option

FBP - [SI]

COMENTARIOS ESTADÍSTICAS RÉCORDS
REALIZAR TEST
Título del test:
FBP - [SI]

Descripción:
FBP - [SI].

Autor:
trolq
(Otros tests del mismo autor)

Fecha de Creación:
21/04/2019

Categoría:
Arte

Número preguntas: 98
Comparte el test:
Facebook
Twitter
Whatsapp
Comparte el test:
Facebook
Twitter
Whatsapp
Últimos Comentarios
No hay ningún comentario sobre este test.
Temario:
El Reglamento penitenciario de 1996 establece una serie de requisitos y condiciones a la hora de practicar cacheos con desnudo integral Señale de entre los siguientes aquél que lo constituya: Existencia de motivos de seguridad concretos y específicos. Existencia de alguna duda respecto a que el interno oculta en su cuerpo cualquier objeto o sustancia. Autorización del Director o, en su defecto, del Jefe de Servicios. Se practicará por funcionarios del mismo sexo que el interno, en lugar cerrado o abierto, pero siempre sin la presencia de otros internos, pudiendo autorizar el Director la aplicación de otros medios de control adecuados.
¿Qué actuaciones están encaminadas a garantizar la seguridad interior de los Establecimientos?: La observación de los internos, los recuentos de la población reclusa, los registros, cacheos, requisas, controles, cambios de celda, asignación adecuada de destinos y las actividades y cautelas propias de las salidas tanto fuera de los módulos como fuera del establecimiento. Preferentemente los cambios de celda la asignación adecuada de destinos y las actividades y cautelas propias de las salidas tanto fuera de los módulos como fuera del establecimiento. El trabajo y la formación. El régimen disciplinario y los medios coercitivos.
La observación de los internos estará encaminada: Al conocimiento de su comportamiento habitual y de sus actividades y movimientos dentro y fuera del Establecimiento, así como de sus relaciones con los demás internos y funcionarios. Al conocimiento de su comportamiento habitual y de sus actividades y movimientos dentro y fuera del departamento asignado, así como de sus relaciones con los demás internos y del influjo beneficioso o nocivo que, en su caso, ejerciesen sobre los mismos. A elaborar un diagnóstico de peligrosidad y adaptabilidad social. Al conocimiento de su comportamiento habitual y de sus actividades y movimientos dentro y fuera del Establecimiento, así como de sus relaciones con el resto de internos y familiares. Si en dicha observación se detectaran hechos o circunstancias que pudieran ser relevantes para la seguridad del Establecimiento o el tratamiento de los internos, se elevarán los oportunos informes.
Los recuentos ordinarios de control de la población reclusa se realizarán: Diariamente. Semanalmente. Diariamente o semanalmente, según el caso. Cada dos días.
Además de los recuentos ordinarios, se efectuarán los recuentos extraordinarios que se ordenen por: El Director, comunicándolo al Centro Directivo, teniendo en cuenta la situación existente en el Centro o departamento en que se haya de practicar la medida, así como el comportamiento de los reclusos afectados por la misma. El Jefe de Servicios, comunicándolo al Director, teniendo en cuenta la situación existente en el Centro o departamento en que se haya de practicar la medida, así como el comportamiento de los reclusos afectados por la misma. El Funcionario del departamento correspondiente, comunicándolo al Jefe de Servicios, teniendo en cuenta la situación existente en el Centro o departamento en que se haya de practicar la medida, así como el comportamiento de los reclusos afectados por la misma. El Jefe de Servicios, teniendo en cuenta la situación existente en el Centro o departamento en que se haya de practicar la medida, así como el comportamiento de los reclusos afectados por la misma (no se precisaría comunicación al Director).
Los recuentos ordinarios y extraordinarios se practicarán de forma que se garantice su rapidez y fiabilidad y sus resultados: Se comunicarán verbalmente al Director. Se reflejarán en parte escrito suscrito por los funcionarios que los hubiesen efectuado, que se dirigirá al Director. Se reflejarán en parte escrito suscrito por los funcionarios que los hubiesen efectuado, que se dirigirá al Jefe de Servicios. Se reflejarán en parte escrito suscrito por el Jefe de Servicios que los hubiesen efectuado, que se dirigirá al Director.
De la lectura del RP vigente se desprende que deben llevarse a cabo registros y cacheos de las personas, ropas y enseres de los internos y requisas: De las taquillas personales, las ventanas y los techos de las celdas. De los locales y dependencias comunes, exclusivamente. De las puertas, ventanas, suelos, paredes y techos de los Locales. y dependencias de uso común, preferentemente. De las puertas, ventanas, suelos, paredes y techos' de las celdas o dormitorios, así como de los locales y dependencias de uso común.
Se podrá realizar cacheo con desnudo integral con autorización: De cualquier funcionario. Expresa del Director, en todo caso. Del Jefe de Servicios. Las opciones anteriores son falsas.
Los cacheos con desnudo integral se realizarán: Por motivos de tratamiento concretos y específicos, cuando existan razones individuales y contrastadas que hagan pensar que el interno oculta en su cuerpo algún objeto peligroso o sustancia susceptible de causar daño a la salud o integridad física de las personas o de alterar la seguridad o convivencia ordenada del Establecimiento. Por motivos de seguridad concretos y específicos, cuando existan razones individuales y contrastadas que hagan pensar que el interno oculta en su cuerpo algún objeto peligroso o sustancia susceptible de causar daño a la salud o integridad física de las personas o de alterar la seguridad o convivencia ordenada del Establecimiento. Por motivos de seguridad y sólo cuando existan razones individuales o colectivas que hagan pensar que el interno oculta en su cuerpo alguna sustancia prohibida. Por motivos de seguridad concretos y específicos, cuando existan razones individuales y contrastadas que hagan pensar que el interno oculta en su cuerpo algún objeto.
El RP establece que se intervendrá: El dinero, alhajas y todos los objetos de valor, así como aquellos considerados nocivos para la salud. El dinero, alhajas u objetos de valor no autorizados, así como los objetos que se entiendan peligrosos para la seguridad o convivencia ordenada o de ilícita procedencia. Todos aquellos que puedan considerarse objetos de valor o peligrosos. Todos los mencionados en la opción b) excepto el dinero.
Los objetos peligrosos o prohibidos: Serán destruidos. Deberán ser remitidos a la Autoridad Judicial competente. Deberán ser destinados a la caja fuerte del Establecimiento, en todo caso. Las opciones anteriores son falsas.
Un funcionario de vigilancia, después de que un interno celebre una comunicación íntima, tiene razones fundadas para pensar que el interno por su actitud y la de los comunicantes puede ser portador de drogas, ¿puede realizar un cacheo al interno con desnudo integral?: Sí, las comunicaciones íntimas son el mecanismo idóneo para introducir droga en los Establecimientos y por lo tanto el funcionario puede realizar dicho cacheo. No, deberá trasladar esas razones al Jefe de Servicios, para que este, si lo considera adecuado, autorice llevar a efecto el cacheo con desnudo integral. No, debería limitarse a cachear al interno utilizando medios electrónicos. Sí, al ser la droga una sustancia susceptible de causar daño a la salud y alterar la convivencia.
Según las previsiones reglamentarias, los cacheos con desnudo integral: Los deberá ordenar necesariamente el Director del establecimiento. Se podrán realizar con autorización u orden motivada del Jefe de Servicios. Se podrán realizar por iniciativa del funcionario de vigilancia, dando cuenta posterior al Jefe de Servicios en parte motivado y firmado por los funcionarios intervinientes. Se podrán realizar, motivadamente, tanto por orden del Director como por iniciativa del funcionario sin necesidad de autorización del Jefe de Servicios, siempre que existan razones de seguridad y urgencia.
Los recuentos extraordinarios de la población reclusa: Son ordenados por el Jefe de Servicios comunicándolo a la Dirección del Establecimiento. Se realizarán diariamente coincidiendo con los relevos del personal de vigilancia. Se realizan cuando se han producido numerosas salidas o ingresos de internos. Son ordenados por la Dirección del Establecimiento previa comunicación al Juez de Vigilancia Penitenciaria.
Acorde con el artículo 68.2 del Reglamento Penitenciario, el cacheo con desnudo integral será realizado con la autorización: Del Director del Establecimiento. Del Jefe de Servicios. Del Consejo de Dirección. De la Autoridad Judicial competente.
Al amparo del artículo 68.4 del Reglamento Penitenciario, ¿se podrá practicar, sin su consentimiento, a un interno del que se sospecha que está introduciendo droga en el centro penitenciario dentro de su cuerpo, control con Rayos 'X'?: Sí, si el resultado del cacheo con desnudo integral fuese infructuoso y persistiera la sospecha y previa autorización de la Autoridad Judicial competente. Sí, siendo necesario para ello solamente la autorización del Director. Sí, siendo necesario para ello solamente la autorización del Director e informe favorable del médico del Establecimiento. No, salvo que esté en peligro la vida del interno.
Una de las siguientes no está prevista en el artículo 65.1 del Reglamento Penitenciario como actuación encaminada a garantizar la seguridad interior de los Establecimientos Penitenciarios: Los cambios de celda. La asignación adecuada de destinos. Las rondas nocturnas. Los controles.
Según lo previsto en el artículo 65.2 del Reglamento Penitenciario, la intensidad de las medidas encaminadas a garantizar la seguridad interior de los Establecimientos se ajustará a la potencial peligrosidad de los internos a que se apliquen. Entre los grupos de internos mencionados en ese precepto no se encuentran: Los que manifiesten una inadaptación manifiesta y grave. Los pertenecientes a grupos terroristas. Los de delincuencia organizada Los de peligrosidad extrema.
Según el artículo 67 del RP, Los recuentos extraordinarios serán ordenados por: El funcionario del módulo dando cuenta al finalizar el mismo al Jefe de Servicios. El Jefe de Servicios, comunicándolo a la Dirección. El funcionario del módulo recabando autorización del Director del Centro o Mando de incidencias. El Jefe de Servicios Previa autorización del Director.
Según el RP, los recuentos ordinarios y extraordinarios se practican de forma que se garantice su rapidez y fiabilidad, y sus resultados se reflejan: En parte escrito, suscrito por los funcionarios que los hubiesen efectuado que se dirigirá al Director del Centro. En parte escrito, suscrito por los funcionarios que los hubiesen efectuado, que se dirigirá al Jefe de Servicio. En parte escrito, suscrito por los funcionarios que los hubiesen efectuado que se dirigirá al Subdirector de Seguridad. En parte escrito, suscrito por los funcionarios que los hubiesen efectuado, que se dirigirá al Mando de incidencias.
Si el resultado de un cacheo con desnudo integral fuese infructuoso y persistiese la sospecha de que el interno oculta en su cuerpo algún objeto o sustancia peligrosa para la salud o integridad de las personas o convivencia ordenada del Establecimiento ¿se le podría realizar el interno una exploración radiológica y/o ecografía aún en contra de su voluntad?: No, este tipo de medidas de control no están contempladas el Reglamento Penitenciario. Sí, con autorización de la Autoridad Judicial competente. Sí, con autorización del Director, que debe comunicarlo inmediatamente al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria. Sí, con autorización del Jefe de Servicio, que debe participarlo inmediatamente del Director del Establecimiento.
Indique la opción correcta. A tenor de lo dispuesto en el Articulo 68.1 del vigente Reglamento Penitenciario: Se llevarán a cabo requisas y cacheos de las personas, ropas y enseres de los internos y registro de puertas, ventanas, suelos, paredes y techos de las celdas o dormitorios, así como de los locales y dependencias de uso común. Se llevarán a cabo requisa de las personas, ropas y enseres de los internos y cacheo de las puertas, ventanas, suelos, paredes y techos de las celdas o dormitorios, así como revisión de los locales y dependencias de uso común. Se llevarán a cabo cacheos de las personas, ropas) enseres de los internos y revisión completa de las puertas, ventanas, suelos, paredes y techos de las celdas o dormitorios, así como registro de los locales y dependencias de uso común. Se llevarán a cabo registros y cacheos de las personas, ropas y enseres de los internos y requisa de las puertas, ventanas, suelos, paredes y techos de las celdas o dormitorios, así como de los locales y dependencias de uso común.
Indique la opción correcta. A tenor de lo dispuesto en el artículo 23 de la Ley Orgánica Penitenciaria, las requisas de las instalaciones del establecimiento se efectuarán: Con una periodicidad mensual y cuantas veces lo aconseje la seguridad del establecimiento y dentro del respeto a la dignidad de la persona. Con una periodicidad semanal y cuantas veces lo aconseje la seguridad del establecimiento y dentro del respeto a la dignidad de la persona. Con la periodicidad que reglamentariamente se determine y dentro del respeto a la dignidad de la persona. Cuantas veces lo aconseje la seguridad y la garantía de buen orden del establecimiento dentro del respeto a la dignidad de la persona.
Indique la opción correcta. A tenor de lo dispuesto en el artículo 66 del vigente Reglamento Penitenciario, la observación de los internos estará encaminada al conocimiento de su comportamiento habitual y de sus actividades y movimientos dentro y fuera del departamento asignado, así como de sus relaciones con los demás internos y: Del influjo beneficioso o nocivo que, en su caso, ejercieren sobre los mismos. Del posible control regimental para evitar incidentes. Del posible control que puedan ejercer unos internos individual o grupalmente como forma de oposición a las actividades programadas. La forma de realizar las tareas correspondientes a los destinos asignados.
¿Cuál de las siguientes afirmaciones sobre la seguridad interior de los Establecimientos es incierta?: Corresponderá a los funcionarios de IIPP, con arreglo a los cometidos propios de cada uno y conforme a la distribución de los servicios acordada por el Director. Las actuaciones encaminadas a garantizar la misma consistirán en la observación de los internos, los recuentos de la población reclusa, los registros, los cacheos, las requisas, los controles, los cambios de celda, la asignación adecuada de destinos y las actividades y cautelas propias de las salidas tanto fuera de los módulos como fuera del establecimiento. Si en la observación de los internos se detectaran hechos o circunstancias que pudieran ser relevantes para la misma o para el tratamiento de los internos, se elevarán los oportunos informes. En todos los Establecimientos se intervendrá el dinero, alhajas u objetos de valor, así como los objetos que se entiendan peligrosos para la seguridad o convivencia ordenada o de ilícita procedencia.
Respecto de los recuentos de la población reclusa: Serán ordinarios y extraordinarios, y se practicarán diariamente. Se practicarán siempre teniendo en cuenta la situación existente en el Centro o Departamento en que se hayan de efectuar, así como el comportamiento de los reclusos afectados por la misma. Se practicarán siempre de forma que se garantice su rapidez y fiabilidad. Sus resultados se reflejarán en parte escrito suscrito por los funcionarios que los hubieran efectuado dirigido al Director.
Conforme a lo establecido reglamentariamente, no se corresponde la siguiente afirmación: Los recuentos ordinarios se practicarán en los momentos de la jornada regimental que coincidan con los relevos del personal de vigilancia. Los recuentos ordinarios siempre se llevarán a cabo conforme al horario lijado para los relevos del personal de vigilancia por el Consejo de Dirección. Los recuentos extraordinarios serán ordenados por el Jefe de Servicios, comunicándolo al Director. Los partes donde se reflejen los resultados de los recuentos ordinarios serán dirigidos al Director, y se practicarán conjuntamente por los funcionarios entrantes y por los salientes.
No es un requisito exigido reglamentariamente en los cacheos con desnudo integral que se practiquen a los internos: Que sea necesaria para su realización la autorización del Jefe de Servicios. Que se lleve a cabo en lugar cerrado sin la presencia de otros internos y preservando, en todo lo posible, la intimidad. Que de su realización deba formularse parte escrito firmado por los funcionarios que lo hayan efectuado y dirigido al Jefe de Servicios. Que de su realización haya que dar conocimiento al Juez de Vigilancia.
Respecto de los registros, cacheos, requisas y controles necesarios para la seguridad interior de los Establecimientos: Se formulará parte escrito dirigido al Director cuando éstos hayan sido ordenados directamente por el mismo. Los cacheos con desnudo integral sólo se efectuarán por funcionarios del mismo sexo y por motivos de seguridad concretos y específicos, dando cuenta al Juez de Vigilancia. Si un cacheo con desnudo integral fuese infructuoso y persistiese la sospecha, se podrá solicitar por el Jefe de Servicios al Director la autorización para la aplicación de otros medios de control adecuados. No se procederá al registro y control de las autoridades si la visita de éstas al Establecimiento tiene carácter oficial.
La observación de los internos estará encaminada al conocimiento, entre otros aspectos, de: Su comportamiento habitual, tanto dentro del Establecimiento como fuera de él cuando disfrute de salidas autorizadas. Sus actividades y movimientos dentro y fuera del departamento asignado. Sus relaciones con los internos y personal penitenciario y del influjo beneficioso o nocivo que, en su caso, ejerciere sobre los mismos. Todas las respuestas son correctas.
No es un motivo de seguridad concreto y específico para la autorización de cacheo con desnudo integral la existencia de razones individuales y contrastadas que hagan pensar que el interno oculta en su cuerpo algún objeto peligroso o sustancias, susceptible de: Causar daño a la salud de las personas. Causar daño a la integridad física de las personas. Alterar la seguridad o convivencia ordenada del Establecimiento. Todos los anteriores son motivos por los que se pueden autorizar cacheos con desnudo integral.
El artículo 65 RP enumera las actuaciones encaminadas a garantizar la seguridad interior de los Establecimientos Penitenciarios. Entre ellas no se menciona: La observación de los internos. El empleo de medios coercitivos. Los recuentos de la población reclusa. Todas las anteriores medidas se mencionan en el artículo 65.
Para la aplicación de medidas de seguridad, ante la opción de utilizar medios de igual eficacia, se dará preferencia a: Los de carácter personal. Los de carácter telemático. Los de carácter electrónico. Los de carácter médico.
No se procederá al registro y control de: Las personas autorizadas a comunicar con los internos. Las autoridades, cuando giren visite oficial. Las personas autorizadas para realizar algún trabajo o gestión dentro del Establecimiento. Se debe proceder al registro y control de cualquier persona que acceda al Establecimiento, salvo que se trate de empleados públicos del mismo.
De acuerdo con lo establecido en el artículo 64 del Reglamento Penitenciario, la seguridad interior de los Establecimientos Penitenciarios corresponde: A los funcionarios del Cuerpo de Ayudantes de IIPP. A los funcionarios de los Cuerpos Especial y de Ayudantes de IIPP. A los funcionarios de los Cuerpos de Instituciones Penitenciarias. A los funcionarios y personal laboral de la Administración Penitenciaria.
En relación al dinero que deba ser intervenido a los internos: Se hará cargo el Administrador, procediéndose en todo caso a su ingreso en el peculio o cuenta bancaria de libre disposición del interno. Se hará cargo el Administrador sólo cuando sea moneda española de curso legal, procediéndose en todo caso a su ingreso en el peculio o cuenta bancaria de libre disposición del interno. Será custodiado por el Administrador, salvo que pudiera o debiera ser objeto de intervención oficial, en cuyo caso se remitirá inmediatamente a la Autoridad competente. Se les entregará siempre un resguardo suficientemente expresivo de las cantidades depositadas, con independencia de su procedencia o de su ingreso o no en el peculio de libre disposición.
¿A quién atribuye el Reglamento Penitenciario la competencia para ordenar la práctica de recuentos extraordinarios?: Al Jefe de Servicios. Al Subdirector de Seguridad. Al Director. A todos los anteriores.
¿A cuál de las siguientes finalidades no responde la práctica de un recuento ordinario?: Verificar el número de internos que deben estar. Constatar que cada interno se encuentra en su respectiva celda. Comprobar el estado físico de los internos. Responde a todas las finalidades mencionadas en las anteriores respuestas.
Siempre que se practique un recuento extraordinario, se comunicará: Al Jefe de Servicios. Al Director. Al Centro Directivo. A todos los anteriores.
En el supuesto de que el cacheo con desnudo integral de un interno fuese infructuoso y persistiese la sospecha, se podrá solicitar por el Director la autorización para la aplicación de otros medios de control adecuados: Al Tribunal Sentenciador. Al Centro Directivo. A la autoridad judicial competente. Al Ministerio Fiscal.
Los internos podrán autorizar para que de los objetos de valor intervenidos se haga cargo alguna persona y, en tal caso, la entrega se hará mediante la justificación de su personalidad, debiendo firmar la diligencia de entrega con: El Subdirector de Seguridad. El Administrador. El Jefe de Servicios. El funcionario de Objetos Retenidos.
Un interno ha celebrado una comunicación "vis a vis". A su término ¿podría ser objeto de un cacheo con desnudo integral?: No, en ningún caso. Sí, previa autorización del Jefe de Servicios y en la forma prevista en el artículo 68.3 RP, dado que está constatado que las comunicaciones especiales son la principal vía de entrada de objetos peligrosos o sustancias susceptibles de causar daño a la salud o integridad física de las personas o de alterar la seguridad o convivencia ordenada del Establecimiento. Si, previa autorización del Jefe de Servicios y en la forma prevista en el artículo 68.3 RP, siempre que existan razones individuales y contrastadas que hagan pensar que el interno ha hecho uso de la comunicación especial para introducir en su cuerpo algún objeto peligroso o sustancia susceptible de causar daño a la salud o integridad física de las personas o de alterar la seguridad o convivencia ordenada del Establecimiento. Sí, dado que está previsto reglamentariamente la realización de cacheo con desnudo integral del interno tras el disfrute de comunicaciones "vis a vis".
¿Qué medida/s de seguridad interior se ha/n incorporado de forma expresa a la nueva redacción del artículo 65.1 del Reglamento Penitenciario?: Los cambios de celda. La asignación de adecuada de destinos. Las actividades y cautelas propias de las salidas tanto fuera de los módulos como fuera del establecimiento. Todas las respuestas son correctas.
La intensidad de las medidas señaladas en el apartado 1 del artículo 65 del Reglamento Penitenciario se ajustará: Al régimen que se resulte de aplicación en cada caso. A la potencial peligrosidad de los internos a que se apliquen. A la inadaptación al régimen ordinario puesta de manifiesto por hechos objetivos. Todas las respuestas son correctas.
La intensidad de las medidas de seguridad interior se aplicará especialmente en los supuestos de: Internos pertenecientes a grupos terroristas. Internos pertenecientes a grupos de delincuencia organizada. Internos de peligrosidad extrema. Todas las respuestas son correctas.
Conforme a lo establecido en el artículo 65.2 del Reglamento Penitenciario, cualquiera que sea la intensidad en la que se apliquen las medidas de seguridad interior, se deberán respetar, en todo caso: Los principios de igualdad y no discriminación. B) Los principios de necesidad y proporcionalidad. C) La dignidad y los derechos fundamentales. B y C son correctas.
El apartado 3 del artículo 65 del Reglamento Penitenciario, establece que, a efectos de ajustar la intensidad de las medidas de seguridad en los supuestos previstos en el apartado 2 de dicho artículo, la Administración Penitenciaria podrá constituir: Grupos especializados de funcionarios. Grupos estables de funcionarios. Grupos específicos de funcionarios. Grupos homogéneos de funcionarios.
Los recuentos ordinarios: La hora en que deben efectuarse la fija el Director. Normalmente coinciden con los relevos de los Funcionarios de vigilancia. Deben realizarse sobre toda la población reclusa o sólo de un departamento. Son correctas todas las respuestas.
Los recuentos extraordinarios: Normalmente los ordena el Director. El horario es fijado por el Consejo de Dirección. Puede efectuarse sobre toda la población reclusa o sólo sobre parte de ella. Coincidirán generalmente con el revelo de funcionarios de vigilancia.
Los recuentos: Los extraordinarios se harán siempre en formación. Los resultados de los ordinarios se reflejarán en partes dirigidos al Director y firmados por los funcionarios que los efectúen. No pueden realizarse en horas nocturnas de descanso. Se practicarán de forma que se garantice su rapidez y fiabilidad.
El cacheo integral: El actual Reglamento penitenciario no lo regula. Sólo puede efectuarse sobre personal recluso. Siempre se efectuará en lugar cerrado. Se realizarán siempre con autorización judicial.
Si un funcionario de IIPP cree que un interno que regresa del hospital oculta en su cuerpo un objeto peligroso: Podrá efectuarle un cacheo integral, previa autorización del Director. Para cachearle al desnudo no necesita autorización. Si el resultado del cacheo integral es infructuoso, el Director podrá solicitar la aplicación de otros medios de control. De estos cacheos se dará conocimiento al Juez de Vigilancia.
En la unidad de accesos existe un libro de registro de las personas que acceden al establecimiento. ¿qué personas se anotarán en este libro?: Los Funcionarios. Los Fiscales y sus acompañantes cuando efectúan una visita reglamentaria a los reclusos. Los Agentes judiciales cuando realizan un trabajo oficial. Se anotará a toda persona que deba entrar en el Establecimiento.
Un funcionario retira a un interno un objeto no autorizado. ¿cómo procederá?: El funcionario debe ser el de la Unidad de Ingresos y Salidas B) El objeto se guardará en el departamento de objetos no autorizados C) Se hará cargo del objeto el Subdirector de Régimen, si no existe Subdirector de Seguridad B y C pueden ser correctas.
Las medidas de seguridad interior en los centros penitenciarios: Una de ellas es la aplicación del artículo 10 de la LOGP. Deben regirse por los principios de urgencia y severidad. Deben darse preferencia a los medios personales directos sobre los electrónicos. Los funcionarios pueden utilizar los medios coercitivos, en su caso, sin previa autorización.
El artículo 67 del reglamento regula: Los medios coercitivos. Las medidas de protección personal. Los recuentos. Las medidas de seguridad interior.
Entre las medidas que han de adoptarse para conseguir la seguridad interior de los centros penitenciarios no se contempla: Los recuentos de control de la población reclusa. Los registros de ropas y enseres de los internos. El control de actividades de los internos. La intervención de toda la correspondencia que entre y salga de los Centros.
La tarea de observación y conocimiento es competencia de: Todos los Funcionarios. El Equipo Técnico. Los Educadores y Asistentes sociales. La Junta de Tratamiento.
¿Cuántos recuentos ordinarios se realizarán al día en un centro penitenciario?: Uno como mínimo. Como mínimo debe realizarse tres recuentos ordinarios. Los que considere oportunos el Director. Nunca más de un recuento extraordinario.
Según el artículo 65 del RP, modificado por el RD 419/2011, entre las medidas preventivas y de control en un centro penitenciario no se encuentra: Los cambios de celda. La asignación adecuada de los destinos. Los recuentos ordinarios de la población reclusa. Todas las medidas anteriores vienen contempladas en el artículo 65 del Reglamento penitenciario.
Los recuentos de control de la población reclusa podrán ser: A) Ordinarios, que se realizarán diariamente en los momentos de la jornada regimental que coincidan con los relevos del personal de vigilancia, que se fijen en el horario aprobado por la Dirección del Establecimiento penitenciario; y extraordinarios. B) Ordinarios, y extraordinarios que se ordenen por el Jefe de Servicios, comunicándolo al Consejo de Dirección, teniendo en cuenta la situación existente en el Centro o departamento en que se haya de practicar la medida, así como el comportamiento de los reclusos afectados por la misma. Las respuestas a) y b) son correctas. Ordinarios y extraordinarios. Ambos se practicarán de forma que se garantice su rapidez y fiabilidad y sus resultados se reflejarán en parte escrito suscrito por los funcionarios que los hubiesen efectuado, que se dirigirá al Jefe de Servicios.
La realización de cacheos con desnudo integral a los internos debe estar sujetos a una serie de condiciones reglamentarias. Señale aquella que no representa una de estas condiciones: Por motivos de seguridad concretos y específicos. Razones individuales y contrastadas que hagan pensar que el interno oculta en su cuerpo algún objeto peligroso o sustancia susceptible de causar daño a la salud o integridad física de las personas o de alterar la seguridad o convivencia ordenada del Establecimiento. Autorización del Jefe de Servicios. Realización por funcionarios del mismo sexo que el interno, procurando llevarlo a cabo en lugar cerrado sin la presencia de otros internos y preservando, en todo lo posible, la intimidad y seguridad.
Respecto a la competencia en la seguridad interior de los Establecimientos Penitenciarios, el Reglamento penitenciario establece que corresponde siempre: A los funcionarios de los Cuerpos de Instituciones Penitenciarias, con arreglo a los cometidos propios de cada uno y a la distribución de los servicios acordada por el Director del Establecimiento. Preferentemente a los funcionarios del Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias, salvo los casos previstos en la disposición adicional 1 ª Ley Orgánica General Penitenciaria. A los Cuerpos de Seguridad de Estado en supuestos de graves alteraciones del orden en un Establecimiento, en que, por acuerdo del Ministerio de Interior, podrán ser suspendidos parcial y temporalmente los derechos reconocidos a los internos en la Ley Orgánica General Penitenciaria, quedando bajo la Autoridad penitenciaria la dirección de las actividades de tratamiento, procedimiento administrativo en relación con las autoridades judiciales, régimen económico-administrativo y funciones asistenciales. En tal caso se deberá dar cuenta inmediata del acuerdo a la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados a los efectos de que adopte la resolución que reglamentariamente proceda. Ninguna respuesta es correcta.
Las actuaciones encaminadas a garantizar la seguridad interior de los Establecimientos consistirán en una serie de actuaciones recogidas en el Reglamento penitenciario. Señale aquélla/s que no es/son contemplada/s: La observación de los internos y los recuentos de la población reclusa. El tiempo de internamiento efectivo y las actividades y cautelas propias de las salidas, tanto fuera de los módulos como fuera del Establecimiento. Los controles, los cambios de celda y la asignación adecuada de destinos. Los registros, los cacheos y las requisas.
El artículo 65 del vigente Reglamento penitenciario ha sido modificado por: Real Decreto 419/2011, de 25 de marzo. Real Decreto 419/2011, de 25 de marzo, el cual ha añadido cuatro nuevos apartados. Real Decreto 149/2011, de 25 de marzo. Real Decreto 194/2011; de 25 de marzo, el cual ha modificado el apartado primero y ha añadido dos nuevo apartados (segundo y tercero).
Conforme el artículo 70 del Reglamento penitenciario vigente: Se intervendrá el dinero, alhajas u objetos de valor no autorizados, así como los objetos que se entiendan peligrosos para la seguridad o convivencia ordenada o de ilícita procedencia. Se intervendrá alhajas u objetos de valor no autorizados, salvo el dinero, así como los objetos que se entiendan peligrosos. Se intervendrá objetos peligrosos o prohibidos, procediéndose a su retirada, de la que se dejará constancia por escrito, salvo en los casos en que deban ser remitidos al Juez de Vigilancia competente, así como cuando se trate de objetos de valor, en cuyo caso se hará entrega al Administrador del Centro. Se intervendrá todo dinero no autorizado y, salvo excepciones, objetos de dudosa procedencia.
Respecto a la materia de seguridad, señale la afirmación correcta en todos sus términos: El Reglamento penitenciario vigente residencia, en todos los casos, la competencia de la seguridad interior de los Establecimientos Penitenciarios a los funcionarios del Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias, con arreglo a los cometidos propios de cada uno y a la distribución de los servicios acordada por el Director del Establecimiento. Los criterios de separación interior serán diferentes según se ingrese en Centros de preventivos, cumplimiento y especiales, debiendo procederse a una completa separación teniendo en cuenta diversos criterios. Se efectuarán los recuentos extraordinarios que se ordenen por los funcionarios, comunicándolo a la Dirección. El Reglamento penitenciario prevé los cacheos con desnudo integral bajo determinadas condiciones y motivos, de los que habrá que formular parte escrito.
¿En qué casos corresponde a los funcionarios de Instituciones Penitenciarias la seguridad interior de los Establecimientos?: En todos, sin excepciones. A) En todos, excepto en los supuestos de graves alteraciones del orden o cuando se asigne dicha vigilancia a los Cuerpos de Seguridad del Estado. La opción A) es verdadera pero incompleta por que la asignación de dicha vigilancia a los Cuerpos de Seguridad del Estado sólo puede realizarse en los Establecimientos cerrados (o departamentos especiales de estos) por razones de seguridad pública. En ningún caso, por prohibirlo expresamente el Reglamento penitenciario.
¿Cuántos recuentos ordinarios deben realizarse diariamente?: A) Los que se fijen en el horario aprobado por el Centro Directivo que, en todo caso, deben coincidir con los relevos del personal. B) Se realizarán en los momentos de la jornada regimental que coincidan con los relevos del personal de oficina y tantos como se fijen en el horario aprobado por el Consejo de Dirección. Las opciones anteriores son falsas. Las opciones a) y b) son correctas.
Si se tiene firme sospecha de que un interno esconde en su cuerpo un arma de fuego ¿podría recurrirse al cacheo con desnudo integral?: Sí pero con autorización expresa del Director. Sí, el funcionario o funcionaria de servicios en el departamento que corresponda podrá realizarlo con autorización del Jefe de Servicios. Sí podrá recurrirse bajo las condiciones específicas contempladas en el artículo 68 del Reglamento penitenciario. Sí pero con autorización expresa del Juez de Vigilancia o Autoridad judicial competente, si concurren razones de urgentes.
¿Quién ordena los recuentos extraordinarios?: El Director. El Jefe de Servicios. El Consejo de Dirección. El Consejo de Dirección, previo informe de la Junta de Tratamiento, si concurren razones para ello.
Señale la afirmación incorrecta en relación con la seguridad interior de los Establecimientos: Corresponderá a los funcionarios de IIPP, con arreglo a los cometidos propios de cada uno y conforme a la distribución de los servicios acordada por el Director. Las actuaciones encaminadas a garantizar la misma consistirán en la observación de los internos, los recuentos de población reclusa, los registros, los cacheos, las requisas, los controles, los cambios de celda, la asignación adecuada de destinos y las actividades y cautelas propias de las salidas tanto fuera de los módulos como fuera del establecimiento. Si en la observación de los internos se detectaran hechos o circunstancias que pudieran ser relevantes para la misma o para el tratamiento de los internos, se elevarán los oportunos informes. En todos los Establecimientos se intervendrá el dinero, alhajas u objetos de valor, así como los objetos que se entiendan peligrosos para la seguridad o convivencia ordenada o de ilícita procedencia.
Los recuentos de la población reclusa: Serán ordinarios y extraordinarios, y ambos se practicarán diariamente. Se practicarán siempre teniendo en cuenta la situación existente en el Centro o Departamento en que se hayan de efectuar, así como el comportamiento de los reclusos afectados por la misma. Se practicarán siempre de forma que se garantice su rapidez y fiabilidad. Sus resultados se reflejarán en parte escrito suscrito por los funcionarios que los hubieran efectuado dirigido al Director.
¿Cuál de las siguientes afirmaciones no se corresponde con lo establecido reglamentariamente?: Los recuentos ordinarios se practicarán en los momentos de la jornada regimental que coincidan con los relevos del personal de vigilancia. Los recuentos ordinarios siempre se llevarán a cabo conforme al horario fijado para los relevos del personal de vigilancia por el Consejo de Dirección. Los recuentos extraordinarios serán ordenados por el Jefe de Servicios, comunicándolo al Director. Los partes donde se reflejen los resultados de los recuentos ordinarios serán dirigidos al Director, y se practicarán conjuntamente por los funcionarios entrantes y por los salientes.
Entre los requisitos previstos reglamentariamente para la práctica de cacheos con desnudo integral no figura: Que sea necesaria para su realización la autorización del Jefe de Servicios. Que se lleve a cabo en lugar cerrado sin la presencia de otros internos y preservando, en todo lo posible, la intimidad. Que de su realización deba formularse parte escrito firmado por los funcionarios que lo hayan efectuado y dirigido al Jefe de Servicios. Que de su realización haya que dar conocimiento al Juez de Vigilancia.
Respecto de los registros, cacheos, requisas y controles necesarios para garantizar la seguridad interior de los Establecimientos: Se formulará parte escrito dirigido al Director cuando éstos hayan sido ordenados directamente por él. Los cacheos con desnudo integral sólo se efectuarán por funcionarios del mismo sexo y por motivos de seguridad concretos y específicos, dando cuenta al Juez de Vigilancia. Si un cacheo con desnudo integral fuese infructuoso y persistiese la sospecha, se podrá solicitar por el Jefe de Servicios al Director la autorización para la aplicación de otros medios de control adecuados. No se procederá al registro y control de las Autoridades si la visita de éstas al Establecimiento tiene carácter oficial.
Cuando los funcionarios, detecten alguna anomalía regimental o cualquier hecho o circunstancia indiciaria de una posible perturbación en la vida normal del Centro: Lo pondrán inmediatamente en conocimiento del Jefe de Servicios. Lo pondrán inmediatamente en conocimiento del Director. Lo pondrán inmediatamente en conocimiento del Subdirector de Seguridad. Todas las respuestas pueden ser correctas, dependiendo de la gravedad de la anomalía regimental observada.
Las requisas de puertas, ventanas, suelos, paredes y techos de las celdas o dormitorios, es una actividad de vigilancia y seguridad que debe ser realizada por: Los funcionarios de Instituciones Penitenciarias. Internos auxiliares si los designa la Junta de Tratamiento. Internos auxiliares, ocasionalmente si así se lo ordena el Jefe de Servicios. Internos auxiliares, en situaciones de emergencia y carencia de funcionarios.
Existen criterios legales para intervenir las comunicaciones de un interno con sus familiares y amigos ¿cuál de los enumerados a continuación no está contenido en la ley orgánica general penitenciaria?: Por razones de seguridad. Por interés del tratamiento. En interés del buen orden del Establecimiento. Por razones de aseguramiento de su persona.
Los recuentos de control de los reclusos se anotarán: En el Libro de Recuentos. En el Libro de Ordenes de Dirección. Los ordinarios en un estadillo; los extraordinarios verbalmente. En partes firmados por los funcionarios respectivos.
La observación de los internos preventivos corresponde de una forma especial: Los preventivos no pueden ser observados. Como medida regimental, corresponde a los funcionarios de vigilancia. A los miembros del Equipo Técnico. Al Jefe de servicios.
Tras un cacheo con desnudo integral infructuoso, podrá ordenar la aplicación de otras medidas de control: La Autoridad judicial correspondiente. El Director. El Jefe de Servicios. Por razones de urgencia el funcionario, participándolo inmediatamente al Jefe de Servicios.
El reglamento penitenciario establece que del resultado de registros y controles hay que dar: Informe. Parte. Informe y parte. Ninguno de ellos.
Los cacheos con desnudo integral: Sólo se pueden practicar en los internos. Precisan la autorización de la Autoridad Judicial. Precisan la autorización del Director. Ninguna respuesta es correcta.
De los cacheos efectuados a los internos: Se formulará parte escrito, si el cacheo es integral. Si es integral, se notificará al Juez de Vigilancia. Siempre se formulará parte por escrito, dirigido al Director. Siempre están referidos a personas.
En la utilización de las medidas de control, se dará preferencia a: Las medidas de carácter personal. Actividades de reeducación. Las medidas de carácter electrónico. Los medios de carácter mecánico.
En cuanto al cacheo con desnudo integral no es cierto que: Si resulta infructuoso, la aplicación de otros medios de control debe autorizarlos el Director. En ningún caso se efectuará por funcionarios de distintos sexo. Sólo deberán realizarse cuando se sospecha que el interno oculta algo peligroso en su cuerpo. Lo autorizar el Jefe de servicios.
Las medidas de seguridad interior se regirán por los principios de: Necesidad y disciplina. Necesidad y orden. Necesidad y proporcionalidad. Proporcionalidad y disciplina.
Cuando los funcionarios, a través de las distintas medidas de seguridad, detecten alguna anomalía regimental o de cualquier hecho o circunstancia indiciario de una posible perturbación de la vida normal del Centro, lo pondrán inmediatamente en conocimiento: Del Director. Del Funcionario Encargado del módulo en el que se ubica el interno. Del Subdirector de Seguridad. Del Jefe de Servicios.
Constituyen, conforme el Reglamento penitenciario de 1996, principios generales por lo que deben regirse las medidas de seguridad en los Centros penitenciarios, los siguientes: Necesidad y proporcionalidad. Exclusión de la utilización de cualquier medio de carácter manual, dándose preferencia a los de carácter electrónico. Coherencia y eficacia. Proporcionalidad y prioridad.
Según el artículo 71.1 del Reglamento Penitenciario, las medidas de seguridad se regirán por los principios de: Legalidad y proporcionalidad. Necesidad y legalidad. Necesidad y oportunidad. Necesidad y proporcionalidad.
Según el artículo 71.1 RP las actividades de seguridad se llevarán a cabo con el respeto debido a la dignidad y a los derechos fundamentales de los internos, especialmente: Las que sean consecuencia del empleo de medios coercitivos. Las que se practiquen directamente sobre las personas. Las que tengan lugar con medios de carácter electrónico. Todas las respuestas son correctas.
Las medidas de seguridad interior de un Centro penitenciarios se regirán por una serie de principios generales, de entre los que hay que excluir el siguiente: Necesidad. Proporcionalidad. Respeto debido a la dignidad y derechos fundamentales. Ante la opción de utilizar medios de igual eficacia, se dará preferencia a los de carácter manual.
¿Cuáles son los principios que rigen las medidas de seguridad?: Los de coordinación y necesidad. Los de fuerza mínima y vigilancia. Los de necesidad y proporcionalidad. Los de intervención mínima y presunción de inocencia.
Como actividad de seguridad y vigilancia, está reglamentariamente previsto que se pondrá en conocimiento inmediato del jefe de servicios: Cualquier anomalía regimental y hasta cualquier indicio o sospecha de perturbación de la vida normal del Establecimiento. Solamente aquellos hechos o circunstancias que no haya podido atender y resolver el responsable de unidad. Solamente aquellos hechos que pongan en peligro la integridad física de las personas. Solamente aquellos hechos que sean susceptibles de ser sancionados reglamentariamente.
La aplicación de las medidas preventivas de seguridad en un centro penitenciario se regirán por el principio de: Necesidad y proporcionalidad. Legalidad. Presunción de inocencia. Reeducación y reinserción social.
¿Puede el Jefe de Servicios ordenar un cacheo con desnudo integral?: Sí, a los internos y en determinados casos a sus familiares. Este tipo de cacheo sólo puede ordenarlo el Director. Sólo si se trata de internos del Centro Penitenciario. Siempre, previa orden del Director.
La vigilancia y seguridad interior corresponde a los funcionarios de instituciones penitenciarias, con excepción de lo establecido en: Artículo 25.2 de la Constitución. Título preliminar de la ley 1/79. Artículo 75 de el Reglamento Penitenciario. Disposición final primera de la Ley 1/79.
Denunciar test Condiciones de uso
INICIO
CREAR TEST
COMENTARIOS
ESTADÍSTICAS
RÉCORDS
Otros tests del Autor