuencia, procederá la regresión. No, no reingresar de un permiso penitenciario puede constituir un delito de los contemplados en el Capítulo VIII del Título XX del Código Penal y, en consecuencia y teniendo en cuenta el principio de presunción de inocencia, hasta que no recaiga sentencia no podrá plantearse la regresión de grado. No, ya que ésta circunstancia no se contempla entre las variables a tener en cuenta para determinar la peligrosidad extrema o inadaptación manifiesta y grave que han de ponderarse para la clasificación en primer grado.
El acuerdo de aplicación del "principio de flexibilidad" corresponde: Al Equipo Técnico del Establecimiento. Al Consejo de Dirección a propuesta del Equipo Técnico del Establecimiento. Al Centro Directivo a propuesta del la Junta de Tratamiento del Establecimiento. A la Junta de Tratamiento a propuesta el Equipo Técnico del Establecimiento.
La aplicación del "principio de flexibilidad": Tendrá carácter general. B) Tendrá carácter excepcional para los internos preventivos. C) Se podrá llevar a cabo excepcionalmente siempre y cuando dicha medida se fundamente en un programa específico de tratamiento para el penado que de otra forma no pueda ser ejecutado. Las respuestas b) y c) son correctas.
Son variables o factores que las Juntas de Tratamiento deben tener en cuenta para determinar la clasificación de un interno: La personalidad e historial individual, familiar, social y delictivo. La duración de las penas. El medio social al que retomará y recursos, facilidades y dificultades existentes en cada caso y momento para el buen éxito del tratamiento. Todas las respuestas son correctas.
La clasificación o progresión al tercer grado de tratamiento penitenciario de personas condenadas por delitos de terrorismo de la sección segunda del capítulo V del titulo XXII del libro II del Código penal cometidos en el seno de organizaciones criminales, requerirá una serie de requisitos, entre los que se encuentra: La satisfacción de la responsabilidad civil con sus rentas y patrimonio presentes y futuros en los términos de la Ley Orgánica General Penitenciaria. Mostrar signos de propósito de abandonar los fines y los medios terroristas. Colaborar con las autoridades para la identificación, captura, procesamiento y condena de responsables de delitos terroristas, para obtener pruebas o para impedir la actuación o el desarrollo de las organizaciones o asociaciones a las que haya pertenecido o con las que haya colaborado, lo que podrá acreditarse mediante una petición generalizada de perdón a las víctimas de los delitos de terrorismo. Colaborar, pasiva o activamente, con las autoridades para eliminar todos los efectos de los delitos de terrorismo.
El Código penal respecto a la prisión permanente revisable, dispone que cuando el sujeto haya sido condenado por 2 o más delitos y, al menos, uno de ellos esté castigado por la ley con pena de prisión permanente revisable, la progresión a tercer grado requerirá del cumplimiento de un mínimo de: 18 años de prisión, cuando el penado lo haya sido por varios delitos, uno de ellos esté castigado con pena de prisión permanente revisable y el resto de las penas impuestas sumen un total que exceda de 5 años. 20 años de prisión, cuando el penado lo haya sido por varios delitos, uno de ellos esté castigado con una pena de prisión permanente revisable y el resto de las penas impuestas sumen un total que exceda de 15 años. 22 años de prisión, cuando el penado lo haya sido por varios delitos y dos o más de ellos estén castigados con una de prisión permanente revisable, o bien uno de ellos esté castigado con una pena de prisión permanente revisable y el resto de penas impuestas sumen un total de 25 años o más. Todas las respuestas anteriores son correctas.
El artículo 102.2 Reglamento Penitenciario enumera una serie de factores o variables que las Juntas de Tratamiento deben tener en cuenta para determinar la clasificación de un interno. Señale la opción que no describe ninguno de ellas: La personalidad. El medio social al que retornará. Los datos de filiación. Las dificultades existentes en cada caso.
¿Cuál es el plazo establecido en el RP para proceder a la formulación de propuesta de clasificación inicial?: Uno máximo de dos meses desde la recepción en el Establecimiento de la liquidación de condena y el fallo. Uno mínimo de dos meses desde la recepción en el Establecimiento del testimonio de sentencia. Uno máximo de dos meses desde la recepción del testimonio de sentencia, con independencia de que sea el interno o el Centro Penitenciario el receptor. Uno máximo de dos meses desde la recepción en el Establecimiento del testimonio de sentencia.
La resolución sobre la propuesta de clasificación penitenciaria se dictará: Por el Centro Directivo en un plazo máximo de dos meses a contar desde la recepción en el Establecimiento del testimonio de sentencia. Por la Junta de Tratamiento cuando el grado asignado sea el tercero. Por el Centro Directivo en un plazo mínimo de dos meses contado a partir de la recepción de la mencionada propuesta de clasificación inicial. En un plazo máximo de dos meses desde la recepción de la propuesta.
En relación al procedimiento de clasificación inicial puede afirmarse que el protocolo de clasificación penitenciaria contendrá, entre otros: La resolución sobre la propuesta de clasificación. La notificación del acuerdo definitivo al interno. El programa individualizado de tratamiento. El criterio de clasificación o separación interior bajo el cual el interno ocupa una dependencia en el Centro de origen.
A continuación aparecen diferentes fases del procedimiento de clasificación inicial establecido en el artículo 103 RP. Señale la que se produce antes en el tiempo y, por tanto, precede a todas las demás: Se dicta resolución Recepción en el Establecimiento del testimonio de sentencia Inclusión en el protocolo de clasificación del programa de tratamiento. Se procede a la propuesta razonada de grado.
El RP establece en el artículo 103 RP el procedimiento de clasificación inicial. En relación a la notificación al interno señale la opción verdadera La notificación del acuerdo de la Junta de Tratamiento se realizará en un plazo máximo de 72 horas y abrirá la posibilidad de recurso ante el Juez de Vigilancia. No se fija plazo máximo de notificación al interno, si bien, este podrá acudir eh vía de recurso ante la autoridad que dicta la resolución. C) Se notifica la resolución del Centro Directivo al interno, quien podrá interponer recurso ante el Juez de Vigilancia. La opción c) sería más completa si añadiera al final "o la autoridad judicial que corresponda si se trata de preventivos".
¿Cuántas condiciones son necesarias para que la propuesta de clasificación inicial tenga carácter de resolución conforme el Reglamento penitenciario de 1996? A) Tres (penas inferiores a un año, acuerdo unánime y que no se trate de una propuesta de clasificación en primer grado). Una (penas inferiores a un año). Dos (Penas de un año y acuerdo unánime). La opción a) sería completa si incluyera las penas de un año justo (penas menores o iguales a un año). De otro modo, se excluye erróneamente esta posibilidad..
¿Qué significa exactamente que la propuesta de clasificación inicial tiene carácter de resolución?: Que es recurrible como tal sin necesidad de resolución (se recurre la propuesta firme). Que debe notificarse y es recurrible sin adquirir firmeza. Que no se requiere resolución del Centro Directivo y a todos los efectos la propuesta es la resolución. Que no cabe acción posterior alguna por parte del interno.
¿Qué resoluciones sobre clasificación deben notificarse al Ministerio Fiscal?: Todas las clasificaciones o progresiones a tercer grado. Las de tercer grado sólo cuando el acuerdo es unánime. Todas las de tercer grado con excepción de las que se ajusten a lo establecido en el artículo 103.7 RP (las propuestas con carácter de resolución deberán ser ratificadas previamente por el Centro Directivo). Ninguna. Corresponde al Centro Directivo dictar las resoluciones y al Juez de Vigilancia atender los recursos interpuestos.
La clasificación inicial se formulará en el plazo de dos meses Desde la firmeza del testimonio de sentencia. Desde la emisión del fallo condenatorio. Desde el ingreso del interno al Centro Penitenciario. Desde la recepción del testimonio de sentencia en el Establecimiento.
Según el artículo 103. 7 del Reglamento Penitenciario, la propuesta de clasificación inicial formulada por la Junta de Tratamiento tendrá consideración de resolución de clasificación inicial a todos los efectos: En caso de clasificaciones en segundo grado de tratamiento con condenas inferiores a cinco años. En caso de condenas de hasta un año, adoptado el acuerdo de forma unánime por la Junta de Tratamiento, excepto que la propuesta sea de clasificación en primer grado de tratamiento. En caso de condenas de hasta un año, adoptado el acuerdo de forma unánime por la Junta de Tratamiento, excepto que la propuesta sea de clasificación en primer o tercer grado de tratamiento. En caso de condenas de hasta cinco años, adoptado el acuerdo de forma unánime por la Junta de Tratamiento.
Cuando se trate de penados con condenas de hasta un año, según el Artículo 103 del vigente Reglamento penitenciario, la propuesta de clasificación inicial formulada por la Junta de Tratamiento tendrá la consideración de resolución de clasificación inicial a todos los efectos: Cuando el acuerdo en segundo o tercer grado sea por mayoría excepto en primer grado. Cuando el acuerdo de clasificación en primer grado sea por unanimidad. Cuando el acuerdo en segundo o tercer grado sea por unanimidad. Cuando el acuerdo comporte cambio de centro de destino, el traslado se hará efectivo en el mismo momento de acuerdo unánime de la Junta de Tratamiento.
En el procedimiento de clasificación penitenciaria: El protocolo correspondiente contendrá el programa individualizado de tratamiento y un juicio pronóstico inicial. El protocolo correspondiente contendrá el programa individualizado de tratamiento y un juicio pronóstico final El protocolo correspondiente contendrá la propuesta razonada de grado y el programa individualizado de tratamiento. El protocolo correspondiente contendrá el diagnóstico de personalidad criminal y un juicio pronóstico final.
Las propuestas de clasificación penitenciaria se formularán, por: Las Juntas de Tratamiento, previo informe del Equipo Técnico. Las Juntas de Tratamiento, previo estudio del interno. Las Juntas de Tratamiento, previo estudio del interno o, en su caso, por el Consejo de Dirección o el Director. Los Equipos Técnicos, previa aprobación de la Junta de Tratamiento.
Las propuestas de clasificación inicial penitenciaria se formularán en el impreso normalizado aprobado por el Centro Directivo, en el plazo de: Un mes desde la notificación de la sentencia al interno. Dos meses desde la notificación de la sentencia al interno. Dos meses como máximo desde la recepción en el Establecimiento del testimonio de sentencia. Dos meses como máximo desde la recepción en el Establecimiento de la liquidación de la condena de la correspondiente sentencia.
En el programa individualizado de tratamiento contenido en el protocolo de clasificación penitenciaria: Se dará cobertura a las necesidades y carencias detectadas en el interno sobre aspectos tales entre otros como ocupación laboral, formación cultural y profesional y aplicación de medidas de ayuda. Se señalará expresamente entre otras circunstancias el historial individual familiar, social y delictivo del interno. Se contará con la firma expedida por el interno en dicho protocolo. Ninguna respuesta es correcta.
La resolución de las propuestas de clasificación inicial penitenciaria se dictará, de forma escrita y motivada, por: El Centro Directivo, en el plazo mínimo de dos meses desde su formulación. El Centro Directivo, en el plazo máximo de dos meses desde su formulación. El Centro Directivo, en el plazo máximo de dos meses desde su recepción. El Centro Directivo, en el plazo máximo de cuatro meses desde la recepción en el Establecimiento del Testimonio de Sentencia.
De acuerdo con lo regulado en el Art. 103.7 del R.P., respecto de un penado para el que se recibieran dos condenas de privación de libertad de un año cada una, la propuesta de clasificación inicial penitenciaria: Tendría siempre la consideración de resolución clasificatoria. Podría tener la consideración de resolución clasificatoria. No podría tener nunca la consideración de resolución clasificatoria. d) Sólo podría tener la consideración de resolución clasificatoria si así se determinara por el Centro Directivo.
Para la mejor observación de la conducta y la consolidación de los factores positivos del interno: A) La Junta de Tratamiento podrá ampliar el plazo para formular la propuesta de clasificación inicial hasta un máximo de dos meses más. B) El Centro Directivo podrá ampliar el plazo para dictar la resolución de clasificación inicial hasta un máximo de dos meses más. El Centro Directivo podrá ampliar el plazo para dictar la resolución de clasificación inicial hasta un máximo de tres meses más. Las respuestas a) y b) pueden ser correctas.
No es un requisito para que la propuesta de clasificación inicial tenga la consideración de resolución clasificatoria: El acuerdo unánime de la Junta de Tratamiento. La propuesta de clasificación en segundo o tercer grado de tratamiento. La ausencia de causas en situación de prisión preventiva. El haber sido condenado a una sola pena y, que la misma, sea igual o inferior a un año de privación de libertad.
Desde la recepción del testimonio de sentencia, ¿cuál es el plazo máximo, como norma general, para que se resuelva la clasificación de un penado?: Dos meses. Cuatro meses. Tres meses. No existe plazo reglamentado, por lo que será un plazo prudencial.
En el peor de los casos, ¿cuánto tiempo puede estar un penado sin preventivas sin clasificar desde la recepción del testimonio de sentencia?: Seis meses. Dos meses. Cuatro meses. Cinco meses.
¿Ante quién se puede recurrir la clasificación en segundo grado?: Ante el Juez de Vigilancia. Ante la Audiencia Provincial. Ante el Centro Directivo. Son correctas las tres respuestas.
La resolución de clasificación puede ser aplazada por el centro directivo: Por un plazo de tres meses. Tanto en la clasificación inicial como en las posteriores revisiones. Siempre que se trate de una clasificación inicial. Cuando en la clasificación deba intervenir la Central de Observación.
La clasificación en grados de tratamiento: Corresponde acordarla al centro Directivo. La clasificación en primer grado siempre corresponde al Centro Directivo. Los condenados a penas no superiores a un año, su propuesta de clasificación efectuada por la Junta de tratamiento se considera como resolución de clasificación inicial. Son correctas dos respuestas.
La junta de tratamiento podrá acordar la resolución de una clasificación: Si existe unanimidad entre todos los miembros. La pena debe ser inferior a un año. La pena debe ser de prisión. Son correctas todas las respuestas.
Un penado con causas preventivas: En ningún caso puede ser clasificado. En ningún caso puede ser clasificado en tercer grado. Podrá ser clasificado en segundo o primer grado si el delito de la causa preventiva es leve y el de la causa penada grave. Si la preventiva le llega cuando está clasificado, no se desclasifica.
Para que un penado a 4 años de prisión pueda ser clasificado en tercer grado sin tener cumplida la cuarta parte de la condena: Es requisito que tenga cumplida la cuarta parte. No se tiene en cuenta el medio social del que procede y al que volverá. Se tiene en cuenta la duración de la pena impuesta. La pena debe ser superior al año.
Una nueva clasificación del interno ¿supone cambio obligatorio de establecimiento para este?: No. Si. No se contempla reglamentariamente tal supuesto. Queda a criterio del interno.
¿Qué es la libertad condicional?: Un grado de tratamiento. B) Un derecho del interno clasificado en tercer grado. C) Un beneficio penitenciario. B y C correctas.
Una de las siguientes afirmaciones es falsa: Según el sistema de individualización científica, el penado puede ser clasificado inicialmente en cualquiera de los grados establecidos por la Ley orgánica General Penitenciaria. En la regresión de grado no es importante la clase de delito cometido. La Central de Observación tiene su sede en la Secretaría general. No puede tener la consideración de resolución de clasificación inicial a todos los efectos la clasificación de un penado en tercer grado y destino a una Unidad Extrapenitenciaria.
¿Qué condición señala el RP que debe darse para proceder a elevar una propuesta razonada de grado de tratamiento y de destino a un establecimiento penitenciario?: Que el interno haya cumplido la 1/4 de la condena. Que haya recaído sentencia condenatoria. Que se haya realizado un realizado un período de observación del interno. La recepción de un Testimonio de sentencia en el Centro Penitenciario.
La clasificación inicial y destino formulada por la junta de tratamiento en virtud del artículo 103.7 del reglamento penitenciaria podrá ser recurrida: Al Centro Directivo. Al Juez de Vigilancia. Al Tribunal Sentenciador. Pueden ser correctas dos respuestas.
La aplicación práctica del principio de flexibilidad exige, como en el resto de asuntos relativos a clasificación: La propuesta del Equipo Técnico a la Junta de Tratamiento. La aprobación del Juez de Vigilancia. La resolución del Centro Directivo. La participación de Ja Junta de Tratamiento.
La norma contenida en el artículo 72.5 Ley Orgánica General Penitenciaria, introducida por LO 7/2003, de 30 de junio, de medidas de reforma para el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas, se aplicará, singularmente, cuando el interno hubiera sido condenado por la comisión de alguno de los siguientes delitos: Todos los delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico. Delitos contra las personas que hubieran revestido notoria gravedad y hubieran perjudicado a una generalidad de ellas. Delitos contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social. Delitos contra la Administración pública comprendidos en los capítulos V al X del Título XX del libro II Código Penal.
La regla contenida en el artículo 36.2 del Código penal que dispone que "cuando la duración de la pena de prisión impuesta sea superior a cinco años, el Juez o Tribunal podrá ordenar que la clasificación del condenado en el tercer grado de tratamiento penitenciario no se efectúe hasta el cumplimiento de la 1/2 de la pena impuesta", está matizada con la previsión de que: No admite excepción alguna bajo ningún concepto, salvo autorización del Centro Directivo. El Tribunal sentenciador debe acordar razonadamente, oídos el Ministerio Fiscal, Instituciones Penitenciarias y las demás partes, la aplicación del régimen general de cumplimiento. El Juez de Vigilancia, previo pronóstico individualizado y favorable de reinserción social y valorando, en su caso, las circunstancias personales del reo y la evolución del tratamiento reeducador, podrá acordar razonadamente, oídos el Ministerio Fiscal, Instituciones Penitenciarias y las demás partes, la aplicación del régimen general de cumplimiento, salvo en determinados supuestos contemplados en el citado artículo 36.2 del Código penal. El Juez de Vigilancia, previo pronóstico individualizado y favorable de reinserción social y valorando, en su caso, las circunstancias personales del reo y la evolución del tratamiento reeducador, deberá siempre acordar la aplicación del régimen general de cumplimiento.
Para la mejor observación de la conducta y la consolidación de los factores positivos el Reglamento penitenciario prevé que se pueda ampliar el plazo para dictar resolución de clasificación inicial: Hasta un máximo de cuatro meses desde la recepción del testimonio de sentencia en el Centro Penitenciario (dos meses para la formulación de la propuesta más dos para dictar resolución). Hasta un máximo de dos meses a contar desde que expiró el plazo previsto en el artículo 103.4 Reglamento Penitenciario para dictar la resolución (al plazo disponible para dictar resolución desde la recepción de la propuesta de clasificación se le añaden dos meses más). Hasta un máximo de dos meses a contar desde el momento en que se adoptó la resolución. Hasta un máximo de cuatro meses a contar desde que la propuesta de clasificación es formulada por el órgano colegido correspondiente.
Cuando en un plazo de 10 días se ha procedido a revisar el grado de un interno clasificado en segundo grado: A) Se ha producido un desfase respecto al periodo mínimo establecido (un mes). B) Se está realizando dentro del plazo previsto reglamentariamente. La opción b) es falsa. El plazo que se fija es un mínimo superior a 10 días. La opción a) es verdadera pero el plazo mínimo previsto es de tres meses.
La norma contenida en el artículo 72.6 Ley Orgánica General Penitenciaria, introducida por LO 7/2003, de 30 de junio, de medidas de reforma para el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas, exige el cumplimiento de determinados requisitos para la clasificación o progresión al tercer grado de tratamiento penitenciario de personas condenadas por delitos de terrorismo de la sección segunda del capítulo V del título XXII del libro II CP Entre otros, se exige la colaboración activa con las autoridades: Bien para impedir la producción de otros delitos o faltas por parte de la banda armada o grupo organizado. Bien para atenuar los efectos de su delito. Bien para la identificación de responsables de delitos de distinta naturaleza, para obtener pruebas o para impedir la actuación o el desarrollo de organizaciones futuras, lo que podrá acreditarse mediante declaración expresa de repudio de sus actividades delictivas, petición de perdón a las víctimas de su delito, etc. Ninguna respuesta es correcta.
¿En qué plazo deberá realizarse la revisión de la clasificación inicial?: Cada seis meses. En un mínimo de un mes y un máximo de seis. Según la evolución del tratamiento y en todo caso en el plazo máximo de tres meses. Cada seis meses como máximo.
El procedimiento de clasificación inicial de un penado comienza en el Centro Penitenciario, de tal forma que: El Director formulará la propuesta de clasificación inicial, previo estudio del interno, en el plazo máximo de dos meses desde la recepción en el Establecimiento del testimonio de sentencia. La Junta de Tratamiento formulará la propuesta de clasificación inicial, previo estudio del interno, en el plazo máximo de dos meses desde la recepción en el Establecimiento del testimonio de sentencia. El Equipo Técnico formulará la propuesta de clasificación inicial, previo estudio del interno, en el plazo máximo de dos meses desde la recepción en el Establecimiento del testimonio de sentencia. La Junta de Tratamiento formulará la propuesta de clasificación inicial, previo estudio del interno, en el plazo máximo de dos meses desde que la sentencia fuera firme.
¿Puede ampliarse el plazo máximo de resolución de clasificación inicial de un interno?: A) Sí, por el Centro Directivo hasta un máximo de dos meses más. Sí, por el Centro Directivo a propuesta de la Junta de Tratamiento hasta un máximo de dos meses más. C) Sí, por el Centro Directivo en aquellos casos cuya clasificación resulte difícil o dudosa o cuyas peculiaridades convenga investigar Las respuestas a) y c) son correctas.
Para que una propuesta de clasificación inicial de la Junta de Tratamiento tenga la consideración de resolución de clasificación inicial, será requisito entre otros, en los casos que proceda: Que el acuerdo al efecto haya sido adoptado por mayoría absoluta de sus miembros. Que la clasificación propuesta no sea en primer grado de tratamiento. Que la condena impuesta al penado sea inferior a un año de prisión. Todos los anteriores son requisitos a observarse al efecto.
El que un penado no haya cumplido la cuarta parte de su condena, ¿qué consecuencias conlleva?: Que no pueda ser clasificado o propuesto para tercer grado hasta que no transcurra un periodo de observación no inferior a dos meses (a contar desde el momento en que se recibe el testimonio de sentencia). Que no pueda ser clasificado o propuesto para tercer grado. Que se requiera, en todos los casos, un tiempo suficiente de estudio y la concurrencia favorable de las variables intervinientes en el proceso de clasificación. Las opciones anteriores son falsas.
Conforme el artículo 36.2 del Código penal, la clasificación en el tercer grado del condenado a pena de prisión permanente deberá ser autorizada por el Tribunal previo pronóstico individualizado y favorable de reinserción social, oídos el Ministerio Fiscal e Instituciones Penitenciarias, y no podrá efectuarse hasta el cumplimiento de: 20 años de prisión efectiva, en el caso de que el penado lo hubiera sido por un delito del Capítulo VII del Título XXII del Libro II del Código penal. El penado no podrá disfrutar de permisos de salida hasta que haya cumplido un mínimo de 12 años de prisión. 10 años de prisión efectiva, en el resto de los casos. El penado no podrá disfrutar de permisos de salida hasta que haya cumplido un mínimo de 5 años de prisión. 25 años de prisión efectiva, en el caso de que el penado lo hubiera sido por un delito del Capítulo VII del Título XXII del Libro II del Código penal. El penado no podrá disfrutar de permisos de salida hasta que haya cumplido un mínimo de 15 años de prisión. 15 años de prisión efectiva, en el resto de los casos. El penado no podrá disfrutar de permisos de salida hasta que haya cumplido un mínimo de 10 años de prisión.
Un penado, cuando no esté conforme con la resolución de clasificación inicial adoptada por el Centro Directivo: Puede acudir siempre en vía de queja ante el Juez de Vigilancia. Puede acudir siempre en vía de queja ante el Juez de Vigilancia si la clasificación lo es en primero o segundo grado de tratamiento. Podrá solicitar que el Centro Directivo se pronuncie nuevamente sobre el mantenimiento o cambio de grado. Podrá acudir en vía de recurso ante el Juez de Vigilancia.
Se trataría de un penado sin clasificar, de entre los siguientes: El que estando ingresado en prisión por una única causa, resulta condenado y recurre la sentencia ante otro órgano judicial de superior jerarquía. El que habiendo sido condenado en virtud de sentencia firme por alguna causa, le restan otras en preventiva. El que habiendo sido condenado en virtud de sentencia firme, no acepta ningún tratamiento. El que habiendo sido clasificado inicialmente en alguno de los grados de tratamiento, recurre dicha clasificación y no se ha recibido resolución al respecto.
Respecto del proceso de clasificación inicial en grado de tratamiento de un penado, señala la respuesta correcta: Se inicia con la propuesta del Equipo Técnico respecto a establecer los criterios de agrupamiento en un determinado Centro Penitenciario conforme su situación penal de personalidad. Es una actividad administrativa iniciada siempre con la propuesta de la Junta de Tratamiento e informe del Equipo Técnico, y concluida siempre con la resolución del Centro Directivo, por la que se asigna al penado uno de los tres grados existentes, determinando la aplicación de diferentes normas regimentales y la ejecución de específicos programas de tratamiento. Es una actividad administrativa iniciada con la propuesta de un órgano colegiado (Junta de Tratamiento) y concluida con la resolución del Centro Directivo, salvo que la propuesta tenga la consideración de resolución de clasificación inicial, por la que se asigna a un preso o penado uno de los tres grados existentes. Interviene siempre un órgano colegiado penitenciario.
Dentro del proceso de clasificación inicial de un penado en primer grado de tratamiento, señale la Autoridad u órgano que no tiene intervención directa: La Comisión Disciplinaria. El Equipo Técnico. La Junta de Tratamiento. El Jefe de Servicios.
La propuesta de clasificación inicial en grado de tratamiento debe formularse: Por la Junta de Tratamiento, previo informe del Equipo Técnico. En impreso normalizado aprobado por el Centro penitenciario correspondiente. En impreso normalizado dentro del plazo máximo de dos meses desde la resolución del Centro Directivo. En impreso normalizado y contendrá la propuesta razonada de grado.
La propuesta de clasificación penitenciaria debe cursarse al Centro Directivo en el plazo de: 10 días, debiendo dictarse resolución, de forma escrita y motivada, en el plazo máximo de dos meses desde su recepción, pudiéndose ampliar dicho plazo hasta un máximo de dos meses más para la mejor observación de la conducta y la consolidación de los factores positivos del interno. 20 días. 10, ampliables a dos meses, debiendo dictarse resolución en dicho plazo. 10 días, debiéndose notificar al interno interesado, indicándole en la notificación que, de no estar conforme con la misma, puede acudir en vía de recurso ante el Juez de Vigilancia.
La propuesta de un modelo de ejecución en el que se combinen aspectos característicos de varios grados de tratamiento: Es realizada por la Junta de Tratamiento al Centro Directivo. Es realizada por el Equipo Técnico a la Junta de Tratamiento. Contradice el texto del artículo 72.4 de Ja Ley Orgánica General Penitenciaria y por lo tanto, es inviable. Debe ser aprobada por el Centro Directivo, previo informe de la Junta de Tratamiento.
Si la propuesta de clasificación inicial de un interno se ha formulado 62 días después de recibido el testimonio de sentencia: Entonces se ha incumplido el plazo máximo previsto en el artículo 103.2 del Reglamento Penitenciario (dos meses), salvo que concurra la circunstancia prevista del artículo 104.1 Reglamento Penitenciario de 1996. Significa que se ha ampliado el plazo máximo de dos meses para la mejor observación de la conducta y la consolidación de los factores positivos del interno (artículo 103.6 Reglamento Penitenciario). Se ha cumplido el plazo mínimo de dos meses previsto en el artículo 103.2 del Reglamento Penitenciario. Se ha cumplido el plazo marcado por la Ley Orgánica General Penitenciaria.
La propuesta de clasificación inicial en grado penitenciario: Se formulará en impreso normalizado aprobado por el Centro Directivo. Debe remitirse al Centro Directivo en el plazo máximo de 15 días. Debe remitirse al Juez de Vigilancia en el plazo máximo de 10 días. Debe remitirse al Centro Directivo a la mayor brevedad posible.
¿En qué casos la propuesta de clasificación inicial tendrá carácter de resolución (puntos 7, 8 y 9 del artículo 103 Reglamento Penitenciario) ?: Para penados cuyas condenas sean de seis meses o inferiores y siempre que el acuerdo sea unánime o la propuesta sea de segundo o tercer grado. B) Cuando se trate de penados a condenas de hasta un año, cuando el acuerdo sea unánime y cuando la propuesta sea de segundo o tercer grado de tratamiento (deben concurrir las tres). La opción B) enumera, en efecto, los tres casos previstos, pero cualquiera de ellos, por separado, pueden dar carácter de resolución a la propuesta de clasificación inicial. Cuando se den acumulativamente las siguientes circunstancias: que se trate de penados a condenas necesariamente inferiores a un año, si el acuerdo es unánime y la propuesta es de segundo o tercer grado de clasificación.
Si sobreviniera una causa preventiva a un interno clasificado en tercer grado de tratamiento, entonces: Quedaría sin efecto su clasificación en tercer grado. Procedería propuesta de regresión a segundo grado. Se anularía acuerdo precedente de clasificación o progresión a tercer grado, según el caso. Se compatibilizaría la clasificación con la prisión preventiva, si bien, no sería posible el disfrute de libertad condicional.
Señale la respuesta incorrecta. Según el artículo 104.3 del Reglamento Penitenciario, para que un interno que no tenga extinguida la cuarta parte de la condena pueda ser propuesto para tercer grado, deberá: Transcurrir el tiempo de estudio suficiente para obtener un adecuado conocimiento del mismo. Concurrir, favorablemente calificadas, las variables intervinientes en el proceso de clasificación penitenciaria enumeradas en el artículo 102.2 del Reglamento Penitenciario. Deberá valorarse especialmente el historial delictivo y la integración social del penado Constatar una evolución positiva de aquellos factores directamente relacionados con la actividad delictiva.
Un penado clasificado en 2° grado de tratamiento al que se le inicia un nuevo procedimiento judicial, aunque no se le decrete prisión preventiva: Queda sin efecto la clasificación y se da cuenta al Centro Directivo. Queda sin efecto la clasificación y se da cuenta al Juez de Vigilancia. Queda sin efecto la clasificación y se da cuenta a la Autoridad Judicial. Mantiene su clasificación en 2° grado.
Si a un penado clasificado le fuera decretada prisión preventiva por otra causa: Queda sin efecto la clasificación y se da cuenta al Centro Directivo. Queda sin efecto la clasificación y se da cuenta al Juez de Vigilancia Penitenciaria. Pasa a régimen ordinario dando cuenta al Juez de Vigilancia Penitenciaria. Hay que revisarle el grado de clasificación en dos meses.
En la normativa penitenciaria, entre los casos especiales de clasificación se contempla la de los enfermos muy graves con padecimientos incurables, según informe médico. En estos supuestos: Se clasificarán inicialmente en tercer grado de tratamiento. Se podrán clasificar en tercer grado aunque tengan causa preventiva. Se concederá directamente la libertad condicional, aunque no hayan cumplido las 3/4 partes de la condena. Podrán ser clasificados en tercer grado, con independencia de las variables intervinientes en el proceso de clasificación.
Si un penado estuviese ya clasificado y le fuera decretada prisión preventiva por otra u otras causas Quedará suspendida dicha clasificación, dando cuenta al juez de Vigilancia Penitenciaria. Quedará sin efecto dicha clasificación, dando cuenta al Centro Directivo. No surtirá efectos la prisión preventiva sobre las causas ya penadas. Se pondrá en conocimiento del Centro Directivo a los efectos que procedan.
Si un penado estuviese ya clasificado y le fuera decretada prisión preventiva por otra u otras causas: Se le mantendrá dicha clasificación, ya que la tenencia de causas preventivas sólo imposibilita la clasificación inicial. Quedará sin efecto dicha clasificación, dando cuenta al Centro Directivo. Quedará sin efecto dicha clasificación, dando cuenta al Juez de Vigilancia. El Centro Directivo podrá razonadamente dejar sin efecto dicha clasificación.
Los penados enfermos muy graves con padecimientos incurables, según informe médico: Podrán ser clasificados en tercer grado por motivos humanitarios, aunque se les hubiere decretado prisión preventiva por otra u otras causas. Podrán ser clasificados en tercer grado por motivos humanitarios, valorando especialmente su historial delictivo e integración social. Podrán ser clasificados en tercer grado por motivos humanitarios, sin necesidad de atender a ninguna otra consideración. Podrán ser clasificados en tercer grado por motivos humanitarios, atendiendo a la dificultad para delinquir y a su escasa peligrosidad.
Pueden ser clasificados en tercer grado los enfermos incurables: En todos los casos. Si tienen responsabilidades preventivas, no. Una vez cumplida la cuarta parte. Notificándoselo al Juez de Vigilancia penitenciaria.
¿Puede el director de un centro penitenciario acordar por delegación la clasificación de un penado, respecto a los internos no vinculados a organizaciones terroristas o internos cuyos delitos no se hayan cometido en el seno de organizaciones criminales?: Solamente cuando se trata de clasificación inicial. Sí, tanto en la clasificación inicial como en las revisiones de grado, cuando se den determinadas circunstancias. Solamente cuando se trate de revisiones de grado en las que la Junta de tratamiento acuerde por unanimidad el mantenimiento de grado. En ningún caso.
Se le notificará al juez de vigilancia: La clasificación en tercer grado de un penado que no ha cumplido la cuarta parte de la condena. El ingreso de un niño menor de tres años en prisión. La clasificación, por unanimidad. en tercer grado de un penado a pena de ocho meses. Ninguna respuesta es exactamente correcta.
Para que un enfermo muy grave con padecimiento incurable sea clasificado en tercer grado, sin cumplir los requisitos para ello, es preciso que: Tenga cumplida la cuarta parte de la condena. Ofrezca escasa peligrosidad. No puede darse este supuesto. Son falsas todas las respuestas.
¿Qué razones últimas subyacen a la aplicación del artículo 104.4 Reglamento Penitenciario?: Regimentales y tratamentales. De dignidad personal y humanitarias. El deber jurídico de respetar el derecho a la libertad en el marco de la legalidad vigente (tratamiento como "derecho a una muerte digna". Altruistas y de ayuda.
Señale la opción que representa un caso especial (articulo 104 Reglamento Penitenciario) en el que no es posible formular propuesta de clasificación inicial: El interno tiene una causa en situación de preventivo. El interno no ha cumplido la cuarta parte de la condena. El interno no cumple los requisitos exigidos para disfrutar permisos ordinarios de salida. El interno tiene más de dos responsabilidades penadas, faltando a una de ellas el correspondiente testimonio de sentencia.
¿En qué casos podrá clasificarse en tercer grado de tratamiento un interno, con independencia de las variables intervinientes en el proceso de clasificación?: A) Cuando esté aquejado de enfermedad muy grave con padecimiento incurable, según informe médico (artículo 102.4 del Reglamento Penitenciario). B) La opción A) es verdadera pero el artículo correcto es el 104.4 del Reglamento Penitenciario Este indica además que debe atenderse a la dificultad que el interno tiene para delinquir y a su escasa peligrosidad. La opción anterior es verdadera pero el artículo correcto es el 106.4 del Reglamento Penitenciario. La opción b) es verdadera pero el artículo correcto es el 103.7 Reglamento Penitenciario.
Para que un interno pueda solicitar que la próxima propuesta de clasificación se haga en la Central Penitenciaria de Observación, debe concurrir que: Se haya reiterado por dos veces la clasificación en primer grado o en segundo grado por la misma Junta de Tratamiento. Haya cumplido, la mitad de la condena. Se haya reiterado por dos veces la clasificación en primer grado por la misma Junta de Tratamiento y en caso de segundo grado, además haber cumplido la mitad de la condena. Que se encuentre próximo a la libertad condicional y la Junta de Tratamiento del Centro de destino no le haya progresado.
Los internos deberán ser estudiados individualmente para evaluar y reconsiderar en su caso, todos los aspectos establecidos en el modelo individualizado de tratamiento al formular su propuesta de clasificación inicial Cada tres meses como mínimo. Cada seis meses como mínimo. Cada seis meses como máximo. Cada tres meses como máximo, si la clasificación inicial fue en primer grado.
El interno podrá solicitar que su próxima propuesta de clasificación se haga por la Central Penitenciaria de Observación: A) Cuando una misma Junta reitere por segunda vez la clasificación en primer grado. B) Cuando una misma Junta reitere por segunda vez la clasificación en segundo o tercer grado, habiendo alcanzado la mitad del cumplimiento de la condena. Las respuestas a) y b) son correctas. Cuando una misma Junta reitere por segunda vez la clasificación en primer grado o, encontrándose en segundo grado y concurriendo la misma circunstancia, haya alcanzado la mitad del cumplimiento de la condena.
Cuando la Junta de Tratamiento no considere oportuno proponer al Centro Directivo cambio en el grado asignado: Se notificará al interno, con indicación del derecho de acudir en vía de recurso ante el Juez de Vigilancia. Se notificará al interno y al Centro Directivo. Se notificará al interno, con indicación del derecho a acudir en vía de queja ante el Centro Directivo. Se notificará al interno, que podrá solicitar la remisión del correspondiente informe al Centro Directivo para que resuelva lo procedente sobre el mantenimiento o el cambio de grado.
En el caso de internos no vinculados a organizaciones terroristas o internos cuyos delitos no se hayan cometido en el seno de organizaciones criminales, ¿cuándo puede un director de un centro penitenciario (por delegación) resolver las revisiones de grado?: Cuando el penado a más de 5 años de prisión haya cumplido al menos la mitad de la condena. Para ello, una de las condiciones es el acuerdo por mayoría absoluta de la Junta de tratamiento. Solamente cabría esta posibilidad cuando la revisión sea de una clasificación en segundo grado de tratamiento. Cuando se trate de un acuerdo de continuidad de grado, por unanimidad de la Junta de tratamiento y que el penado no tenga sanciones graves o muy graves sin cancela.
Los acuerdos sobre revisiones de grado serán obligatoriamente remitidas al centro directivo: Cuando no sean adoptados por unanimidad. Cuando se trate de penados menores de 21 años. En todo caso. Cuando se trate de menores de 21 años y no sean adoptados por unanimidad.
Las dos posibilidades de regresión provisional previstas para internos clasificados en tercer grado: Suponen siempre el pase provisional a régimen ordinario. No suponen nunca la suspensión de salidas de permiso ordinario. Según el caso, suponen una clasificación provisional en segundo grado. Siempre exigen espera hasta el reingreso del interno para proceder a su reclasificación.
En relación a la Central Penitenciaria de Observación, ¿qué supuesto está contemplado expresamente como condición, necesaria y suficiente, para que el interno ejerza su derecho?: Diferentes Juntas han reiterado por segunda vez la clasificación en primer grado. El interno ha alcanzado la mitad del cumplimiento de su condena y se encuentra clasificado en segundo. Es la segunda vez que se reitera el segundo grado por una misma Junta o la tercera que lo ratifican dos Juntas distintas. La misma Junta ha reiterado por segunda vez la clasificación en primer grado.
En el caso en que la Junta de Tratamiento ratifique el segundo grado a un interno (no considere oportuno proponer cambio de grado, en términos del artículo 105.2 Reglamento Penitenciario) entonces: El acuerdo resultante es remitido al Centro Directivo para su aprobación. El acuerdo es notificado al interno. Tal ratificación no se produce hasta la resolución del Centro Directivo cuando el interno ha recurrido al Juez de Vigilancia por vía de recurso ) hasta la resolución del juez de Vigilancia en el caso en que el interno hubiera recurrido al Centro Directivo. Tal acuerdo debe ser ratificado, en todo caso. por el Juez de Vigilancia.
Cuando la Junta de Tratamiento considere oportuno el mantenimiento del grado asignado, se notificará la decisión motivada al interno, pudiendo éste: Solicitar que su próxima propuesta de clasificación se haga por la Central Penitenciaria de Observación. B) Solicitar la remisión del correspondiente informe al Centro Directivo para que resuelva lo procedente. C) Acudir en vía de recurso ante el Juez de Vigilancia para que resuelva lo procedente. Las respuestas b) y c) son correctas.
Conforme el vigente Reglamento penitenciario, cada seis meses como máximo, deberá: Revisarse el grado de tratamiento de los penados, a excepción de los clasificados en primer grado. Revisarse el régimen previsto en el artículo 10 Ley Orgánica General Penitenciaria, tanto a detenidos, presos como penados. Reconsiderarse el grado de los penados y ser progresados a otro superior. Ninguna respuesta es correcta.
Señale, dentro del procedimiento de clasificación inicial, la fase que se produce antes en el tiempo y, por tanto, precede a todas las demás: Resolución del Centro Directivo. Recepción en el Establecimiento del testimonio de sentencia. Inclusión en el protocolo del programa individualizado de tratamiento. Formulación de la propuesta por parte de la Junta de Tratamiento.
La progresión en el grado de clasificación: Dependerá de la modificación positiva de aquellos factores directamente relacionados con la actividad delictiva del interno. Dependerá de la modificación positiva de la conducta global del interno. Permitirá la atribución de responsabilidades más importantes que impliquen un régimen de vida en semilibertad para el interno. Entrañará un incremento en la confianza depositada en el interno, permitiendo la ausencia de controles rígidos en el régimen de vida del mismo.
La regresión de grado procederá cuando se aprecie en el interno, en relación al tratamiento: A) La concurrencia de los factores regulados en el Art. 102.5 del R.P. B) Una evolución negativa en el pronóstico de integración social y en la personalidad o conducta del interno. Una negativa a la participación del interno en las actividades programadas. Las respuestas a) y b) son correctas.
Cuando un interno no participe en un programa individualizado de tratamiento, la valoración de su evolución: Se realizará mediante la observación directa del comportamiento y los informes pertinentes del personal penitenciario y de los Equipos Técnicos, así como utilizando los datos documentales existentes. B) Se realizará mediante la observación directa del comportamiento y los informes pertinentes del personal penitenciario de los Equipos Técnicos que tengan relación con el interno, así como utilizando los datos documentales existentes. Se realizará mediante la observación directa del comportamiento y los informes pertinentes del personal penitenciario que tenga relación con el interno, así como utilizando los datos documentales existentes. La respuesta b) puede ser correcta, pero sólo en el caso de que tal valoración no se haya podido efectuar por otros medios legítimos.
Conforme al Art. 106.5 R.P., se observarán las mismas formalidades, plazo y posible ampliación del mismo que se prevén en el Art.103 R.P., para: Las propuestas de progresión y regresión de grado. Las resoluciones de progresión y regresión de grado. Las propuestas y resoluciones de progresión y regresión de grado. Ninguna de las respuestas es correcta, ya que la ampliación del plazo de resolución, sólo opera para la clasificación inicial, y no para la resolución de progresiones o regresiones de grado.
La progresión en el tratamiento entraña: Un acrecentamiento de la confianza. La concesión de recompensas. La concesión de permisos de salida. Acortamiento de la condena.
La regresión de grado procederá cuando el penado: Cometa una falta grave. Cometa una falta muy grave. Cuando se aprecie una evolución desfavorable en su personalidad. Cuando cometa reiteradamente faltas muy graves.
La evolución favorable de la personalidad del interno llevará consigo: La progresión de grado. El cambio de Establecimiento. La percepción de una recompensa. El cambio de régimen penitenciario.
La regresión de grado de un penado clasificado en segundo grado supone su clasificación en: Primer grado. Tercer grado. Cuarto grado. Todas las respuestas son incorrectas.
Cuando un penado no ha cumplido la cuarta parte de su condena, ¿qué variables intervinientes en el proceso de clasificación deben valorarse especialmente?: Los antecedentes penales y la carrera delictiva. La integración social del penado y el historial delictivo. El riesgo de reincidencia y la adaptabilidad social. La personalidad y las condiciones sociales.
Las propuestas de regresión de grado son formuladas por: La Junta de Tratamiento. El Centro Directivo, en algunos casos. La Junta de Tratamiento o el Centro Directivo, según el caso. Las opciones anteriores son falsas.
Según el Reglamento Penitenciario, la progresión de grado procede cuando se aprecia una modificación positiva de factores relacionados con la actividad delictiva y la regresión cuando se aprecia como una evolución negativa, pero, ¿qué formalidades procedimentales deben seguirse en estos casos?: A) Las mismas que se prevén para la resolución de la clasificación inicial. La opción a) es verdadera con una excepción: La regresión a primer grado exige el visto bueno del Juez de Vigilancia. Las previstas en el artículo 104A Reglamento Penitenciario cuando el interno tiene más de 70 años. Las tres opciones anteriores son falsas. La progresión o regresión de grado se rigen por normas específicas establecidas en el artículo 106.5 Reglamento Penitenciario.
La regresión de grado de clasificación no procederá cuando se aprecie en el interno, en relación al tratamiento: Una evolución negativa en el pronóstico de integración social. Una evolución negativa en la personalidad del interno. Una evolución negativa en la conducta del interno. Procederá tal regresión de grado en todos los supuestos anteriores.
Conforme a la Orden INT/1127/2010, de 19 de abril y siempre que se trate de internos no vinculados a organizaciones terroristas ni cuyos delitos se hayan cometido en el seno de organizaciones criminales, ¿en quién figura delegada la competencia dejar sin efecto la clasificación en grado de los penados en los supuestos legalmente establecidos? En los Gerentes o Directores de los Centros Penitenciarios y Centros de Inserción Social. En el Subdirector General de Tratamiento y Gestión Penitenciaria. En el Subdirector General de Penas y Medidas Alternativas. En el Subdirector General de Relaciones Institucionales y Coordinación Territorial.
Todas las resoluciones de clasificación o progresión a tercer grado adoptadas por el Centro Directivo se notificarán, junto con el informe de la Junta de Tratamiento: Al Ministerio Fiscal dentro de las veinticuatro horas siguientes a la fecha de su adopción. Al Juez de Vigilancia dentro de las veinticuatro horas siguientes a la fecha de su adopción. Al Ministerio Fiscal dentro de los tres días hábiles siguientes a la fecha de su adopción. Al Juez de Vigilancia dentro de los tres días hábiles siguientes a la fecha de su adopción.
¿Qué resoluciones de clasificación o progresión a tercer grado se notificarán, junto con el informe de la Junta de Tratamiento, al Ministerio Fiscal?: Únicamente las efectuadas por acuerdo unánime de la Junta de Tratamiento, conforme lo previsto en el artículo 103.7 del Reglamento Penitenciario. Sólo las resoluciones de clasificación o progresión a tercer grado adoptadas por el Centro Directivo. Exclusivamente las adoptadas por el Centro Directivo en contra de la decisión unánime de la Junta de Tratamiento. Todas las adoptadas por el Centro Directivo o por acuerdo unánime de la Junta de Tratamiento, según lo previsto en el artículo 103. 7 del Reglamento Penitenciario.
Todas las resoluciones de clasificación o progresión a tercer grado adoptadas por el Centro Directivo o por acuerdo unánime de la Junta de Tratamiento: Se notificarán, junto con el informe del Equipo Técnico, al Ministerio Fiscal dentro de los tres días hábiles siguientes a la fecha de su adopción. Se notificarán, junto con el informe de la Junta de Tratamiento, al Ministerio Fiscal dentro de los tres días hábiles siguientes a la fecha de su adopción. Se notificarán, junto con el informe de la Junta de Tratamiento, al Juez de Vigilancia y Ministerio Fiscal dentro de los tres días hábiles siguientes a la fecha de su adopción. Se notificarán, junto con el informe del Equipo Técnico, al Juez de Vigilancia y Ministerio Fiscal dentro de los tres días hábiles siguientes a la fecha de su adopción.
¿Cuál es el plazo previsto para notificar al Ministerio Fiscal las resoluciones sobre clasificación o progresión a tercer grado que se ajustan a lo previsto en el artículo 103. 7 Reglamento Penitenciario (propuestas con carácter de resolución)?: Tres días naturales contados a partir de la fecha de la resolución. B) Se notificarán dentro de los tres días hábiles siguientes a la fecha de la propuesta al Centro Directivo. De 72 horas a partir de la fecha de su adopción. La opción b) debería referirse a la fecha de la resolución y no a la de la propuesta al Centro Directivo.
Según el artículo 108.1 del RP, si un interno clasificado en tercer grado no regrese al Centro Penitenciario después de haber disfrutado de un permiso de salida o de cualquier otra salida autorizada, cuando vuelva a ingresas en un Centro Penitenciario: Será clasificado automáticamente en primer grado. Será clasificado automáticamente en segundo grado. Mantendrá el tercer grado en espera de efectuar la reclasificación correspondiente. Será clasificado provisionalmente en segundo grado en espera de efectuar la reclasificación correspondiente.
Si un interno clasificado en tercer grado no regresase al Centro Penitenciario después de haber disfrutado de un permiso de salida o de cualquier otra salida autorizada: Se le regresará de grado. B) Se le clasificará provisionalmente en segundo grado, en espera de efectuar la reclasificación correspondiente cuando vuelva a ingresar en un Centro Penitenciario. C) Producido el reingreso, la Junta de Tratamiento acordará como medida cautelar, el pase provisional a régimen ordinario hasta que se efectúe la reclasificación correspondiente. Las respuestas b) y c) son correctas.
En los supuestos de internos clasificados en tercer grado que fuesen detenidos, ingresados en prisión, procesados o imputados judicialmente por presuntas nuevas responsabilidades: El Director acordará como medida cautelar, el pase provisional a régimen ordinario hasta que se proceda por la Junta de Tratamiento a la reclasificación correspondiente. El Director acordará como medida cautelar, el pase provisional a segundo grado así como la separación interior que proceda, debiendo proceder la Junta de Tratamiento inmediatamente a la reclasificación correspondiente. El Director podrá suspender cautelarmente cualquier nueva salida, así como acordar la separación interior que proceda y su pase provisional a régimen ordinario. El Director podrá suspender cautelarmente cualquier nueva salida, así como acordar la separación interior que proceda y su pase a régimen ordinario, debiendo proceder la Junta de Tratamiento inmediatamente a desclasificar al interno.
Un penado clasificado en tercer grado, que es ingresado en prisión por la policía por presunta nueva responsabilidad: Automáticamente queda regresado a segundo grado. Quedará en el departamento de sección abierta en espera de la resolución judicial. El Director le puede prohibir las salidas al exterior y trasladarle al departamento de régimen ordinario. Se participará al Juez de Vigilancia.
Todas las resoluciones de clasificación o progresión a tercer grado adoptadas por el Centro Directivo o por acuerdo unánime de la Junta de Tratamiento según lo previsto en el Reglamento penitenciario, se notificarán, junto con el informe de la Junta de Tratamiento, al Ministerio Fiscal y Juez de Vigilancia, dentro de los tres días naturales siguientes a la fecha de su adopción. Tal afirmación es: Incorrecta, dado que tales resoluciones no se exige sean notificadas al Juez de Vigilancia y el plazo señalado es de tres días hábiles, no naturales. Sin embargo, quedan excluidas de la citada notificación las resoluciones de progresión a tercer grado. Correcta. Incorrecta, dado que tales resoluciones no se exige sean notificadas al Juez de Vigilancia y el plazo señalado es de tres días hábiles, no naturales. Sin embargo, quedan excluidas de la citada notificación al Ministerio Fiscal las resoluciones de clasificación o progresión a tercer grado adoptadas por acuerdo unánime de la Junta de Tratamiento según lo previsto en el Reglamento penitenciario. Incorrecta.
La clasificación provisional a la que se refiere el artículo 108 del Reglamento Penitenciario indica: La necesidad de clasificar provisionalmente en segundo ó primer grado de tratamiento a un interno cuando no haya regresado al Centro Penitenciario después de haber disfrutado una salida autorizada o cuando haya sido detenido, ingresado en prisión, procesado o imputado judicialmente por presuntas nuevas responsabilidades. La opción anterior sería verdadera si no incluyera la posibilidad de clasificación provisional en primer grado. La opción a) sería verdadera si contemplara la necesidad de que concurrieran, a la vez, las dos circunstancias que motivan la clasificación provisional. Ninguna respuesta es correcta.
Denunciar test Condiciones de uso
Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información.